Actualizado: 26/01/2021 0:24
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Represión

“Indudablemente se está gestando un asesinato”

Entrevista a Raúl Borges Álvarez, padre del prisionero político Ernesto Borges Pérez, sancionado a 30 años por el delito de espionaje

Comentarios Enviar Imprimir

Raúl Borges Álvarez es el padre del prisionero político Ernesto Borges Pérez, quien desde finales de la década de los años 90 cumple una sanción de 30 años de privación de libertad por el delito de espionaje.

Es ya sabido por todos que el señor Raúl, antes de adoptar esta posición contestataria, formaba parte de la contrainteligencia cubana. En estos momentos funge como presidente del denominado Partido por la Unidad Democrática Cristiana de Cuba y es además dirigente de la Agenda para la Transición Cubana.

¿Cuántos años lleva su hijo en prisión y dónde se encuentra en estos momentos?

Raúl Borges (RB): Mi hijo fue arrestado en el año 1997 por lo que en estos momentos lleva 14 en prisión. Ernesto Borges Pérez, como es conocido por la opinión pública nacional e internacional, en casi todos estos años ha permanecido en solitario y total aislamiento, sanción que venía extinguiendo, hasta el 21 de octubre que fue trasladado para la prisión de alta seguridad del Combinado del Este, desde la prisión de “Guanajay” en la antigua provincia Habana, donde estuvo todo ese tiempo.

A raíz de la hospitalización de Laura Pollán su hijo hizo algunas declaraciones. ¿Podría usted decirnos en qué consistieron esas declaraciones?

RB: Ernesto antes de la muerte de Laura hizo unas declaraciones sobre su posible fallecimiento. Un testimonio, una denuncia muy fuerte desde la prisión de Guanajay, acusando a Fidel y a Raúl Castro por el asesinato calculado y frío que le estaban ejecutando a la líder de las Damas de Blanco. Lamentablemente todo ese análisis y toda esa proyección se hizo realidad, aunque hubiéramos querido que todo ese presagio y análisis no hubiera tenido un desenlace tan triste. Pero bueno lo que Ernesto hizo fue que analizó el sistema, y éste se comportó tal como él había dicho. Laura fue asesinada en el Hospital Calixto García después de una semana en terapia intensiva, donde hubo todo un rejuego por parte de la policía política. Todo fue manipulado de una forma tan cruel que perdimos a nuestra querida líder.

¿Estos planteamientos le trajeron a su hijo alguna consecuencia?

RB: Sí. Como no. Estos planteamientos, que fueron ampliamente divulgados por la prensa internacional, irritaron profundamente al régimen de la Isla que arremetió brutalmente contra Ernesto trasladándolo al Combinado y ubicándolo en el edificio 2, piso 2 Sur de la compañía 15. Esta es una compañía de 32 reclusos comunes con todo tipo de características. Ellos no tuvieron en cuenta que Ernesto había sido capitán de la Dirección General de la Contrainteligencia, 1er Analista y que un hombre que ha pertenecido a los Órganos Militares del sistema, por un problema de seguridad, no debe ser ubicado dentro de un destacamento de prisioneros comunes, porque es muy proclive a que pueda sucumbir, en una aparente riña tumultuaria o algún tipo de situación, como un atentado. Entonces, para la opinión pública internacional el Estado cubano puede decir que esto sea un problema entre presos. Esto resulta muy interesante, porque junto con él trasladaron a otro preso político nombrado Orlando Sarraf, que también está preso por espionaje, quien ha cumplido 7 años de una condena de 25. A este lo ubicaron en una celda con dos reos comunes y esa es una situación mucho más favorable. Sin embargo a Ernesto lo tiraron, así podemos decir, en dicha compañía y en estas condiciones.

¿Y usted ha denunciado esta situación?

RB: Sí, esto fue discutido por mí con dos oficiales del Departamento 21 de la policía política de enfrentamiento a la oposición pacífica. Ellos me habían citado el día 27 de octubre para la Unidad de Zapata y C en el municipio Plaza de la Revolución y asistí a ella. Toda la conversación giró, en casi todo su contenido, en amenazas contra Ernesto y sobre los planteamientos que él había hecho contra los gobernantes Fidel y Raúl Castro, y a la vez también hablaron de una forma bastante profunda y amenazante contra mí.

¿En qué consistieron dichas amenazas?

RB: Me amenazaron que no podía continuar mi actividad opositora con la intensidad que la estaba ejecutando y que además no me permitirían ir a la iglesia de Santa Rita todos los domingos como estaba yendo, al lugar donde van las Damas de Blanco. Entonces les dije que en mi condición de opositor seguiré asistiendo a la iglesia todos los domingos.

¿Ha sido víctima de la represión de la policía política en los últimos días?

