Actualizado: 13/11/2019 9:19
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Contaminación ambiental, Polución

Del agua que bebemos y el aire que respiramos (I)

Los analistas de la Mesa Redonda viven anunciando que las futuras guerras mundiales serán provocadas por la carencia de agua. ¿No estarán al tanto que en nuestra islita ya las tenemos?

Comentarios Enviar Imprimir

Decía mi profesor de geografía que los ríos son las venas de un país. Siempre he vivido cerca de uno y siempre sufrí verlo convertido en un vertedero y en una cloaca a cielo abierto. Hoy su canal se ha deteriorado tanto que basta un temporal para sacarlo de su cauce y provocar una temible inundación.

Y digo temible no solo por los estragos que deja a su paso sino por el riesgo que significa para la salud de cuantos vivimos cerca. El cólera ha reaparecido con fuerza en los últimos años y no tengo dudas que la suciedad y la contaminación de las aguas superficiales son la primera causa de esta temible enfermedad que ha cobrado decenas de víctimas o por lo menos eso es lo que declara el Ministerio de Salud, las cifras reales no las conoceremos nunca.

Los habitantes de La Habana vieja, Centro Habana y buena parte del resto de la capital saben que el agua de las redes no es potable porque está contaminada a causa del tremendo deterioro que presentan las centenarias tuberías. Cuando las lluvias saturan el suelo, las redes de alcantarilla y cloacas se desbordan, luego las aguas negras y el lodo penetran por las fisuras de la red hidráulica. La única posibilidad es hervir el líquido o poner la salud en riesgo.

Los ingenieros dicen que esta teoría es improbable porque la presión del agua en el ducto expulsa no succiona. Lo que ellos no parecen recordar es que la mayoría de las redes pasan varios días de la semana vacías por que en Cuba no hay servicio las 24 horas, siete días a la semana y mientras tanto todas las fisuras que se comportan como salideros tienden a succionar.

Enfermedades como el cólera, fiebre tifoidea, shigella, poliomielitis, meningitis, hepatitis y diarrea son transmitidas por el agua contaminada con desechos humanos, animales o químicos.

Es casi un milagro que estas enfermedades no causen mayores estragos entre la población, debe ser en parte gracias a las adaptaciones fisiológicas que hemos creado durante años para resistir estas condiciones de insalubridad. Me viene a la cabeza el caso de los cubanos que se marchan del país y cuando regresan tienen que consumir por obligación agua embotellada. Y los que se aventuran a saltarse esa regla de oro los he visto sufrir diarreas y enfermedades estomacales muy serias, la única explicación es que perdieron la inmunidad que antes tenían.

La mejor prueba de lo que estoy diciendo es que las cisternas y tanques acumulan enormes volúmenes de lodo y sedimentos en poco tiempo. Con regularidad hago este trabajo de limpieza y siempre termino asombrado por la cantidad de basura que me encuentro.

También recuerdo los tanques de las escuelas al campo, aquellos enormes depósitos eran el hogar de toda clase de insectos y ranas. Nosotros éramos conscientes de esa situación pero de nada te servía pensar mucho en eso, las alternativas eran sencillas, tómalo o muere de sed. Las instituciones públicas, hospitales y escuelas nunca se han ocupado mucho del saneamiento y la hermeticidad de sus redes hidráulicas. Las fugas son la cosa más normal del mundo. Si las empresas pagaran el agua que botan estarían arruinadas.

En casa somos un poco más cuidadosos pero con los precios que han tomado los herrajes de plomería hay que pensarlo dos veces antes de meterle el cuerpo.

Algunas familias han adquirido filtros, con la dificultad que supone encontrar las piedras yo me inventé uno con carbón vegetal para recolectar el agua antes de hervirla. En poco tiempo el filtro se satura de lodo y hay que sustituirlo, es increíble cuanta basura trae suspendida el “agua potable”.

