Ir al menú | Ir al contenido



China

Amnistía Internacional acusa a empresas estadounidenses de colaborar con la censura en China

Microsoft, Google y Yahoo han violado el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, dijo la organización.

Amnistía Internacional (AI) acusó este jueves a Microsoft Corp., Google Inc. y Yahoo Inc. de violar la Declaración Universal de los Derechos Humanos al cooperar con la censura del gobierno chino en Internet, informó Reuters.

Las tres empresas están ignorando sus propios compromisos declarados, que en el caso de Google incluyen el lema corporativo "No seas malo" y no están reconociendo las implicaciones de sus acciones en los derechos humanos, dijo el grupo.

"Estas tres compañías están, de uno u otro modo, facilitando o consumando la práctica de la censura en China", aseguró AI en un informe.

"Han demostrado que han dejado de lado sus propias políticas impulsadas y proclamadas internamente. Han hecho promesas (…) que no han cumplido ante las oportunidades de negocio y la presión del gobierno chino", añadió.

Amnistía dijo que las tres empresas violaban el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que dice que "todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión".

"Esto aumenta las dudas sobre qué declaraciones de estas organizaciones pueden ser creídas y cuáles son gestos públicos", dijo la organización.

Yahoo se defendió diciendo que su presencia en China, incluso con restricciones, podría ayudar a abrir el país y añadió que también estaba preocupado por el tema.

"Creemos que podemos hacer más teniendo incluso una limitada presencia y ampliando nuestra influencia que si no operamos en absoluto en un país en particular", dijo Yahoo en un comunicado enviado a Reuters.

AI afirmó que algunas de las acciones que habían llevado a cabo, como la negativa de Google a ofrecer un servicio de correo electrónico en China por temer la invasión de la privacidad de los usuarios, eran buenas pero que se necesitaban más actos.

En mayo, Yahoo dijo que estaba buscando la ayuda del gobierno estadounidense para instar a Pekín a permitir más libertad a los medios de comunicación, después de que apareciesen noticias que vinculaban la información que la empresa había dado a las autoridades con el encarcelamiento de un disidente.

El caso fue el último en poner de manifiesto el conflicto que las empresas tienen entre los beneficios y sus principios en el segundo mayor mercado de Internet del mundo.

El buscador líder de la red, Google, fue objeto de críticas cuando anunció que bloquearía términos políticamente sensibles en su nueva página en China, acatando las condiciones impuestas por Pekín.

A principios de mes, el gobierno chino condenó al reportero Li Yuanlong a dos años de cárcel, engrosando así la lista de escritores encarcelados por expresarse a través de Internet.

© cubaencuentro

Subir