Actualizado: 30/01/2023 18:55
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Ventana del lector, Cuba

Cuando la paradoja es una regla

No hay que poner palos en las ruedas de cualquier esfuerzo de entendimiento, por parcial e insuficiente que parezca

Comentarios Enviar Imprimir

En Sofismas y más sofismas Lázaro González Valdés presenta sus consideraciones discrepantes de las ideas que expuse en Con la Iglesia hemos topado. Es casi una obligada cortesía reciprocar su gentileza de ocuparse con atención en mi exposición, intentando aclarar algunos de sus señalamientos.

Más que sofismas, que según la RAE es argumento con que se quiere persuadir de lo que es falso, y nada más lejos de mi intención que ello. En especial en torno al proceso cubano, donde lo que abunda son especulaciones, todas con derecho a existir pero unas más lógicas que otras.

Atribuirme el planteamiento de que la unidad de los cubanos de todas las ideologías en torno a la Iglesia sería la vía expedita para una solución ideal de la realidad en la Isla es una tergiversación burda de mi tesis a favor de robustecer un interlocutor independiente, con representación y peso internacional milenario, en lugar de menoscabarlo. Se trata de respaldar todo lo que sea potencialmente constructivo y evitar la desconfianza, la imputación fácil y sin base. Allí donde haya una iniciativa, un paso mínimo en la dirección correcta cabe alentar la esperanza, evitar la cizaña y propiciar el paso siguiente en vez de obstaculizarlo, aunque nadie pueda garantizar a priori el alcance o el éxito final de la gestión.

La historia y la misma cotidianidad de nuestra vida ordinaria nos muestran constantemente que las partes de un problema, de un conflicto, figuran necesariamente en su solución. Más que una paradoja, ello constituye una regla. El ejemplo histórico más claro y cercano es la transición democrática española, construida por el pueblo español bajo la conducción del régimen sucesor designado por el propio Francisco Franco.

Hablar de "imposibilidades metafísicas" como sustento filosófico resulta anticuado y pueril, ya que el determinismo y la dependencia mutua de los contrarios son harto conocidos. La exposición detallada de esta regularidad es, en mi opinión, el aporte más valioso del filósofo clásico alemán Federico Hegel. Tampoco se puede soslayar la realidad crítica que vive Cuba en los ámbitos económico, ideológico y ético, realidad que por no serle ajena a la dirección del país, le impele a buscar una salida que le sea asimilable. Poner palos en las ruedas de cualquier esfuerzo de entendimiento, por parcial e insuficiente que parezca, solo puede favorecer la prolongación y empeoramiento de la situación o el desencadenamiento de una confrontación violenta. Desgraciada y única alternativa que no siempre se reconoce, pero algunos la desean y la esperan sin nombrarla.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.