cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Opinión

Desalojo imperial

Tras los sucesos del hotel Sheraton, el tema cubano irrumpe en la batalla electoral mexicana.

Enviar Imprimir

Luego de la nota diplomática enviada por el gobierno cubano, la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana inició una investigación del caso y aseguró que de comprobarse "violaciones a la Ley de Protección al Comercio y la Inversión", se aplicarían "sanciones administrativas" al hotel, según una información aparecida en el periódico mexicano La Jornada.

México agregó que además enviaría la información sobre el caso a las instancias federales y locales competentes "en materia de protección al consumidor y prevención de la discriminación", a fin de que se realicen las "investigaciones pertinentes y, de ser el caso, apliquen también las penalidades que correspondan", agregó el diario.

Las primeras declaraciones del secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Luis Ernesto Derbez, pretendieron limitar lo ocurrido a un acto de "discriminación" y no a la aplicación extraterritorial de la Ley Helms-Burton. Limitar el caso a la acción de una entidad turística tenía el objetivo de evitar una crisis diplomática y dejar a la cancillería fuera del incidente, pero el intento de Derbez estaba limitado al fracaso casi desde el inicio.

Mientras el lunes Derbez, quien se encuentra de gira por varios países de Europa, declaraba desde Londres que el diferendo "no tenía nada que ver con Cuba, ni con Estados Unidos", sino con una empresa, "el hotel Sheraton María Isabel", en Nueva York una vocera de la cadena propietaria del establecimiento, Starwood Hotels & Resorts Worlwide Inc., afirmaba que era un "tema entre dos gobiernos", según informaciones de la Agencia France Presse.

Ley universal

El desmentido mayor a las palabras del canciller mexicano vino, sin embargo, del propio Washington. El martes el Departamento de Estado justificó la expulsión, afirmando que las leyes estadounidenses sobre Cuba se aplican a todas las empresas de EE UU y sus filiales en el resto del mundo.

"Básicamente, la ley estadounidense se aplica a las empresas de Estados Unidos o filiales de grupos estadounidenses, sin que importe dónde estén, sea en Ciudad de México, Europa o América del Sur", aseguró el portavoz del Departamento, Sean McCormack, de acuerdo con AFP.

El Sheraton María Isabel emitió una declaración de que su "política es la de no discriminar contra ninguna persona a causa de su nacionalidad o cualquier otra razón, y de siempre respetar las leyes en donde se ubican sus hoteles", de acuerdo con una nota aparecida en la edición digital del diario mexicano El Universal.

"De acuerdo a los registros del hotel Sheraton María Isabel, el evento fue contratado y pagado por una empresa estadounidense y por lo tanto el hotel no ha retenido dinero a ciudadanos cubanos ni procedido a enviar dinero alguno a la oficina de controles extranjeros (OFAC) de Estados Unidos", dice El Universal.

Culpar al Sheraton

La reacción de la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana ha sido la de amenazar con sancionar con la "mayor severidad" la aplicación extraterritorial de leyes extranjeras, en caso de comprobarse que así sucedió en el incidente del Sheraton, de acuerdo con otra nota de El Universal. "En México se aplica la ley mexicana", aseguró Derbez, según AFP.

Sin embargo, en otra información de El Nacional se asegura que el canciller "descartó que Estados Unidos haya violado la soberanía nacional de México y por ello no enviará una nota diplomática a Washington". También La Jornada cita la renuencia de Derbez a enfrentar el asunto como un problema diplomático: el reclamo no se haría al gobierno de EE UU "porque ellos tienen su legislación", sino se haría contra la instancia, en este caso el hotel, que en México decidió aplicar "erróneamente" leyes extranjeras.