cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Reportaje

Con techo de vidrio

Cientos de indocumentados cubanos permanecen detenidos en México en 'condiciones infrahumanas'.

Enviar Imprimir

Viven en pequeñas celdas, hacinados, sin más camas que el piso. Enfermarse allí tiene pecado: ni siquiera pueden acceder a servicios médicos de primeros auxilios. Salir de la Isla se ha convertido en una verdadera tortura para cientos de cubanos que se encuentran detenidos en México por "entrada ilegal al país", entre ellos Harry.

"Estamos en condiciones pésimas, infrahumanas", dice Harry a Encuentro en la Red, vía telefónica. Él es uno de los detenidos en el Centro de Inmigrantes de Chatumel, estado mexicano de Quintana Roo. De fondo se siente un murmullo y alguna que otra voz lejana que le recrimina revelar su nombre a la prensa.

Ahora son 19 los ciudadanos cubanos que se encuentran allí, aunque la semana pasada había 86. Los han ido trasladando a otros centros del país, todavía más lejos de la frontera con Estados Unidos. Comparten celda con ciudadanos de otros países. Malviven como pueden. Según el testimonio de los cubanos consultados, Chatumel es una película de horror y misterio.

"Aquí hay personas que han sufrido comas diabéticos y no ha habido transporte para conducirlos a un hospital. Hay uno que tiene que inyectarse insulina dos veces al día y no tiene dinero para comprarla; hay asmáticos sin medicinas", denuncia uno de los detenidos que ha preferido no revelar su identidad.

Sobre todo se quejan de que no cuentan con asistencia médica y de la desidia del sistema penal mexicano.

"Un cubano tuvo un ataque de apéndice, lo llevaron al hospital y no querían operarlo. Al final, tuvieron que intervenirlo de urgencia y por poco se muere", agrega Harry, y cuenta que entre los detenidos hay un niño de sólo un año de edad, junto a sus padres.

"Ese bebé parte el alma. Ayer sólo le dieron de comida arroz, por la mañana y por la tarde. Díganle al mundo lo que estamos pasando nosotros", denunció.

Nadie sabe nada

La mayoría de los cubanos detenidos ha llegado en "lanchas caseras" a Islas Mujeres y, luego de ser capturados por la Policía, son trasladados a los centros de internamiento. Varios de ellos ya han sido enviados al penal de Tapachula, estado de Chiapas, casi en la frontera con Guatemala. Un corresponsal de Encuentro en la Red en Estados Unidos recibió recientemente desde este último centro la comunicación telefónica de un cubano, quien le explicó que allí las condiciones son peores. En Tapachula no admiten llamadas del exterior. Los detenidos sólo pueden hacer uso de la telefonía si poseen tarjetas prepagadas.

"Las cifras de presos son confidenciales, no se facilitan a la prensa", afirmó a Encuentro en la Red una portavoz del Instituto Nacional de Migración de México. Fue imposible obtener la versión oficial de las autoridades de ese país con respecto al maltrato denunciado por los cubanos. Sin embargo, la agencia AFP informó esta semana que en 2006 habían sido detenidos 451 cubanos indocumentados en el estado de Quintana Roo, citando datos del mencionado instituto.

De acuerdo con los presos, las autoridades han explicado que deben esperar 90 días y pagar 10.000 pesos de multa (casi mil dólares norteamericanos) para dejarles en libertad y que puedan cruzar la frontera con EE UU.


« Anterior12Siguiente »
Funeral de dos balseros cubanos en México, organizado por la Asociación Cívica Cubano-Mexicana en 2005Foto

Funeral de dos balseros cubanos en México, organizado por la Asociación Cívica Cubano-Mexicana en 2005. (cubalsero.org.mx)