RB: De ahí para acá se han efectuado operativos de la policía política alrededor de mi persona, inclusive las detenciones han sido en momentos precisos, cuando comienza la mañana del domingo. Tengo prescripción facultativa pues estoy operado del corazón. No me permitieron en estas detenciones hacer las caminatas ni contar con los medicamentos. En la última detención les planteé a ellos que se estaba fraguando un plan de asesinato si no se me permite el plan de rehabilitación para mis padecimientos del corazón y no se me permiten los medicamentos que tengo que tomar y se me somete a un intenso estrés, indudablemente se está gestando un asesinato calculado como se le hizo a Laura. Estos planteamientos los hemos hecho con mucha fuerza. El oficial Aquiles y Alejandro me dijeron que si dejaba mis actividades opositores, entonces ya las detenciones no se efectuarían.

Mi respuesta fue que la actividad opositora la iba a dejar cuando deje de existir el régimen de los hermanos Castro, que llevan 53 años en el poder, el día que Cuba se democratice. Ese día nosotros vamos a dejar de ser opositores y además va a dejar de ser opositor el resto de la oposición pacífica de Cuba.

Aproveché para recomendarles que tomaran un poco más de experiencia de gobiernos de izquierda, como es el caso de Venezuela; el de Correa en Ecuador; el mismo Daniel Ortega en Nicaragua, donde tienen lugar “elecciones democráticas”, hay visos de democracia y de libertad de expresión.

El primer teniente Aquiles me contestó: Mira Borges usted sabe bien que Hugo Chávez hace lo que le orienta Fidel Castro. Entonces ante ese planteamiento tan desproporcionado, propio de personajes que responden a los órganos represivos, le dije que estaba haciendo planteamientos que ponían en riesgo su permanencia en la policía política, porque yo pensaba que cuando esto fuera conocido a través de la prensa plana y los medios de difusión, porque nosotros lo íbamos a hacer público, consideraba que el Gobierno no iba a permitir que un oficial de la contrainteligencia estuviera haciendo público la línea de trabajo que ellos podían estar ejecutando dentro y en el ámbito internacional.

Toda esta situación la narré ante la opinión pública nacional e internacional, porque conocemos al régimen en sus propias entrañas, sus intenciones, los crímenes que ha cometido, tal es el caso de la muerte de Orlando Zapata, la de Soto, el asesinato de Laura Pollán, y mañana puede ser el asesinato de Ernesto Borges Pérez en la prisión o la muerte de este servidor que está en un proceso de recuperación de una operación del corazón. Es demasiada la crueldad en una etapa final ya de su existencia y considero, conociendo bien a estos personeros, que pueden cometer cualquier tipo de crimen. Han sido muchos los desmanes y el horror para mantenerse en el poder desde el año 1959 hasta la fecha.

Entonces, ¿considera usted que la vida de su hijo corre peligro en estos momentos?

RB: Sí, considero que la vida de mi hijo está en serio peligro porque cuando tuve la conversación con Alejandro, del Departamento de Enfrentamiento, y con el primer teniente Aquiles les hice los planteamientos sobre la situación de Ernesto, de su condición de ex capitán y del crimen de ubicarlo en un destacamento con prisioneros de estas características, que solo puede perseguir un fin: asesinarlo. Pues es conocido en el mundo entero, que cuando un hombre que perteneció al cuerpo del FBI o control interno de algún órgano militar es ubicado en diferentes lugares, nunca debe ser con el resto de la población penal, porque los reos comunes pueden arremeter con decisiones personales u orientadas por los propios intereses estatales contra la vida de estos.

Estoy claro que Ernesto está corriendo un serio peligro de muerte y es bueno que la comunidad internacional esté muy al tanto de ello y se pronuncie como él se manifestó acerca del asesinato de Laura Pollán.

¿Cómo se mantiene el estado de salud y de ánimo de Ernesto?

RB: Ernesto está muy delgado, pero su estado anímico está por encima. Mantiene una actitud erguida, dice que su condición de opositor no ha variado, que va a continuar en el frente de combate y que el hecho que lo hayan ubicado en ese lugar como medio de amedrentamiento no van a crear en él pavor ni va a dejar su actividad opositora. Estas son las condiciones en que se mantiene en estos momentos. De salud bastante quebrantada. Es un hombre que padece de 10 enfermedades crónicas, la mayoría adquiridas en la prisión. Indudablemente, no conozco con exactitud las condiciones porque no ha contado con una atención médica especializada, que pueda dar un seguimiento a todas las enfermedades que tiene. Esto lo estuve planteando también en el interrogatorio al que fui sometido. Durante más de 20 días no le permitieron la entrega de los medicamentos, permaneciendo en una situación extremadamente difícil, porque es asmático crónico, se le inflaman las piernas. Reitero que está corriendo un serio peligro. Está indefenso dentro de las garras de este Gobierno. Pueden saciar todo el odio y todo lo que sienten por él.

