Actualizado: 26/06/2019 9:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Disidencia

«No hay tal hombre nuevo, las cárceles están llenas»

Roberto de Miranda, presidente de honor del Colegio de Pedagogos Independientes, habla sobre la deficiente calidad de la educación en Cuba.

Comentarios Enviar Imprimir

[ Archivo multimedia ]

AUDIO: Roberto de Miranda (2.05 min)

"Soy un humilde maestro condenado a 20 años, y ahora en libertad extrapenal, por el sólo hecho de promover mis ideas y oponerme a la política que sigue el Estado con respecto a la educación". Así se define Roberto de Miranda, presidente de honor del Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba (CPIC), mientras nos avisa: "No me siento bien de salud. Tengo la presión arterial en 180 con 110. Perdónenme cualquier incoherencia".

Condenado en el proceso contra el grupo de los 75, De Miranda fundó el CPIC en 1996 con el objetivo de "liberar a los estudiantes del adoctrinamiento, porque le hace daño a nuestra juventud", afirma. Mi delito ha sido "organizar a estos maestros, promover la lectura sin censura", agrega.

El Colegio de Pedagogos Independientes de Cuba cuenta actualmente en sus filas con alrededor de 300 profesores afiliados, según nos dice.

¿Qué pasa en el sistema educativo, que en primaria y secundaria se sustituye al profesor por medios audiovisuales?

Es una medida improvisada, por la falta de maestros. Muchos profesores han dejado el trabajo porque no se ven bien remunerados. Y entonces el gobierno usa las clases por televisión, que se transmiten en todo el país a la misma hora. El muchacho no se motiva con esto, porque, por ejemplo, en Matemáticas, no le puede preguntar las dudas al televisor, ni al profesor que está en el aula en ese momento.

¿Se imparte Matemáticas por televisión?

Sí, junto a Física, Geografía y otras asignaturas. Son treinta minutos por televisión, y los quince minutos restantes son para el llamado "maestro emergente", pero éste no está preparado para solucionar las dudas de la clase televisada. Usted pasa por una escuela secundaria y ve al maestro emergente que apenas puede cuidar de la disciplina de la clase.

También hay muchos profesores fuera del país, en misiones…

Sí, pero lo que más nos golpea es la cantidad de maestros que han dejado las aulas por problemas salariales. Lo que más gana un profesor aquí son 400 pesos. Si éste se va a un agro a vender boniatos o plátanos, sale con 80 pesos todos los días.

El gobierno no para de hablar de la llamada 'universalización de la enseñanza superior'. ¿Debe ser la Universidad masiva?

Es bueno que en los municipios haya sedes universitarias, pero hablemos de la calidad de los profesores que imparten clases: no están preparados. Hay muchos que lo hacen para evitar el servicio militar, para salir de las provincias orientales hacia La Habana. Todos no son así, eso también tengo que decirlo.

Fuera de la Isla comienza a hablarse de un descalabro técnico en la formación de médicos cubanos. ¿Es así?

Eso lo hemos discutido aquí. Las graduaciones masivas de maestros y médicos va a repercutir en un futuro, porque no se preparan bien. No se entiende que aquí un profesor integral, que sólo estudia cinco años, pueda dar Historia, Geografía, Español… hasta cuatro asignaturas. Lo mismo sucede con los médicos. Antes de los años noventa, para estudiar Medicina había que tener más de 96 ó 97 puntos en el escalafón. Hoy los muchachos, con 70 y pico, ya pueden escoger Medicina. A esta masividad hay que tenerle miedo.

También se reconoce que hubo un tiempo en el que la formación universitaria gozaba de mejor calidad…

Hasta el año 1989, la calidad de los profesores que salían de las universidades era buena. Casi todo el mundo tenía que graduarse de licenciado, porque te aplicaban el tridente y no te podías quedar con el título de profesor de secundaria, que es un técnico medio. Tenías que terminar la universidad. A pesar del férreo adoctrinamiento, en ese momento había calidad. Pero, ¿qué pasa ahora? Muchos de los que se gradúan tienen problemas. No saben ni dónde está el continente africano ni la capital de Haití, por poner sólo dos ejemplos. Algunos son buenos en su profesión, pero su cultura como profesional es muy baja.

¿Qué perjuicios trae una educación como la nuestra, a largo plazo?

La separación forzosa, desde edades tempranas del seno familiar, trae problemas en los adolescentes. También las relaciones sexuales precoces, tomar bebidas alcohólicas en las becas, el adoctrinamiento de nuestros niños en las escuelas. Nosotros le tememos a todo esto, porque no hay tal hombre nuevo. Cuando estaba en la cárcel, vi tantos jóvenes y hasta alumnos míos presos por delitos económicos… Las cárceles están llenas.

¿Puede decir, imparcialmente, lo mejor y lo peor de la educación en la Isla?

Lo mejor, lo que nadie puede negar, es que la educación ha sido llevada hasta el último rincón del país. Hay un maestro en cada aula. Muchos de estos jóvenes son "maestros emergentes", que no están preparados, porque son tan adolescentes como los estudiantes. Aunque no estén preparados, están ahí.

Lo peor es el adoctrinamiento tan férreo que hay con los estudiantes. La mayoría de los hijos de los opositores no pueden coger carreras por lo que son sus padres, aunque el muchacho sea brillante. Y, desde luego, es de lo peor tener que trabajar en el campo durante cuatro o cinco horas diarias de manera forzosa.

De forma breve, y además de lo dicho, ¿de qué se habló en el Congreso de Pedagogía Alternativa que el Colegio acaba de celebrar en La Habana?

También se habló de la calidad en la educación primaria. Pedimos la reincorporación de los más de 300 profesores expulsados por motivos políticos y poder impartir nuestras asignaturas sin tener que vincularlas con la política.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.