Actualizado: 23/04/2024 20:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Rusia, Elecciones, Fraude

Una reelección que revalida la autocracia

Violaciones, presiones y fraudes generalizados proliferaron en las recientes elecciones presidenciales de Rusia. Algo innecesario, pues todos los principales oponentes de Putin han sido obligados a exiliarse, se hallan encarcelados o han muerto

Comentarios Enviar Imprimir

En el período previo a la votación del 15 al 17 de marzo, había pocas dudas de que el actual presidente Vladimir Putin aseguraría un quinto mandato, ya que todos sus principales oponentes han sido obligados a exiliarse, se hallan encarcelados o han muerto. Como los funcionarios electorales dicen que el 87,28 % de los votos fueron para el hombre fuerte del Kremlin, Putin ahora puede afirmar que la nación lo respalda plenamente como presidente, así como su guerra contra Ucrania.

La publicación digital The Moscow Times publicó en su entrega semanal más reciente un artículo titulado “Fraude, violaciones y presiones: Observadores de las Elecciones describen el voto presidencial ruso 2024”, donde recoge abundantes pruebas de ese tema. Toda la información que a continuación se resume ha sido tomada de ese texto.

Más de una docena de observadores electorales que aceptaron hablar con los redactores de The Moscow Times informaron sobre infracciones electorales generalizadas en la carrera presidencial de Rusia de 2024, incluidas falsificaciones de los resultados finales y violaciones de las reglas electorales.

Como se expresa en el artículo, los expertos sostienen que millones de votos emitidos para Putin probablemente fueron manipulados para garantizar su victoria durante el período de votación de tres días, un formato recientemente introducido que los críticos advirtieron que podría facilitar la falsificación de resultados.

Sus rivales, que eran ampliamente vistos como marcadores de posición elegidos a dedo, recibieron un número marginal de votos, según los resultados de la Comisión Electoral Central (CEC) de Rusia. El candidato comunista Nikolai Kharitonov quedó en segundo lugar con el 4,31 % de los votos, mientras que Vladislav Davankov del Nuevo Pueblo y el nacionalista Leonid Slutsky obtuvieron el 3,85 % y el 3,20 % respectivamente.

La CCA dijo que no tiene información sobre los casos en los que los resultados de la votación fueron declarados inválidos. Pero de los 17 observadores electorales entrevistados por The Moscow Times, 11 dijeron que las violaciones en sus colegios electorales los llevaron a cuestionar los resultados del recuento de votos.

Comisión electoral que falsificó los resultados

En algunos casos, los observadores electorales describieron una flagrante falsificación de los resultados, así como casos en los que los nombres de los candidatos y sus resultados se mezclaron “por error”. Seis observadores dijeron que creían que los resultados de la votación en sus colegios electorales se contaron correctamente. Aun así, informaron haber presenciado errores en los procedimientos electorales.

En la capital rusa, dos observadores electorales contaron a The Moscow Times sobre las falsificaciones que presenciaron en sus colegios electorales, y dijeron que las comisiones electorales locales, que supervisan el proceso de votación, registraron resultados incorrectos en el recuento final.

Artyom Guselnikov, que trabajó como observador en el colegio electoral número 205 de Moscú el sábado y el domingo, dijo que después del cierre de las urnas, los observadores y los miembros de la comisión electoral “contaron los votos” y “acordaron los resultados”, pero la comisión terminó y no incluyó esos resultados en el recuento final y “esperó alrededor de una hora”. Luego, “después de una llamada telefónica a un observador electoral de la Cámara Cívica de Rusia”, la comisión electoral “falsificó” los resultados del escrutinio final, ignorando a los observadores que estaban presentes en el lugar de votación y que tenían derecho a verificar los resultados, dijo Guselnikov.

Guselnikov, que presentó una queja oficial sobre los resultados en el colegio electoral número 205, dijo que se sumaron 152 votos para Putin y se quitaron 37 votos a Davankov, el candidato que algunos rusos de tendencia opositora consideraban una “alternativa” su apoyo al inicio de negociaciones de paz con Ucrania.

