Actualizado: 14/10/2019 9:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

RTV Martí, Exilio, Prensa

Radio y TV Martí: Entuerto regalado

Si el reportaje sobre Soros es apenas expresión de la incultura periodística y el sesgo propagandístico de RTV Martí, ¿por qué sólo los implicados en este reportaje son reprimidos con cesantía?

Comentarios Enviar Imprimir

El bloguero y promotor comercial Philip Peters aprovechó la bombita que un energúmeno puso en el buzón de correos de George Soros, el 22 de octubre de 2018, para sacar de ultratumba el reportaje especial “El magnate George Soros y su influencia en Latinoamérica”, que había salido en mayo por RTV Martí. Peters procedió a tacharlo de antisemita y de este modo desató una serie de acontecimientos jalonados por la cesantía de ocho o nueve periodistas implicados y el reciente informe pericial de la Agencia de Estados Unidos para los Medios Globales (USAGM) sobre la incultura periodística en RTV Martí.

Activismo

La tacha de antisemita viene justificándose con que el reportaje etiquetó a Soros “como judío no practicante de flexible moral”. Peters endilgó la etiqueta como cosa de la narradora [The narrator calls Soros a “non-practicing Jew of flexible morals] y ocultó que venía precedida de que Soros “se describe a sí mismo como especulador financiero y…”.

Peters se revela así como globero, porque este segmento del reportaje se basa —con video subtitulado y todo— en la entrevista de Steve Kroft a Soros, el 20 de diciembre de 1998, para el programa “60 minutes” (CBS). Aquí Soros se define como “una persona que algunas veces se involucra en actividades amorales y el resto del tiempo trata de ser moral” [2:16].

Las credenciales del descubridor del reportaje olvidado e inventor de su antisemitismo son impresionantes. Además de bloguear en The Cuban Triangle y tuitear en @philpeters1, Peters mantiene contactos con Cuba en “government, business, culture, academic, religious, and diplomatic”. Como consultor propició que Starwood Hotels y Resorts Worldwide fueran los primeros inversores estadounidenses desde la imposición del embargo. Preside Cuba Research Center (Arlington, Virginia) y viene publicando sobre la Isla de Cuba pintoresca desde 1996, incluyendo una guía sobre la reforma económica (Lexington Institute, 2012).

De ahí que resulte incomprensible que el director de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB), Tomás Regalado, haya cedido ante las acometidas interesadas que, a la zaga de Peters, emprendieron los senadores Jeff Flake (R/AZ), por su abierta militancia a favor del gobierno cubano, y Bob Menéndez (D/NJ), al parecer por resentimiento de que su candidata a la dirección de OBC fuera desbancada con la designación de Regalado.

Peor aún: Regalado se tornó patético en reacción al informe pericial de USAGM tergiversando como “judío de dudosas morales” [2:23] la etiqueta bien fundada del reportaje de RTV Martí. El patetismo de Regalado se acentúa por identificar a Soros como “filántropo norteamericanos” (sic) en pueril enmienda a la etiqueta de “millonario y filántropo” que usó el reportaje criticado.

En el pasado, Regalado mostró muy buen tino en coyunturas complicadas, como la situación exiliar inmediata posterior a la ejecución extrajudicial del ingeniero José Elías de la Torriente, pero ahora no parece haber advertido que una medida activa de La Habana cabe como hipótesis explicativa de la colusión Peters-Flake, que acaba de reforzarse con Peters abogando por el cierre de RTV Martí como columnista de la página digital filo-Habanista On Cuba News.

Ma(ra)ña

Así queda cerrada la trampa en que Regalado cayó. El alboroto premeditado con el reportaje de Soros sirvió como pretexto para que USAGM mandara a escudriñar la programación de RTV y saliera entonces que adolece de los mismos problemas detectados desde 1998: la falta “de equilibrio, imparcialidad, objetividad y fuentes adecuadas, que afectaban la credibilidad de los programas”, así como la falta de “profesionalismo en las transmisiones tanto al combinar noticias y opiniones como al presentar reportajes noticiosos de manera confusa y con criterios desacertados de selección”.

De este modo se prolonga la mala suerte constatada por el Comité de Relaciones Exteriores del Senado hacia abril de 2010: la repercusión insignificante de RTV Martí tanto entre la población como en el gobierno de Cuba.

Esta genuflexión ante senadores mal intencionados sirvió en bandeja otro entuerto para desacreditar a RTV Martí, del cual no podrá librarse desfogándose en aquel reportaje sobre Soros, producido antes de que asumiera como director de OCB en junio de 2018, porque casi todos los reportajes y programas que aparecen en el punto rojo del colimador del informe de la USAGM fueron realizados y aprobadas durante la administración de Regalado con su pimpante Director de Noticias, Jorge Jáuregui.

Tampoco saldrá Regalado del mal paso invocando ahora la verdad y excelencia en información, si durante su corto año de ejercicio como director de OCB, por sólo citar un ejemplo ilustrativo, un entrevistador con grado 13 (que significa alto rango profesional) espantó en la cara al senador Marco Rubio (R/FL) la mentira regalada de que Obama dejó que “ACN [Asociación Cubana de Noticias] y otras, Cubadebate, tuvieran un buró aquí, en los Estados Unidos“ [3:49]. Las mentiras gordas llegan incluso a la serie Cuba: 60 años, que Regalado mismo vendió como el “proyecto más ambicioso que periodísticamente se ha llevado a cabo en la historia de Radio y TV Martí“, pero queda desacreditada por cuentos de bar o cervecera como este lanzado por Luis Conte Agüero: Fidel Castro se complotó con Celia Sánchez en la Sierra Maestra para que Juan Almeida convenciera a los demás guerrilleros de que aquel no debía pelear [11:04].

Así, la presentación del informe de USAGM por su director, John Lansing, sigue el patrón castrista de mejorar con el mismo liderazgo que venía metiendo la pata, pues define al propio Regalado como “el impulsor clave” de las reformas en RTV Martí y esto aviva el recuerdo del “¡Ahora sí vamos a construir el socialismo!” proferido por Castro en 1986.

Coda

Detrás de estos hechos debe estar La Habana, porque sólo sus analistas de contenido mediático tienen el deber impuesto y la paciencia obligada para dispararse la programación televisiva de RTV Martí. La cuadratura del círculo sobreviene con la pregunta que se cae de la mata jurídica al sacudirla con el informe de USAGM y los periodistas cesanteados formularán a Regalado: si el consabido reportaje sobre Soros es apenas expresión —muy pálida a la luz de la jurisprudencia sobre la libertad de prensa en USA— de la incultura periodística y el sesgo propagandístico de RTV Martí, ¿por qué sólo los implicados en este reportaje son reprimidos con cesantía?


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Tomás Regalado director de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB)Foto

Tomás Regalado director de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB).