Actualizado: 09/12/2019 13:16
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cambios

La agenda política de la población cubana

Los 12 lineamientos creados o votados por más de 10.000 ciudadanos pueden ser propuestos como iniciativa de ley, de acuerdo a la Constitución de la República

Comentarios Enviar Imprimir

El artículo 88, de la Constitución cubana dice en su inciso 4:

La iniciativa de las leyes compete a los ciudadanos. En este caso será requisito indispensable que ejerciten la iniciativa diez mil ciudadanos por lo menos, que tengan la condición de electores (Constitución de la República de Cuba).

Al cabo de 14 años sin realizar un Congreso, eran grandes las expectativas de la ciudadanía con relación a los cambios evidentemente necesarios para salir de una crisis que no ha logrado recuperar ni la capacidad productiva ni los niveles de vida del año 1989, último año de subsidio soviético. Por ello, la convocatoria a discutir las políticas globales económicas y sociales levantó determinadas esperanzas. El presente análisis de sus resultados nos permite, por una parte, inferir la agenda de la población cubana y, por otra, constatar el tipo de cultura política que se incentiva desde el Gobierno.

Asistieron a las reuniones 8 millones 913 mil 838 ciudadanos. De ellos solo el 33,87 % intervino. Las cuestiones más demandadas por la población[1] están en 12 lineamientos, que en orden de importancia, por el número de ciudadanos que las proponen, son las siguientes:[2]

TemasOpiniones
1. Gradualidad en la eliminación de la libreta de racionamiento.[3]54.979
2. Estabilidad de los precios no estatales.32.171 NL
3. Venta liberada de combustible doméstico y tecnologías avanzadas de cocción.22.599 NL
4. Atención priorizada al transporte de pasajeros.16.875 NL
5. Mejoramiento de condiciones de trabajo del personal de la salud y su atención a la población.16.600
6. Compra y venta de medios automotores.13.816 NL
7. Superación y atención a docentes. Papel de la familia en la educación.13.126
8. Venta de materiales de construcción, con subsidio a personas de más bajos ingresos.13.012 NL
9. Mejorar el transporte terrestre y marítimo, carga y de pasajeros.12.247
10. Pedido de viajar los nacionales como turistas al exterior.11.195
11. Establecer la compraventa de viviendas y agilizar trámites para permutas, remodelación y arriendo de viviendas.10.942
12. Mejorar el transporte del sistema de Salud y el servicio de urgencias a la población.10.665

Si unimos los puntos coincidentes de los asuntos más demandados por la población, podemos afirmar que se refieren directamente a los problemas de la vida cotidiana: la falta de capacidad adquisitiva de la población para resolver sus necesidades básicas es el problema más grave señalado con un total de 87.150 intervenciones. Le sigue el deterioro de los servicios de salud y educación con 40.391 opiniones; el transporte ocupa el tercer lugar de preocupación, con 29.122. El cuarto problema es la vivienda, con 23.945 opiniones, y el quinto problema es el combustible doméstico, con 22.599 opiniones. Como resultado de una campaña nacional de ahorro, se le impuso a la población cambiar el gas y el keroseno por cocinas eléctricas. Con la subida del precio del kilowat hasta un 280 % a inicios de este año —a los que consumen más de 300kh al mes—, difícilmente la familia cubana promedio puede cubrir ese gasto. Le siguen en importancia entre los más demandados, la venta de equipos automotores y la posibilidad de salir al exterior como turistas.

La preocupación central de la población son los problemas de la sobrevivencia, resultado del drástico deterioro masivo de las condiciones de su reproducción en más de veinte años de crisis. Los pronunciamientos masivos no tienen que ver con las formas de control ciudadano, ni con la rendición de cuentas de la gestión estatal. No obstante, desconocemos el contenido de las 50 mil demandas que fueron rechazadas o que, según el documento, “están en estudio”; puede que en este rubro se incluyan demandas más ligadas a demandas civiles y políticas.

A partir de lo publicado, apreciamos que la ciudadanía poco se pronuncia por las políticas globales de la industria, la agricultura, el comercio exterior, la política energética, inversiones [4], el turismo, la política científica, cultural o el deporte. Esto es consecuencia, por una parte, de la acumulación de la insatisfacción de sus necesidades básicas y, por otra, de una cultura sobre la participación estrictamente acotada desde el punto de vista político, en la cual se combina la percepción de la imposibilidad real de proponer alternativas políticas (porque el debate está limitado solo para discutir los problemas económicos y sociales) y el desconocimiento de formas autónomas de control y de gestión ciudadano.

Así desde el partido-estado se incentiva la desconexión de la política y la apatía ciudadana sobre los asuntos nacionales que no tienen que ver directamente con la supervivencia inmediata. Un fuerte discurso anticapitalista hegemónico produce el efecto contrario en condiciones de participación “movilizativa” general o “consultiva” parroquial (en temas y en pequeños espacios sin conexión), algo que la prensa y el resto de los medios podría suplir, o el propio documento aclarar, socializando el contenido de las demandas de la población, pero esta transparencia informativa no está en la agenda del Estado cubano.

Las condiciones de censura en que se ha socializado a la población cubana, les ha hecho comprender que el poder de decidir los puntos de la agenda para los cambios, que es el verdadero poder, queda fuera de su competencia. Pero por ahora, en lo que se le está permitido, los 12 lineamientos creados o votados por más de 10.000 ciudadanos pueden ser propuestos como iniciativa de ley, de acuerdo a la Constitución de la República.


[1] El criterio para seleccionar las demandas más importantes para la población, ha sido aquellas que hayan sido pedidas por 10.000, o por más de 10.000 ciudadanos en toda la república.

[2] Entre los más demandados, aquellos que son nuevos, propuestos por la ciudadanía, aparecen al lado del número de opiniones con las letras NL (nuevo lineamiento).

[3] Considerando las condiciones que garanticen los niveles de producción y oferta de los productos básicos a precios accesibles a todos los ciudadanos.

[4] Hay un fuerte descontento, al menos en la intelectualidad cubana, sobre las consecuencias y las maneras en que el Estado está negociando la dependencia económica del país con el capital transnacional: las zonas económicas especiales, los campos de golf para el turismo de lujo, el mercado inmobiliario para extranjeros, y la prontitud y opacidad de las medidas legales y operacionales para realizarlas, en contraste con la lentitud de iguales desempeños para la economía interna.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

hombre compra en La Habana, folleto los "Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución"Foto

Un hombre compra en La Habana, el folleto que contiene los "Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución", como se denomina al plan de reformas económicas del Gobierno de Raúl Castro para "actualizar" el socialismo cubano en esta foto del lune 9 de mayo de 2011. EFE