De manera similar, la observadora electoral de Moscú Alyona dijo que los miembros de la comisión electoral en su colegio electoral se negaron a registrar los resultados inmediatamente después de que se contaron todos los votos. “Después de unas dos horas”, la comisión cambió los resultados, sumando votos para Putin y “robó” votos a Davankov, dijo Alyona, quien pidió que se mantuviera su apellido. Según ella, en el colegio electoral donde era observadora se le quitaron 70 votos a Davankov y se sumaron 88 votos a Putin. “Les pedí que contaran los votos y dije que era un delito penal [falsificar los votos]. Nadie reaccionó y llamé a la policía”, dijo Aliona. Llamó a la policía dos veces por la falsificación, pero ningún agente llegó al lugar de votación. Sin embargo, dos funcionarios electorales de alto nivel acudieron al colegio electoral, se encerraron en una habitación con los miembros de la comisión de colegio electoral y discutieron los resultados. “Parece como si quisieran corregir [los resultados] pero fracasaron; resultó que había más papeletas de las urnas en total que las que se entregaron originalmente a la comisión [electoral]”, dijo. “Contaron los votos nulos, contaron algo más... pero no pudieron coincidir con los números”.

“Los dos hombres también le pidieron al diputado de la comisión que les mostrara su nota con el recuento original y los números coincidían con mis cálculos. Incluso leyeron los números en voz alta ante toda la comisión, de modo que todos los que no estaban al tanto de lo que estaba pasando se dieron cuenta de que en realidad se había producido una falsificación”, dijo Aliona. “Anoté los números que discutieron y coincidieron con mis cálculos: Putin tenía 545, Davankov, 152”, dijo. Más tarde llegaron tres mujeres y “pidieron a la comisión que firmara un recuento final de votos falso”, dijo Alyona.

La comisión, dijo Alyona, también violó el procedimiento estándar durante el proceso de recuento de votos. En lugar de contar los votos secuencialmente, dividió todas las papeletas en grupos y las distribuyó entre siete miembros de la comisión. Cuando Alena intentó presentar una denuncia, el jefe de la comisión “se negó a firmarla”. Los críticos dicen que este tipo de violación crea oportunidades para la falsificación, lo que dificulta que los observadores electorales revisen las boletas individuales y los resultados mismos.

Al menos cinco observadores electorales de San Petersburgo y tres de la región de Moscú dijeron a The Moscow Timesque los miembros de sus comisiones electorales locales manipularon los resultados intencionalmente o anotaron “resultados incorrectos por error”. En el colegio electoral número 723 en la ciudad de Ivanteyevka, en la región de Moscú, “parecía que todo fue violado y no se cumplía la ley”, dijo la observadora electoral Polina Barinova a The Moscow Times, describiendo el proceso de conteo de votos. Ella y su colega Fyodor Chernyshev, que trabajaba como observador en el mismo lugar, dijeron a The Moscow Times que no pudieron verificar adecuadamente cómo la comisión contó los votos. “Mientras contaban, simplemente pusieron un montón de papeletas para Putin”, dijo Chernyshev, citando a otro observador en el lugar que pudo observar el incidente.

Ni el jefe de la comisión ni sus otros miembros anunciaron qué votos de los candidatos se estaban contando, según lo exige el procedimiento, dijo Chernyshev. Los resultados de la votación tampoco fueron anunciados después del escrutinio, añadió. “Bueno, al menos no se limpiaron el trasero con esas papeletas, como dijo uno de mis amigos”, dijo Chernyshev a The Moscow Times. Barinova calificó el procedimiento de recuento de “completamente opaco”. “Si no tienen nada que ocultar, ¿por qué se comportarían de esta manera?”.

Infracciones de las normas de votación y escrutinio

Al menos tres observadores de San Petersburgo y la región de Moscú dijeron que, si bien no presenciaron falsificaciones manifiestas ni manipulación de votos, aun así cuestionaron los resultados de sus colegios electorales debido a “violaciones de procedimiento”. Un observador de San Petersburgo, que solicitó el anonimato, dijo que notó que las boletas almacenadas en una caja fuerte cerrada durante la noche parecían haber sido movidas cuando se abrió la caja fuerte el último día de votación. Cuando comparó las fotos de la caja fuerte del sábado y el domingo y pidió a la comisión que explicara la diferente posición de las papeletas, la ignoraron.

