• Registrarse
  • Iniciar sesión

Historias interminables

Enviar Print

De lo finito a lo infinito. De la genética al hombre cibernético (Benya Publishers, Miami, 2008), como el título indica, es la historia de muchas cosas. Una historia del cosmos y de los ciclos vitales. De la astrofísica y de la antropología. Del hombre y de las galaxias. Montado sobre un lenguaje urgente, pero minucioso, que trabaja el hueso de la información para extenderse en ramificaciones incesantes, este libro confirma a su autor, Juan Benemelis, como uno de los más importantes autores contemporáneos.

Cuatrocientas páginas de un libro vasto más allá de sus cuatrocientas páginas. Es raro constatar, en el ámbito cubano, la existencia de escritores como Benemelis, capaces de fundir en un solo molde, concretamente en volúmenes como éste, al científico, al filósofo, al periodista. Y todo ello mientras se conservan los timbres de una prosa precisa, que a ratos puede jugar, sin embargo, con recursos tan literarios como la metáfora o la enumeración caótica. “Esta específica tecno-cultura planetaria que nos ha conducido hasta los principios del siglo XXI se ha internado en un laberinto sin escapes”, nos advierte el autor. “La curva de la urbanización iniciada en el siglo XIX y la generalización de los electromotores del siglo XX han impreso su ritmo en los volúmenes energéticos consumidos”.

En este libro, Benemelis no se detiene ante nada. A través de catorce extensos capítulos, vertiginosos en su fecundidad, aborda El Catastrofismo, Un planeta en caos, La sociedad biogenética, El mundo paralelo, Un mundo más sabio, Gaia: El planeta agua, La civilización cibernética, El sistema solar, La vida extra-terrestre, La civilización solar, Súper civilizaciones, La astrofísica, El Big Bang y Lo infinito y el colapso. No se detiene siquiera ante el pesimismo objetivo que algunas páginas de De lo finito a lo infinito deslizan, y apuesta por la continuidad: “El dominio de la molécula del ADN nos llevará a influir en la composición y estructura de los organismos vivos, alcanzando la solución de las enfermedades y la ampliación de la inteligencia. Todo ello incrementará el nivel de vida y el consumo, liquidando el subdesarrollo, las enfermedades que atacan el sistema inmunológico y deteniendo el actual envejecimiento prematuro”.

Mientras recorre este libro, el lector tiene la impresión de sumergirse en una historia sin fin, que recrea a escala de vértigo la aventura de la creación y se proyecta hacia el futuro abriendo puertas, cerrando interrogantes. Verdad que corren días urgentes, nadie tiene tiempo de nada, leemos a contraluz –si es que leemos-, atisbando en la distancia, en los aviones, en las clínicas, mientras esperamos que llegue el oculista, pero este volumen posee la rara facultad de aunar en un mismo paquete suspenso y erudición, densidad y premura. Como toda obra de quilates, se puede leer en cualquier lugar y en cualquier momento.

Parafraseando a Michael Ende, Benemelis nos regala en De lo finito a lo infinito una proliferación de historias interminables, cocidas en el fuego de la imaginación, el dato científico y la curiosidad antropológica. Todo ello mientras nos deja claro que, para decirlo en buen cubano, “hay que ponerse las pilas”: Disponemos, como raza humana, de sólo cuatro mil millones de años para crear las condiciones objetivas que nos permitan escapar, a través del espacio, del definitivo cataclismo que extinguirá el planeta Tierra, y con él la vida tal y como la conocemos. No dejen de leer este libro.

Cortesía El Nuevo Herald

¿Desea dejar un comentario sobre este artículo? Pinche aquí.



Buscar en este blog

Sobre este blog

El Reducto que los ingleses se negaron a canjear por la Florida

Sindicación

Agregador para sindicación en XML

Autor: Armando Añel

Armando Añel

Escritor, periodista y editor. Reside en Miami, Florida.
letrademolde@gmail.com

 

Archivo

Calendario

domlunmarmiéjueviesáb
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031