Actualizado: 27/01/2022 17:36
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cumbre de Viena, Lage

Carlos Lage: 'Nos tiene sin cuidado' la política de la Unión Europea hacia La Habana

'No tomamos en serio las sanciones de la Unión Europea. Ni tomamos en serio la política de la Unión Europea con relación a Cuba', dijo el vicepresidente cubano.

Enviar Imprimir

El gobierno cubano menospreció el sábado en Viena la decisión que en junio próximo pueda adoptar la Unión Europea (UE) sobre si levanta o no la suspensión de las sanciones diplomáticas adoptadas contra La Habana en 2003, informó la AFP.

"No tomamos en serio las sanciones de la Unión Europea. Ni tomamos en serio la política de la Unión Europea con relación a Cuba", sostuvo el vicepresidente cubano Carlos Lage en rueda de prensa, interrogado sobre la decisión que podría tomar el próximo Consejo Europeo de junio.

"Nos tiene sin cuidado", sentenció Lage, quien asistió junto al canciller, Felipe Pérez Roque, a la IV Cumbre Unión Europea-América Latina y el Caribe de Viena, en representación del gobierno cubano, ante la ausencia anunciada de Fidel Castro.

En junio de 2003 y a instancias del gobierno español, dirigido entonces por el conservador José María Aznar, la UE adoptó sanciones diplomáticas contra La Habana, en represalia por el encarcelamiento meses antes de 75 opositores, condenados a duras penas de cárcel, y la ejecución de tres cubanos que secuestraron una lancha para escapar hacia Estados Unidos.

En enero de 2005, y por iniciativa del nuevo gobierno socialista español, la UE decidió suspender esas sanciones por seis meses, medida que renovó posteriormente por un año. En junio próximo vence el plazo y los europeos deben examinar nuevamente el asunto.

Lage acusó a la UE de "practicar una doble moral en política exterior" y de "no haber sido capaz de elaborar una política propia hacia Cuba".

Afirmó que la UE no ha "establecido sanciones contra Estados Unidos por el genocidio que está cometiendo en Irak".

"Esa violación de los derechos humanos no le preocupa a la Unión Europea", sostuvo el funcionario, y agregó que los Veinticinco incurren en "falta de consistencia y de ética".

Lage rechazó también las declaraciones que el jueves pasado hizo en Viena la ministra austriaca de Relaciones Exteriores, Ursula Plassnik, cuyo país ejerce hasta fines de junio la presidencia europea, al "alentar reformas" en Cuba.

"¿Quién se considera la Unión Europea para exigir reformas a otros países independientes y soberanos?", preguntó Lage, quien calificó el lenguaje de la UE de "arrogante y amenazante".

En 1996, la UE adoptó una Posición Común sobre Cuba, a través de la cual reclama al régimen de Castro una transición hacia la democracia y respeto de los derechos humanos.

La "asociación estratégica birregional" que la UE impulsa con América Latina, y que fue el lema de la Cumbre de Viena, fue también blanco de las críticas de Lage.

"La asociación estratégica de la UE es con Estados Unidos", dijo, y señaló como el hecho "positivo" de la Cumbre "la andanada de críticas a la UE por parte de los países de América Latina".

Lage dijo que en muchos discursos públicos se anuncia una ayuda que "no llega".

"Hubo muchos planteamientos así y no hubo respuestas", sostuvo el funcionario que, al margen de la Cumbre, mantuvo una reunión calificada de "cordial e informal" con el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

"Se sabe que la posición de todos los gobiernos de la UE no es igual. Algunos favorecen el diálogo con Cuba, no comparten la política de sanciones y no quiere decir que tengan las mismas ideas que nosotros, y otros países tienen una posición yanqui", como República Checa, dijo Lage.