“No he observado ningún relleno de papeletas, pero tengo la sospecha de que en lugar de relleno, podría haber habido una sustitución de los paquetes de papeletas o una apertura no autorizada de la caja fuerte”, dijo. “Lo que pasó con los paquetes de papeletas, lo que pasó con las papeletas, sólo Dios lo sabe”. La observadora afirmó que también se le prohibió comprobar la apertura de los paquetes de papeletas y la lista de electores. “Quizás todo esté bien y sea justo allí, pero las violaciones de procedimiento ponen esto en duda”, dijo a The Moscow Times.

Alexei Golyshev, observador de Mytishchi en la región de Moscú, dijo que presentó cuatro quejas oficiales sobre violaciones en su colegio electoral. “No puedo decir definitivamente si el resultado fue manipulado porque no puedo estar seguro”, expresó, pero agregó que la comisión electoral hizo imposible verificar la exactitud del conteo porque los miembros estaban revisando las papeletas simultáneamente, una violación. de las reglas electorales.

Al menos cuatro observadores electorales también dijeron a The Moscow Times que creen que los votantes que trabajan para el estado se vieron obligados a emitir su voto el primer día de la votación de tres días, y algunos trabajadores pidieron tomar fotografías en los colegios electorales para enviarlas a sus jefes.

De los 17 observadores que hablaron con The Moscow Times, solo uno afirmó que no había enfrentado ningún tipo de presión ni se le había prohibido controlar los procesos de votación y recuento de votos. Iván, un observador de Mytishchi, dijo que “la comisión se comportó apropiadamente” y hubo “cooperación”, añadiendo, sin embargo, que hubo “infracciones menores” en su colegio electoral. Otros, como Danil Zimin, un observador de la ciudad de Odintsovo, describieron que miembros de la comisión electoral local les impidieron verificar el proceso de recuento de votos.

Algunos observadores dijeron que los miembros de la comisión los obligaron a permanecer en un lugar en sus colegios electorales, lo que dificultó el seguimiento de la votación. Según Golyshev, lo sacaron del colegio electoral sin motivo aparente cuando se abrieron las bolsas de papeletas. Gusenkov y Aliona, de Moscú, dijeron que los miembros de la comisión electoral incluso los “amenazaron” cuando intentaban controlar su trabajo. “Me dijeron que estoy perturbando las elecciones, que me detendrán y que no puedo filmar nada [en la estación]”, dijo Aliona. “No me sentí segura”, declaró.

Al menos cuatro observadores que hablaron con The Moscow Times también se quejaron de que los miembros de la comisión electoral carecían de conocimiento de las leyes electorales rusas. “La mayoría de los errores no se debieron a alguna directiva hipotética de arriba, sino más bien a la total falta de cuidado de los miembros de la comisión. Eso no es una intención maliciosa, es falta de profesionalismo; la mayoría de las violaciones están directamente relacionadas con esto”, contó. Un observador de San Petersburgo añadió que “se intercambiaron dos candidatos” en su puesto. “El número de votos fue correcto, pero fueron puestos con nombres equivocados”, dijo, y agregó que presentará una denuncia por lo que calificó como “un error”. Zimin dijo que el problema es que los miembros de las comisiones electorales “normalmente son trabajadores estatales que no quieren hacer nada correctamente o según las reglas, sino que sólo quieren irse temprano a casa”. “A nadie le importa”, dijo.

Gleb, un observador electoral de la región de Moscú, que pidió no revelar su apellido, dijo que estaba “conmocionado por el escaso conocimiento de los miembros de la comisión electoral sobre los detalles del procedimiento de organización electoral”. Y agregó que “El hecho de que las comisiones actúen de manera tan arbitraria y con el deseo de acelerar el proceso disminuye la transparencia, crea potencial para irregularidades deliberadas y resulta en errores de conteo”. En su opinión, “Incluso sin fraude, las elecciones no son verdaderamente democráticas”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.