Actualizado: 05/04/2020 0:00
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

El globo y la llama

¿De cuál Cuba son amantes Joaquín Sabina y la 'izquierda caviar'? ¿Del pobre país avasallado o del poder totalitario que lo avasalla?

Enviar Imprimir

Relinchadora y babeante, como beso de yegua, la izquierda caviar de allende el charco voló otra vez a La Habana para desperdigar sus manifestaciones de apoyo.

Son los mismos de siempre, los que, según Joaquín Sabina, de novios pasaron a convertirse en amantes aburridos, incluido el que lo dice, quien también regresó a nuestros predios para declararse amante apasionado de Cuba, pero sin dejar claro de cuál de las dos: si de este pobre país avasallado o del poder totalitario que lo avasalla, el cual también se hace llamar "Cuba".

El caso es que vinieron de nuevo a exorcizarse, esta vez a propósito de la XV Feria Internacional del Libro. Así que hemos vuelto a disfrutar sus letanías, tan diversas y diáfanas como gotas de azufre.

Nuestra isla parece ser el sitio (el único quizá) en que todas las izquierdas coinciden, a cien por cien. Es el Delfos de la nueva revolución mundial, con pitonisas y sibilas a la carta, para comer y hasta para llevar.

De modo que han pasado otra vez los paganos. Desde los más rancios, por viejos y por rancios, como Miguel Bonasso, aún empeñado en vendernos su perfil como enemigo de las dictaduras, nada menos que aquí y ante nosotros, hasta los cachorros de la última cosecha, como el español Pascual Serrano, quien dijo haber venido a mostrarnos la dura situación que hoy atraviesan los medios informativos en el capitalismo. Siá cará.

El chasco de estos iluminados —ya que no son profetas en su tierra, juegan a serlo en la nuestra— es que ninguno de los globos que inflan está capacitado para resistir el más leve acercamiento a la llama de la realidad. Y mucho menos aquí.

El caos español, según Serrano

No habría que llover sobre mojado con los de la izquierda histórica, que ya tuvieron tiempo más que suficiente para demostrar cuán graciosamente flotan en su ingravidez. Basta ilustrar con el caso de Serrano, presentado como un joven periodista, integrante del staff directivo de la revista digital Rebelión y del canal Telesur.

Su libro Juego sucio. Una mirada a la prensa española de hoy, que, naturalmente, fue editado en Cuba y presentado en la Feria, se propone develar ante nosotros, según el autor, las "patrañas, mentiras y disparates de los medios y políticos españoles".

Dijo aquí Serrano que para él "parecía importante que se editara en Cuba porque probablemente muchos ciudadanos de este país piensen que en España y Europa en general, existe pluralidad informativa en la televisión o los periódicos", pues "la mentira forma parte de la política editorial de estas naciones".


« Anterior12Siguiente »