Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Política

Cuba: Corrupción y defenestraciones

Enviar Imprimir

Juan Carlos Robinson, separado del Partido Comunista de Cuba y condenado a 12 años de prisión, es uno de los dirigentes de más alta jerarquía sancionado por corrupción en la historia de la revolución de Fidel Castro. A continuación los casos más sonados, según los servicios de documentación de AFP.

- Luis Orlando Domínguez, un carismático dirigente de la Unión de Jóvenes Comunistas, que después fue miembro del Grupo de Apoyo de Fidel Castro y presidente del Instituto de Aeronáutica Civil, fue detenido en junio de 1987, cuando pretendía huir de la Isla con su familia.

El caso de Landy Domínguez, hombre cercano a Castro, provocó que el gobernante concurriera a la televisión a explicar públicamente el problema, que terminó en los tribunales y en una condena a 20 años por malversación.

Domínguez fue liberado antes de cumplir la pena y vive en la Isla como un ciudadano común.

-En 1989, un verdadero año fatídico para la revolución de Castro, se registraron dos nuevos casos, uno antes y otro después de la llamada Causa Número Uno, del general Arnaldo Ochoa y los hermanos Antonio y Patricio La Guardia, por narcotráfico.

- Diocles Torralba, vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Transporte, fue destituido de sus cargos en junio de 1989 y el 24 de julio de ese año condenado por un tribunal a 20 años, bajo cargos de malversación, abuso de autoridad, uso indebido de recursos, ocupación ilícita de edificios y falsificación de documentos públicos.

Torralba, excarcelado antes de extinguir la pena, vive en La Habana como un ciudadano común.

- José Abrahantes, un general que durante décadas tuvo a su cargo la seguridad personal de Castro, fue depuesto como ministro del Interior tras el caso Ochoa y juzgado por abuso de poder, negligencia en el servicio y uso indebido de recursos financieros y materiales.

Condenado a 20 años de prisión, falleció en la cárcel supuestamente por un infarto de miocardio en enero de 1991.

- Carlos Aldana Escalante, ideólogo del PCC y virtual tercer hombre de la jerarquía tras Fidel y Raúl Castro, fue separado del Buró Político y del PCC en octubre de 1992 por "deficiencias en su trabajo y graves errores de carácter personal". Actualmente vive en Cuba.

-El otro caso fue el de Roberto Robaina, un popular dirigente juvenil nombrado canciller en marzo de 1993. Robertico fue depuesto de su cargo ministerial en 1999, pero nada se dijo de su posición en el Buró Político y el PCC.

Finalmente, en 2002 fue separado del Partido por problemas de "lealtad". Actualmente es empleado en el Parque Metropolitano de La Habana.