cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Opinión

Miseria de la batalla de ideas

Nueva 'ofensiva revolucionaria': ¿Otra vez 1968?

Enviar Imprimir

Brecha irreversible

Los apagones, que dijo se acabarían en unos meses, continúan. El sueño de volver al statu quo de los años ochenta, época de leche por la libre y movilizaciones, de menos hambre y más guardias de comité, está condenado al fracaso. La brecha abierta en el muro castrista es irreversible.

La nostalgia del Comandante por los tiempos heroicos de los primeros sesenta no manifiesta sino su propia decadencia y la del régimen. La revolución energética con que dio nombre a este año, no es sino un patético e infructuoso intento de recobrar el espíritu de aquellos tiempos de la educación, la industria y el esfuerzo decisivo, en que se creyó que el desarrollo, como la felicidad, podría conquistarse por decreto.

En medio del último ciclón, el anciano dictador rememora el paso del Flora y demora la intervención del meteorólogo para hablar de la Península de Zapata, que fue, como se sabe, el primer lugar donde se puso en práctica el programa desarrollista de la revolución. Y aunque nadie se atreve a interrumpirlo y les hace pasar un apuro merecido a los periodistas de la mesa redonda, es ostensible la patética ridiculez de Castro, que ellos mismos advierten con un miedo que no alcanzan a disimular del todo.

El poder, dice Foucault en algún lugar, es como un cuchillo: si lo coges por el mando, corta; pero si lo coges por el filo, te corta. Así, a los cubanos no les ha sido difícil darse cuenta, viendo las primeras emisiones de la mesa redonda, que, contra lo afirmado por la misma, la gente en Estados Unidos manifiesta libremente su opinión. Que hasta en el "libelo de la mafia" ( El Nuevo Herald) se polemizaba sobre el caso de Elián González, mientras que en la propia mesa, creada supuestamente para debatir cuestiones fundamentales, no se recuerda un solo debate: todos están de acuerdo sobre todo.

Es evidente que, por suerte, apenas hay ya fanáticos. Los intereses materiales, y no las ideas, rigen la vida de cada uno. Al tiempo que predica la conciencia moral, el Comandante le regala un rolex a sus "guardias rojos". La intervención de estos en los CUPET (gasolineras) provoca un aumento de la gasolina en el mercado negro, que lógicamente condiciona un aumento del precio del pasaje en los taxis particulares, con licencia o sin ella.

Después de llegar a la casa, cansados y hambrientos, pocos cubanos de a pie prenden el televisor para ver la mesa redonda. Mientras más comparece en público, al gobernante se le observa con el morbo que provoca un monstruo de feria, tan legendario como espantoso. ¿Qué tan demacrado luce en relación con la anterior aparición? ¿Qué tan delirante está? ¿Cuánta delgadez esconde el uniforme verde olivo? ¿Se desmayará hoy?


« Anterior1...3456Siguiente »