Hazte amigo de Cubaencuentro y colabora

  • Registrarse
  • Iniciar sesión

Actualizado: 28/11/2014 16:18
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Iglesia Católica, Jaime Ortega

Crece polémica ante críticas al cardenal Jaime Ortega

Analistas destacaron que por ser el Departamento de Estado el coordinador de las políticas de las transmisiones de la Oficina de Transmisiones a Cuba, su visión editorial puede interpretarse como proveniente del Gobierno estadounidense

Comentarios Enviar Imprimir

Las fuertes críticas a las declaraciones realizadas recientemente por el cardenal Jaime Ortega Alamino en Estados Unidos se intensificaron con la aparición de un editorial firmado por el director de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB, por sus siglas en inglés), que califica de “lacaya” la actitud de Ortega hacia el Gobierno cubano, informó El Nuevo Herald.

Según el diario de Florida, el texto fue publicado el pasado jueves en la página de internet de Radio y TV Martí, con sede en Miami —también fue transmitido—, y desapareció el mismo día en que The Washington Post lo citó en un artículo, titulado “Radio y TV Martí, del Gobierno estadounidense, llaman lacayo al cardenal Jaime Ortega”, sobre las recientes críticas al también Arzobispo de La Habana.

“Esta actitud de Ortega sólo pone en evidencia y responde a su contubernio político con el gobierno, a la complacencia de seguir la línea oficial, a no disentir”, escribió Carlos García Pérez, director de OCB, que incluye Radio y TV Martí y es financiada por el gobierno de EEUU. “Esa es una actitud lacaya, además de demostrar una profunda falta de comprensión y piedad con la realidad humana de estos hijos de Dios”.

García Pérez dijo este domingo por la noche a El Nuevo Herald que el editorial no fue retirado en reacción a la nota del diario, sino como parte del cronograma de noticias de la agencia en sus distintas plataformas.

“No estamos escondiendo nada”, afirmó. “No es una cosa que queremos estar machacando todo el tiempo; lo pusimos dos días y lo sacamos”, señaló.

En el editorial, García Pérez le transmite un mensaje directo a Ortega: “Cardenal Ortega, por favor, sea fiel al Evangelio que predica”.

Los comentarios de García Pérez toman relevancia, añade El Nuevo Herald, debido a que Radio y TV Martí es una agencia del Gobierno estadounidense subvencionada por los contribuyentes. Las estaciones están bajo supervisión de la Junta de Gobernadores de Transmisiones (BBG), que son nombrados por la Casa Blanca.

García Pérez confirmó ser el autor del editorial y recalcó que la opinión de Radio y TV Martí no representa la posición del Gobierno estadounidense.

“Estamos financiados por el Gobierno de Estados Unidos, pero tenemos independencia editorial”, explicó García Pérez, director de la OCB desde noviembre de 2010. “Radio y TV Martí tienen su discreción editorial. Nuestra opinión no fue dirigida ni intencionada a faltarle el respeto al Cardenal Ortega”.

No obstante, analistas destacaron que por ser el Departamento de Estado el coordinador de las políticas de las transmisiones de la OCB a Cuba, su visión editorial puede interpretarse como proveniente de Washington.

“Yo diría que esto es equivalente a una declaración de Gobierno de EEUU y que la gente puede concluir, con o sin razón, que esta es una posición de gobierno de EEUU”, expresó a The Washington Post, Phil Peters, experto en asuntos cubanos del Instituto Lexington, en Washington.

Ortega se presentó a finales de abril en un foro sobre el papel de la Iglesia católica cubana en la Universidad Harvard, en Cambridge, Massachusetts. En su ponencia calificó de “delincuentes” a 13 opositores que ocuparon un santuario en La Habana poco antes de la visita el Papa Benedicto XVI a la Isla en marzo, para exigir la mediación del Pontífice en sus demandas políticas.

Añadió que el recientemente fallecido monseñor Agustín Román, obispo emérito de la Arquidiócesis de Miami, le aconsejó en una conversación privada en los años 80 que no mencionara la palabra “reconciliación” durante su primera visita a Miami como cardenal.

Las organizaciones cubanas en el sur de la Florida y los legisladores cubanoamericanos condenaron a Ortega, quien a menudo es visto por los exiliados como facilitador del régimen de Fidel y Raúl Castro, agrega El Nuevo Herald.

“Condenar a estos trece es contrario a la doctrina de Cristo, es mancillar la emancipación del espíritu que propone el Evangelio, es cercenar el derecho a la libre expresión”, escribió García Pérez en el editorial de Radio y TV Martí.

“Quienes conocimos la vida y obra de Monseñor Román sabemos que es una canallada poner esas palabras en su boca y esas intenciones en su corazón”, agregó.

El domingo, García Pérez explicó que objetivo de Radio y TV Martí no era criticar el papel de Ortega ni emitir un juicio sobre la Iglesia católica en la Isla, que ha mediado con el Gobierno cubano en la liberación de prisioneros políticos.

“Es una crítica a las dos expresiones del cardenal”, precisó García Pérez, abogado cubanoamericano criado en Puerto Rico. “Pero más que eso, lo que queríamos era explicar que hay una jerarquía dentro de la Iglesia Católica, que es universal, no nacional”.

Radio Martí fue inaugurada en 1985 para tratar de romper el monopolio del Gobierno cubano sobre los medios de comunicación. La sección de TV Martí fue aprobada por el Congreso en marzo de 1990.

Jorge Domínguez, el profesor de Harvard que invitó a Ortega a Boston, indicó a The Washington Post que el Cardenal era un buen hombre.

“Llamarlo un lacayo es inverosímil”, afirmó Domínguez. “Es increíble que esto venga de un organismo de radiodifusión del Gobierno de Estados Unidos”.

“¿Quién liberó a los presos políticos en Cuba? No fue la Unión Europea. No fue el Gobierno de EEUU. Ni Radio y TV Martí. Fue Ortega quien convenció a Raúl Castro de dejarlos en libertad”, añadió Domínguez a The Washington Post.

No obstante, el profesor de Harvard agregó que los vituperios utilizados por Ortega contra los disidentes eran injustos.

“Muchas personas tienen abiertos expedientes delictivos en Cuba, pero no hay forma de saber si los tienen sencillamente porque son objetivo del Estado por sus actividades políticas”, explicó Domínguez.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.