Actualizado: 18/07/2019 14:23
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Ensayo Nuclear Norcoreano

Japón pide al Consejo de Seguridad que sancione a Pyongyang si ejecuta sus planes

China y Corea del Sur consideran peligroso aumentar el aislamiento del régimen de Corea del Norte.

Enviar Imprimir

Japón pidió este jueves a un dividido Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que imponga severas sanciones a Corea del Norte si lleva a cabo un ensayo nuclear, pero el gobierno norcoreano advirtió que no dará marcha atrás a menos que Estados Unidos acepte un compromiso, informó la AFP.

Washington señaló que había detectado posibles preparativos para un ensayo nuclear y un importante diario surcoreano afirmó que el régimen comunista podía detonar una bomba atómica la semana próxima, aumentando la inquietud en la región.

El vicecanciller nipón, Shotaro Yachi, de visita en Washington, dijo que estaba de acuerdo en invocar un capítulo de la Carta de la ONU autorizando sanciones o una eventual acción militar.

"Si Corea del Norte lleva a cabo un ensayo nuclear, será inevitable buscar una resolución de acuerdo con el Capítulo VII en el Consejo de Seguridad", afirmó.

El nuevo primer ministro de Japón, Shizo Abe, conocido por su línea dura respecto a Corea del Norte, partirá el domingo hacia China y Corea del Sur, que han advertido el peligro de aumentar el aislamiento del régimen norcoreano.

"Tiene que llevarse a cabo una buena discusión en las Naciones Unidas para que el Norte comprenda que si continúa llevando a cabo esas acciones, se encontrará en una situación aún peor", declaró Abe ante el Parlamento.

Pyongyang anunció el martes que tenía intenciones de realizar un ensayo nuclear en una fecha no determinada, incrementando la tensión sobre su programa atómico.

Japón y Estados Unidos ya han impuesto la mayor parte de las sanciones que están a su disposición contra Corea del Norte, que comercia fundamentalmente con China y Corea del Sur.

Corea del Norte, que el año pasado anunció ser una potencia nuclear, ha boicoteado las conversaciones de desarme multipartitas desde noviembre pasado para protestar contra una serie de sanciones estadounidenses en su contra destinadas a impedir que lleve a cabo operaciones de blanqueo de dinero y falsificación de divisas.

Pero ni siquiera después del anuncio del miércoles hubo señales de unanimidad en el Consejo de Seguridad, que rechazó los intentos japoneses y estadounidenses de invocar el Capítulo VII después de que Corea del Norte efectuó disparos de ensayo de siete misiles el pasado 5 de julio.

Christopher Hill, el principal negociador norteamericano en las estancadas negociaciones multipartitas sobre el programa nuclear norcoreano, afirmó que su país había advertido a los norcoreanos que no llevasen a cabo un ensayo nuclear a través de su misión ante las Naciones Unidas.

"No puedo decirles en estos momentos lo que haremos, pero sí puedo decirles que no esperaremos que exista una Corea del Norte nuclear. No lo aceptaremos", insistió.

Los 15 miembros del Consejo de Seguridad debían reunirse nuevamente este jueves para estudiar un borrador japonés de "una declaración presidencial", que no es vinculante.

Japón aceptaría que este texto se convirtiese en un mero comunicado de prensa para que fuese aprobado rápidamente, antes de cualquier prueba, afirmó el portavoz del gobierno, Yasuhisa Shiozaki, en Tokio.

Un funcionario de inteligencia norteamericano afirmó en Washington que se habían detectado movimientos inusuales en uno de los lugares sospechosos de Corea del Norte.

"Ellos podrían llevarlo a cabo (el ensayo) con poca o ninguna advertencia previa", dijo este responsable que solicitó el anonimato.