Actualizado: 21/07/2019 2:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

médicos cubanos

El Colegio Médico de Bolivia exige la salida del país de los galenos cubanos

Los profesionales bolivianos dicen estar dispuestos a trabajar como voluntarios, pero si les ofrecen las mismas condiciones que a los cubanos.

Enviar Imprimir

El Colegio Médico de Bolivia pidió este jueves al gobierno que prescinda de los 600 profesionales cubanos que prestan servicios en el país, porque sus colegas bolivianos están dispuestos a trabajar como voluntarios si les ofrecen las mismas condiciones, informó EFE.

El presidente de Colegio, Fernando Arandia, dijo que envió una carta a la ministra de Salud, Nila Heredia, para anunciarle que el sector está en emergencia para exigir "que los cubanos retornen a su país".

"Ellos han cumplido esta semana los 90 días que debían estar en el país para ayudar en las emergencias naturales (inundaciones y riadas en enero y febrero), pero ya deben retornar a su lugar de origen", dijo Arandia.

Sin embargo, la permanencia de esos profesionales cubanos será indefinida, según un reciente acuerdo firmado en La Habana por el presidente de Bolivia, Evo Morales, y Fidel Castro.

Arandia dijo a EFE que los médicos bolivianos aceptan el desafío del gobierno de trabajar como voluntarios, pero en las mismas condiciones que los cubanos.

"No es cierto que los médicos cubanos no cuestan nada. Están recibiendo de los municipios casa, comida y viáticos", afirmó.

El consejo directivo del Colegio tendrá una reunión los próximos 14 y 15 de mayo para definir "qué medidas se deben tomar sobre este caso, porque se está afectando la dignidad del cuerpo médico boliviano y de los jóvenes profesionales", agregó Arandia.

Sostuvo que en la actualidad hay más de 10.000 médicos bolivianos desempleados, una cantidad que en los próximos cinco años puede duplicarse.

La ministra Heredia justificó el fin de semana pasado la presencia de los médicos de Cuba al señalar que trabajan en zonas rurales pobres a las que no se podía enviar a bolivianos porque no había recursos para pagarles un salario.