Actualizado: 14/10/2019 9:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Emigración

A propósito del debate sobre la reconciliación en “Espacio Laical”

La autora considera que en este debate está contenida la valoración de la política del Gobierno cubano con su emigración

Comentarios Enviar Imprimir

En su última entrega digital, la revista Espacio Laical presenta un valioso debate sobre el problema “Cuba y su diáspora: un dilema nacional”. Remito al lector a su fuente por la riqueza de los puntos de vista.

Simultáneamente, acaba de salir un excelente informe de la Universidad de la Florida “La diáspora cubana en el siglo XXI” que puede descargarse en CE. A este segundo informe me referiré en próximas entregas.

Discrepo de mi colega Haroldo Dilla cuando señala que ha faltado “la denuncia explícita de la política migratoria cubana como un inmenso mecanismo de expropiación de derechos de los cubanos y cubanas, de represión, de coacción social y de abusos fiscales”.

Veamos lo que dicen los participantes del debate en Espacio Laical:

Aurelio Alonso, denomina el repudio a los emigrados como una “filosofía del castigo”.

Roberto Veiga declara: “Si al emigrante, no importa de qué tipo sea, …se le priva del universo de sus derechos en su país natal, deja de ser un ciudadano —aunque no un natural— de éste y por tanto se convierte en un exiliado. El exilio implica destierro; ya sea por una resolución oficial que declare a alguien exento de derechos en su país de origen y lo obligue a abandonar éste; o porque al marcharse una persona de su país, oficialmente pierda sus derechos formales y/o materiales… Dadas las características que han marcado la generalidad de nuestro éxodo, pudiera ser considerado como un exilio”.

Tomás Bilbao, director ejecutivo del Grupo de Estudios Cubanos con sede en Washington señala: “En Cuba, la falta de libertades individuales, tanto políticas como económicas, han forzado a más de un millón de cubanos a salir de su país en busca de mejores oportunidades… No se puede ignorar que esto se debe principalmente a las políticas fallidas del gobierno de La Habana, que han privado a los cubanos de las libertades y las oportunidades que muchos han encontrado fuera de su país”

Creo que en el debate está contenida la valoración de la política del Gobierno cubano con su emigración aunque los participantes no se hayan pronunciado con las palabras exactas del amigo Haroldo.

Más importante que la clasificación de una política, son las propuestas de lo que es necesario solucionar. Si persistimos solo en la evaluación y no agregamos propuestas para la resolución del problema, ¿cómo pasar de la situación actual a la solución de las relaciones entre todos los cubanos?

Es necesario construir un consenso entre todos los cubanos que vaya perfilando la agenda de cambios y al margen de los gobiernos. Pongámonos de acuerdo entre nosotros primero y luego haremos propuestas a los gobiernos como lo han hecho los investigadores del Informe de la FIU.

Si nos quedamos en el dolor y la rabia, además de hacernos daño a nosotros mismos, no podremos dejarle un legado valioso a nuestros hijos y nietos, y las futuras generaciones de cubanos también nos juzgarán por lo sensato que hicimos o dejamos de hacer: mucho más por lo que construimos que por lo que destruimos.

Para construir la agenda de cambios, encontré al menos tres posiciones importantes en el debate de Espacio Laical.

1. Aurelio Alonso propone separar la agenda de normalización de las relaciones entre los Gobiernos de los EEUU y Cuba de la agenda de cambios del Gobierno cubano con su diáspora. Es decir, independientemente de las relaciones entre los dos gobiernos, el Gobierno cubano tiene que cambiar de manera urgente su relación con su diáspora. Esta misma exigencia de separación la había hecho Aurelio Alonso en la Semana Social Católica del año pasado. Haroldo dice: “casi todos los analistas hacen lo mismo que la academia oficial cubana ha estado haciendo por décadas: disolver la migración de manera preferente en esta relación, tan conflictiva como desigual, entre ambos Estados. Y al hacerlo, obstruyen el camino para un debate nuevo sobre el tema”. En el dossier de Espacio Laical no aparece esta supeditación.

2. Roberto Veiga propone la restitución de los derechos a los emigrados, desde los patrimoniales, es decir, respetar el derecho de propiedad de los bienes en Cuba de los que emigran, hasta el reconocimiento de sus derechos sociales, políticos y económicos, con el derecho a invertir en el país. Tampoco este participante supedita los cambios del Gobierno cubano con relación a su diáspora a la normalización de las relaciones entre los dos estados.

3. Arturo López Levy propone un primer paso: “El paradigma de las relaciones entre Cuba como país y los emigrados cubanos debe ser la realización progresiva de los derechos reconocidos a los emigrantes en las diferentes convenciones de derechos humanos” (internacionales).

En este sentido su propuesta se acerca a lo propuesto en el Informe por los investigadores de la FIU.

Las propuestas del Informe incluyen el análisis de las políticas de otros Estados de la región exitosas con relación a sus emigrados, para proponer políticas similares al Gobierno cubano.

Ninguno de los participantes en el debate de Espacio Laical privilegia el entendimiento entre los dos Estados como condición para normalizar las relaciones del Gobierno cubano con su emigración. En este sentido parece que el amigo Haroldo y yo hemos leído un dossier diferente.

Creo que es importante rescatar lo positivo de estas propuestas para construir consenso entre todos los cubanos de adentro y afuera de la Isla que queremos una patria “con todos y para el bien de todos”

Debatir estas u otras propuestas nos enriquecerán a todos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Exiliados cubanos que viajan a Cuba son recibidos en el Aeropuerto Internacional José MartíFoto

Exiliados cubanos que viajan a Cuba son recibidos en el Aeropuerto Internacional José Martí en La Habana.

Relacionados

DOCUMENTO, PRESENTACIÓN

Presentación del informe “La diáspora cubana en el siglo XXI”

Cristina Eguizábal, directora del Centro de Estudios sobre América Latina y el Caribe (LACC) de la Universidad Internacional de la Florida, presenta el documento “La diáspora cubana en el siglo XXI” el pasado lunes 10 de octubre. El documento fue elaborado por una comisión integrada por Uva de Aragón y Juan Antonio Blanco (FIU), Jorge Duany (Universidad de Puerto Rico), Jorge Domínguez (Universidad de Harvard), Carmelo Mesa Lago (Universidad de Pittsburgh) y Orlando Márquez (Director Revista Palabra Nueva de la Archidiócesis Católica de La Habana). [WenceslaoCruzBlanco]

Comentarios