Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 27/01/2023 18:43

Caña, Zafra, Agricultura

Las muchas paradas de la zafra en Villa Clara

En ocasiones no hay los medios de transporte, pero el problema fundamental es la falta de cañas en los campos, algo que viene arrastrándose desde los años anteriores

A fines de febrero pasado se reajustó el plan de Zafra 2017-18 en Villa Clara, aunque no a la realidad. De más de 180 000 toneladas de azúcar, la provincia ahora solo deberá producir 136 000, un número que no obstante está muy lejano de sus posibilidades reales.

A un mes de esa decisión la provincia solo había alcanzado el 35 % de cumplimiento del nuevo plan, mientras para el pasado 5 de abril, a mes y medio, aún se lucha por acercarse al 50 %.

Las paradas han sido una constante en esta cosecha. De hecho, centrales como el Constancia, al sur de Encrucijada, que sintomáticamente se mantuvo más de 24 horas sin que su chimenea humeara a principios de esta semana, han estado parados durante un tiempo comparable al que han molido.

En algunos centrales, como en el Panchito, los directivos han achacado las continuas paradas a la falta de camiones. En lo que hay algo de verdad, aunque debe de aclararse que la realidad es como siempre mucho más compleja de lo que un miembro del empresariado castrista puede alguna vez concebir.

Los camiones no alcanzan, es cierto, pero por la desorganizada ubicación de los campos de cañas, y sobre todo por las enormes distancias a que suelen localizarse de los centrales. En Placetas, un municipio que perdió todos sus centrales, se puede ver a menudo camiones con dos remolques que se dirigen hacia centrales nunca a menos de 20 kilómetros de los cortes.

Es esta para nada óptima distribución de la materia prima la que estira más allá de sus posibilidades la capacidad de una flota de camiones que, en caso de una más racional distribución de los cortes, seguramente bastaría para las pequeñas zafras que hoy se hacen en Cuba.

Las autoridades achacan además las constantes paradas a los enormes volúmenes de materias extrañas, tierra por sobre todo, que las nuevas combinadas Case hacen llegar a los basculadores. Algo que cabía esperarse a consecuencia del paso del Huracán Irma en septiembre. Entonces la fuerza de los vientos sostenidos por horas y horas aplastó la mayor parte de los cañaverales, con lo cual la caña quedó en una postura para la que estas modernas máquinas no parecen estar preparadas.

Cabe preguntarse si era necesario utilizar estas máquinas para una zafra tan pequeña, y si con las veteranas KTP, y unos quinientos cortadores manuales para los campos más enmarañados, a quienes se le pagara a razón de $12 por 500 arrobas cortadas al día, no habría bastado para tratar de manera efectiva con el lamentable estado de la materia prima.

No obstante, el verdadero problema en esta zafra villaclareña, y la causa de las constantes paradas, no es otro que la falta de cañas. Un problema que dejó la decisión de cumplir a cualquier precio el plan de la zafra pasada: aun al precio de no dejar mucha caña para la siguiente.

© cubaencuentro

En esta sección

Un Mariel silente

Waldo Acebo Meireles , Miami | 13/04/2022

Comentarios


La «Batalla Comunicacional» (I)

Francisco Almagro Domínguez , Miami | 11/04/2022

Comentarios


Cuba, tan cerca Rusia, tan lejos de Ucrania

Francisco Almagro Domínguez , Miami | 29/03/2022

Comentarios


¡Cuba derrota a Venezuela!

Waldo Acebo Meireles , Miami | 28/03/2022

Comentarios


La segunda dictadura de Batista

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 11/03/2022


Cuba sin encanto

Alejandro Armengol , Miami | 24/02/2022

Comentarios



Rectificaciones a Silvio Rodríguez

José Gabriel Barrenechea , Santa Clara | 21/02/2022

Comentarios


Boicotean a la mujer del presidente cubano

Vicente Morín Aguado , La Habana | 17/02/2022

Comentarios


Dictadura y lenguaje (II)

Francisco Almagro Domínguez , Miami | 09/02/2022

Comentarios


Participar en el referendo es legitimar al régimen continuista

José Gabriel Barrenechea , Santa Clara | 07/02/2022

Comentarios


Subir