Actualizado: 24/01/2022 15:55
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Reportaje

La transición y el exilio intransigente

Congresistas, funcionarios de la administración Bush y exiliados debatieron en Miami sobre el 'momento histórico' que vive la Isla.

Enviar Imprimir

Representan lo que algunos analistas han dado en llamar, a ratos peyorativamente, "el exilio de línea dura". Aunque, más a tono con su discurso, a menudo se reconocen en los adjetivos "intransigente" y "vertical". En cualquier caso, es innegable que el Consejo por la Libertad de Cuba (CLC) y el Foro Patriótico Cubano —del que forman parte alrededor de una decena de organizaciones exiliadas, incluyendo al propio CLC— asumen una visión política orgullosamente drástica, o radical, en lo que atañe a la cuestión cubana.

En este sentido, la reunión abierta convocada por el CLC el pasado primero de noviembre en Miami constituyó un muestrario de lo que puede y quiere este bloque político de cara a la actual situación en Cuba. Fidel Castro se muere e, inmediata o paulatinamente, el totalitarismo pudiera desaparecer con él. Es lo que cree el exilio intransigente, y actúa —o se dispone a actuar— en consecuencia.

Los congresistas

Como una "conversación entre amigos". Así calificó la empresaria Remedios Díaz Oliver, directiva del CLC, al evento que esta formación organizó en el edificio Big Five el pasado miércoles, y en el que ejerció de presentadora. El tema protagónico, afirmó la propia Díaz Oliver al comienzo, no podía ser otro que Cuba.

A la actividad asistieron personalidades de indudable peso político, tanto al interior de la comunidad exiliada como en el propio Washington. En un local abarrotado se pudo escuchar a los congresistas Ileana Ros Lehtinen, Lincoln Díaz Balart y Mario Díaz Balart, así como a Caleb McCarry, coordinador por la Casa Blanca para la transición en Cuba.

Concurrieron, además, Rudy Fernández, asesor especial del presidente George W. Bush para asuntos cubanos, y los miembros del CLC Alberto Hernández, Horacio García, Ninoska Pérez Castellón y Luis Zúñiga, entre otros.

En la apertura del evento, la congresista Ileana Ros Lehtinen aseguró que "los principios que nos mueven son muy simples, y la misión está clara: Aislar política y diplomáticamente a los hermanos Castro". Según Ros Lehtinen, "hay demasiados tontos útiles" merodeando alrededor de la tragedia cubana.

Por su parte, Mario Díaz Balart celebró "la batalla que se está ganando en Washington", en referencia a la labor de lobby desarrollada por el Comité de Acción Política US-Cuba Democracy (PAC), en el que el gobernador de la Florida y hermano del presidente, Jeb Bush, ha jugado un papel de primer orden.

Finalmente, Lincoln Díaz Balart se refirió a la paradoja que él y sus colegas cubanoamericanos enfrentan en el Congreso de Estados Unidos. Aseguró que sobre el tema cubano confluyen dos fuerzas políticas por naturaleza antagónicas, pero coyunturalmente aliadas.


« Anterior123Siguiente »