Actualizado: 05/04/2020 0:00
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Ecuador

Comienza la campaña para la Constituyente

El presidente Correa avisó que si consigue mayoría en la Asamblea disolverá el Congreso.

Enviar Imprimir

Unos 3.100 candidatos que aspiran a formar parte de la Asamblea que redactará una nueva Constitución para Ecuador iniciarán este lunes la campaña electoral, por primera vez con financiación del Estado, informó el Tribunal Supremo Electoral (TSE), según la AFP.

Tras dos meses de depuración de candidaturas, el TSE publicó este domingo la lista oficial con 3.163 aspirantes a los 130 escaños de la Asamblea de plenos poderes, que será elegida el próximo 30 de septiembre.

Por primera vez en la historia republicana de Ecuador el Estado financiará la campaña de los candidatos, con franjas publicitarias en prensa, radio, televisión y vallas, que según el TSE costarán unos 30 millones de dólares.

Con esta medida, el gobierno busca evitar que los grupos económicos influyan en los partidos y movimientos a través del financiamiento del las campañas, perjudicando a otros grupos con menos recursos.

Los postulantes podrán hacer campaña hasta el 26 de septiembre, y durante ese período los aspirantes tienen prohibido financiar publicidad privada relacionada con la Constituyente, entregar donaciones o regalos a los ciudadanos.

La Asamblea, cuya convocatoria fue aprobada con una histórica mayoría en la consulta del 15 de abril, estará compuesta por 24 representantes a nivel nacional, 100 provinciales y 6 representantes por los emigrantes (2 por Europa, 2 por Estados Unidos y Canadá, y 2 por América Latina).

El presidente Rafael Correa impulsa una Asamblea de corte socialista que, según él, deberá disolver el Congreso. Mientras trabaje el órgano deliberante se creará una comisión que legislará durante la ausencia de los diputados, como sucedió en la Constituyente de Colombia en 1991.

"Es falso que si se disuelve el Congreso se acaba la democracia, que es dictadura. Los legisladores, que ganan su sueldito de 4.000 y 5.000 dólares por mes, no quieren dejar la troncha (poder)", manifestó Correa el sábado en su programa radial.

"Si el gobierno gana el 30 de septiembre se disolverá el Congreso y se hará una comisión proporcionalmente a la estructura de la Asamblea —respetando la preferencia electoral— que legislará las leyes que urgentemente necesita el país", añadió.

El gobernante anunció su rotundo rechazo al Parlamento tras la negativa de los diputados a aprobar sus principales proyectos, como la reducción del costo del crédito y la declaración de inconstitucionalidad de un decreto presidencial que sanciona la difusión de grabaciones clandestinas.

"Con este Congreso no se puede hacer nada", dijo Correa.

Asimismo, Correa advirtió el sábado que la "partidocracia" intenta destituirle a través del Congreso, en el que el gobierno no tiene diputados, antes de la elección del 30 de septiembre. Los legisladores "están muy desesperados y son capaces de cualquier tontería", dijo.

La actual Carta Magna, promulgada por una Constituyente en junio de 1998, establece que el Legislativo (con 100 curules) puede destituir al mandatario mediante un juicio político y las dos terceras partes de los votos.