Aun peor es cuando vine sobre saturada de cloro y se advierte al momento por el penetrante olor que despide al salir del grifo. Nadie duda de la importancia que tiene esta sustancia para eliminar microorganismos muy perjudiciales a la salud, pero el cloro puede resultar irritante para las mucosas y la piel por ello su utilización está estrictamente vigilada. La proporción usada varía entre 1ppm cuando se trata de purificar el agua para su consumo y entre 1-2 ppm para la preparación de agua de baño. La aplicación inadecuada de componentes químicos en el agua puede resultar peligroso.

Los analistas de la Mesa Redonda viven anunciando que las futuras guerras mundiales serán provocadas por la carencia de agua. ¿No estarán al tanto que en nuestra islita ya las tenemos? La mitad de mis vecinos no me hablan porque después de tres años sin recibir una gota del preciado líquido terminé por conectarme a la cañona de una tubería que según ellos “no me correspondía”, al final gané el pleito pero me costó sudor y lágrimas. Tuve suerte porque vivo en un barrio céntrico donde siempre llega aunque sea un poquito. Hay miles de barrios en este país sin ningún servicio donde las familias gastan fortunas en comprar carros cisternas, y si no, cargando cubos de donde puedan.

La carencia de agua potable es junto con la vivienda y la alimentación una de las tres grandes tragedias cotidianas que deben enfrentar cada día los habitantes de este país tan pequeñito y con problemas tan grandes, el principal de ellos la ausencia de libertad.

¿Que le importa al Partido ocuparse de los reclamos de los electores y de los contribuyentes? Nada, su estatus en el poder no depende de su eficiente gestión de gobierno, ellos se sienten intocables y tienen el monopolio del gobierno en sus manos. Palabra como: electores, contribuyentes y ciudadanos son expresiones desagradables dentro de la mentalidad partidista.

Los que no ven estos problemas o no quieren ver, van a contraatacarme hablando de las grandes obras de ingeniería hidráulica en Oriente para el trasvaso entre las presas y ríos, hablarán maravillas del acueducto de Santiago o de Manzanillo etc. Yo les respondería que ¡ya era hora! Los habitantes de la región oriental se estaban muriendo literalmente de sed y aún queda mucho por hacer. Es una verdadera locura abastecer a millones de personas empleando carros cisterna.

¿Pero que hay detrás de tanta generosidad? Aplacar los flujos migratorios hacia la Capital. Apalear una situación potencialmente peligrosa, Oriente es un polvorín y siempre cabe la posibilidad que una chispa lo haga estallar. Las obras también benefician la agricultura, la industria y las empresas de esa región. Hasta los dirigentes se cansan de pasar trabajo y un buen día tienen que remangarse la camisa hacer algo que los favorezca. Aunque me duela reconocerlo los gobernantes nos consideran poco más que ganado, y el ganado puede pasar trabajo pero no se puede enfermar y morir en masa porque es un mal negocio. Hay que pastarlo darle y agua o se saltan la alambrada.

La ciudades siempre han sido un verdadero dolor de cabeza en este sentido, Ciudad Habana el mayor de todos. La capital presenta una situación gravísima. Lo único que reclama este cubano de pie es agua limpia que beber ¿Será eso mucho pedir? Casi puedo imaginar la respuesta.

―Se trata de que los compañeros, trabajadores y vecinos comprendan el enorme esfuerzo que hace el Partido y la Revolución para mejorar las condiciones de vida del heroico pueblo cubano. No ha sido fácil mantener llenas las piscinas de Siboney, la Coronela y Miramar con tanto salidero en las redes de abasto.

―¿Qué por que se bota la mitad del agua que se bombea? Porque las tuberías tienen cien años y el bloqueo… tú sabes. Comunales no tiene la culpa que un descarao se robara 33 millones. ¿Que son 33 millones? Con eso no se arreglan los salideros ni de la mitad de Centro Habana.

―Dentro de los linimientos ya estamos trabajando en un plan maestro para resolver el saneamiento de los ríos y fosas podrias que afean la ciudad. Tenemos concebido poner en práctica antes del 2021 un plan de cinco etapas, ya tenemos a la UCI y a la CUJAE elaborando el proyecto en 3D. Sin prisa pero sin pausa.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.