Actualizado: 23/09/2019 16:12
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Economía

La Habana advierte que acudirá a otros mercados de alimentos si EE UU aprueba nuevas restricciones

Alimport firmó un acuerdo de importación por 30 millones de dólares con Nebraska.

Enviar Imprimir

Estados Unidos afectará a sus productores de alimentos y beneficiará a su competencia si aprueba en mayo nuevas restricciones en el comercio con Cuba, afirmó este miércoles el presidente de la estatal cubana Alimport, Pedro Álvarez, informó la AFP.

Esas posibles medidas "afectarán directamente a los productores de Estados Unidos, porque la competencia" de ese país "está presta y deseosa de aumentar sus vínculos con Cuba", dijo Álvarez.

El funcionario cubano hizo las declaraciones durante la firma de un acuerdo de importación de alimentos por 30 millones de dólares con el vicegobernador de Nebraska, Rick Sheehy, quien viajó a la Isla acompañado por el secretario del Departamento de Agricultura de ese estado, Greg Ibach, y unos treinta agricultores y representantes de empresas.

"Alimport tiene la obligación de garantizar la alimentación de 11 millones de habitantes en Cuba, y la va a garantizar con Estados Unidos o con otros países", recalcó.

Álvarez recordó que a fines de 2004 el Departamento de Comercio dictó medidas que obstaculizaron la importación de alimentos norteamericanos desde Cuba, por lo que La Habana desvío 300 millones de dólares hacia otros mercados.

Tradicionalmente, Washington presenta en el mes de mayo medidas sobre Cuba y, según versiones de prensa, la administración del presidente George W. Bush prepara un paquete de disposiciones para reforzar este año el embargo que Estados Unidos mantiene contra la Isla desde 1962.

En 2000 el Congreso estadounidense aprobó una enmienda autorizando las ventas a la Isla de alimentos y medicinas, siempre y cuando éstas se pagaran al contado y fueran trasportadas en embarcaciones no cubanas.

Desde diciembre de 2001 hasta la fecha, el gobierno cubano ha comprado 1.690 millones de dólares en agroalimentos, equivalentes a 5,9 millones de toneladas de productos.

En los tres primeros meses de 2006, Cuba compró 253.263 toneladas, a un costo de 151,4 millones de dólares.

Álvarez dijo que el presupuesto de importación de alimentos de la Isla aumentó de 1.000 millones de dólares en 2003 a 1.700 millones este año.

De esa cantidad, entre 450 y 500 millones serían destinados a compras en Estados Unidos —dependiendo de los precios y de nuevas restricciones—, por lo que alrededor de 1.200 millones se destinarían a otros mercados.

Señaló que los proveedores tradicionales de alimentos a Cuba son Canadá, la Unión Europea, Venezuela, Brasil, Argentina, China y Vietnam.

Durante la firma del acuerdo, se informó que el gobernador de Nebraska, Dave Heineman, dijo en una carta enviada al presidente de Alimport que ese estado "otorga mucho valor" a la relación comercial establecida con la Isla.

"Cuba ha representado para nosotros un socio comercial muy valioso, y queremos seguir fortaleciendo estas relaciones", apuntó, informó EFE.

Como parte del nuevo acuerdo, que dispone de los próximos 18 meses para su aplicación, Alimport ya contrató con los productores de Nebraska la compra de 2,8 millones de dólares en carne de cerdo y está negociando un lote de maíz y de otros renglones como pavo y jamón.

En noviembre pasado, el gobernador de Nebraska asistió a la Feria Internacional de La Habana con una delegación que firmó contratos por otros 30 millones de dólares para la adquisición de harina de trigo y frijoles, entre otros productos, que están todavía en ejecución, según fuentes de Alimport.

Álvarez dijo que La Habana desea "continuar ampliando y desarrollando las relaciones con los agricultores norteamericanos" y elogió "la eficiencia" de los productores estadounidenses, "la calidad" de sus artículos y "su cercanía", lo que consideró permite un comercio "beneficioso" para ambas partes.