Actualizado: 04/08/2020 9:23
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

viones rusos, Cubana de Aviación, Il-96-300

Finalizan ensayos del segundo avión de pasajeros Il-96 fabricado en Rusia para Cuba

La compañía rusa VASO tiene previsto fabricar para la Isla otros dos aviones de pasajeros, pero dotados de un sistema de neutralización de eventuales explosiones a bordo.

Enviar Imprimir

La empresa aeronáutica rusa VASO finalizó con éxito los ensayos de la segunda nave de pasajeros Il-96-300, fabricada por encargo de la estatal Cubana de Aviación, que recibirá el avión en febrero próximo, informó EFE.

Un portavoz de VASO, ubicada en la ciudad de Voronezh, 500 kilómetros al sur de Moscú, dijo a la agencia RIA-Novosti que el nuevo avión es similar al otro Iliushin-96-300 que fue fabricado para Fidel Castro.

Ese avión, que a fines de diciembre pasado fue entregado a Cubana de Aviación, se ensambló en una versión especial o VIP, es idéntico al que utiliza el presidente ruso, Vladimir Putin, y está dotado de un despacho, sala de reuniones, dormitorio, televisión por satélite e Internet.

Las naves Iliushin-96-300 pueden transportar hasta 300 pasajeros a una distancia máxima de 11.000 kilómetros y una velocidad de 900 kilómetros por hora.

La venta de los primeros dos Il-96-300 a Cuba fue posible gracias a un acuerdo que el pasado 16 de diciembre firmó en Moscú Cubana de Aviación con un consorcio de bancos rusos para un crédito de 94 millones de dólares con garantías de ambos estados.

El crédito, otorgado por los estatales Roseximbank, Vneshtorgbank y Vnesheconombank, cubre el 85% del precio total de los aviones, de 110 millones de dólares, mientras la parte restante la tiene que pagar la compañía cubana.

"Es la primera vez que el Estado ruso comparte riesgos con los bancos" al otorgar sus garantías para ese crédito, que se concede por diez años y para el que la parte cubana presenta asimismo garantías de Estado y los propios aviones como fianza", resaltó entonces el presidente de Roseximbank, Nikolai Gavrilov.

Hasta fin de año la compañía VASO tiene previsto fabricar para Cuba otros dos Il-96-300 de pasajeros, pero dotados de un sistema de neutralización de eventuales explosiones a bordo.

Este sistema "ha pasado con éxito todas las pruebas" pertinentes y demostró sus capacidades de "reducir al mínimo" las consecuencias del estallido a bordo de un artefacto explosivo de una potencia de entre 0,4 y 5 kilogramos de TNT, señaló el portavoz de VASO.

Además de la adquisición de las naves Iluishin, La Habana acordó con Moscú el suministro en 2006 de tres aviones Tupolev-204, uno de ellos en versión de carga.

Los acuerdos fueron suscritos en agosto del año pasado durante el salón aeroespacial internacional Maks-2005, celebrado en la localidad de Zhukovski, a las afueras de Moscú.