Se espera, a principios de año, la visita a nuestro país de su Santidad, el Papa Benedicto XVI ¿Qué expectativa tiene usted alrededor de este viaje?

RB: Siempre la visita del Sumo Pontífice a nuestro país, como fue la visita de Juan Pablo II en el año 1998, genera una expectativa de mucha importancia para nosotros, para la oposición pacífica y como católicos que también somos. Indudablemente esto es un regalo que nos hace su santidad y lleva una atención especial, que muestra hacia el pueblo de Cuba, al hacer esta visita una persona que tiene una edad avanzada y que su salud debe estar bastante resquebrajada también. Venir hasta acá nos ofrece mucho aliento a nosotros y a nuestro pueblo tan necesitado de la fe y del amor cristiano y del amor entre los propios cubanos. Pienso que la visita de Benedicto XVI unido al recorrido que hemos tenido por todo el país de la Virgen de la Caridad del Cobre va a crear todo un ambiente de fraternidad y amor entre los cubanos. Considero que en esos días los hermanos Castro, quienes rigen los destinos de este país en estos momentos, puedan tener una variación de conducta y dar pasos a buscar caminos donde nos lleven a la reconciliación de la sociedad cubana. Los actuales gobernantes debieran de una forma objetiva y profunda valorar los acontecimientos que vienen sucediendo en el norte de África y en el Medio Oriente, porque el tiempo de las dictaduras ha llegado a su fin. Esperamos que la visita del Pontífice y el recorrido de la virgen mambisa ayuden a que ellos puedan variar esta conducta y la situación del pueblo de Cuba deje de ser un hueco oscuro y se traduzca en una luz de perspectiva y un futuro de amor.

Como es una visita oficial, se espera que Su Santidad se reúna con el mandatario cubano. De ser así, ¿considera usted que el Santo Padre logre viabilizar nuevas excarcelaciones de prisioneros por motivos políticos?

RB: Este paso sería muy importante. Nosotros recordamos que con la visita de Juan Pablo II una de sus gestiones oficiales con el Estado cubano fue la excarcelación de un grupo grande de presos, aunque en su totalidad no fue cumplimentada. Pero bueno fue un grupo grande de prisioneros que se pusieron en libertad, y pienso que sería una buena oportunidad para lograr este objetivo. Nuestra prensa independiente, los dirigentes de la oposición pacífica tanto en Cuba como en la diáspora es importante que se manifiesten en carta directa al Santo Pontífice para solicitarle que intervenga ante Raúl Castro por ese grupo de hombres que hoy mantienen como rehenes políticos. Los de más altas condenas permanecen encima de su buró y los controla él.

Es válido que alrededor del Papa se sienta esta solicitud y este interés, independientemente que llegue a través de la nunciatura católica o a través de los medios de la alta jerarquía eclesiástica. Debemos accionar y levantar nuestras voces para lograr que estos prisioneros que languidecen con largas condenas y que pasan de veinte años, en este caso mi hijo que ahorita cumple 14 años tras las rejas en condiciones extremadamente crueles, sean liberados a través de sus gestiones y dejen de constituir una agonía para ellos, para sus familiares y para toda la oposición pacífica de Cuba.

Entonces, ¿usted como católico espera algo en especial de esta visita?

RB: Toda visita de estas característica ofrece grandes perspectivas porque es una visita del máximo nivel y la visita papal se caracteriza en cualquier parte del mundo, como una de gran jerarquía, de más prioridad y así es vista por la opinión pública internacional, por la propia diplomacia y por los propios estados donde se espera. Es importante que esto pueda darse como un resultado eficaz y juegue el papel que le está dado. Independientemente de que la máxima jerarquía de la Iglesia no participe de la política del Estado pero sí conocemos que la Iglesia tiene que preocuparse por la obra social, la obra del laicado, por los problemas que existen en cada país. Nosotros somos laicos. Ernesto es católico practicante desde hace ya 13 años y bueno la Iglesia no puede darle la espalda a estos prisioneros políticos que profesan la fe cristiana, que son objeto de represión y los mantienen en condiciones denigrantes. Es vital que haya un pronunciamiento de solicitud no solo al vaticano sino también a la jerarquía de la Iglesia en Cuba. Si el Cardenal no toma en serio la situación de los presos políticos y la horrenda permanencia en las prisiones, la visita entonces no tendría buenos resultados. Estamos a tiempo que esta estrategia se maneje por el exilio cubano y por países democráticos, específicamente por los de la Unión Europea, para que se manifiesten alrededor de esto y que el Santo Padre traiga esta información.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Ernesto BorgesGalería

Ernesto Borges.