Actualizado: 06/12/2021 17:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Guillermo Fariñas

Guillermo Fariñas: 'Conozco a los represores y no voy a ceder'

El periodista independiente lleva una semana en huelga de hambre y sed.

Enviar Imprimir

"Estoy en manos del Señor. Ya hoy me siento un poco mal, pero yo conozco a los represores y no voy a ceder", dijo el lunes desde su casa de Santa Clara, el periodista independiente Guillermo Fariñas.

El director de la agencia de prensa Cubanacán, que le da cobertura a toda la región central del país, entró este martes en su séptimo día de abstinencia de alimentos y agua. Explicó que lo que le está exigiendo al gobierno de Cuba es su derecho a acceder a Internet. "No sólo mi derecho —aclaró— el derecho de los cubanos a ese espacio de información".

Fariñas relató que el primero de febrero fue a visitarlo un oficial de la contrainteligencia y le sugirió que abandonara su huelga porque él mismo es un militar de alto rango y no dispone de los servicios de Internet. "Plántate conmigo —le propuso el periodista— y así lucharás tú también por tu derecho, yo no lo quiero como un privilegio, sino para todos los ciudadanos".

Esta es la huelga de hambre número 20 que realiza Fariñas, un psicólogo de 42 años, que ya tiene en su cuerpo las huellas de tantas jornadas privado de alimentación. El hombre presenta graves problemas de locomoción y un deterioro físico notable.

El periodista independiente comentó en las horas iniciales de su desafío que en el plano personal y debido a las medidas represivas del gobierno se veía imposibilitado de trasmitirle al mundo lo que están haciendo los verdugos con los cubanos.

"Lo único que me queda —dijo entonces— es declararme en huelga de hambre y exigir que se me ponga una conexión de Internet como la tienen los privilegiados del régimen o si no, dejar mi vida en el empeño".

Este lunes dijo que a esta generación de opositores "le hace falta un José Luis Boitel y si tengo que ser yo, lo seré".

"Muchas amigos del exilio y de la oposición interna me han llamado pidiéndome que abandone la huelga, pero mantenerme es mi determinación", agregó.

Fariñas afirmó que recibe mucho apoyo y solidaridad desde dentro y de fuera de Cuba. Ningún funcionario de la policía o del gobierno cubano lo ha visitado desde que se presentó en su casa el oficial que trató de que el periodista abandonara su huelga a las pocas horas de iniciada.