Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

relaciones Cuba-UE, Damas de Blanco, República Checa

La Habana prohíbe fiesta de la República Checa en un hotel

'Fui informado (…) por la dirección del hotel de que ellos no podían amparar actividades 'contrarrevolucionarias'', dijo el embajador Petr Stiegler.

Enviar Imprimir

Las autoridades cubanas prohibieron la celebración el viernes de una recepción por la fiesta nacional de la República Checa que estaba prevista en un hotel de capital mixto cubano-español, en La Habana, informó la AFP.

El argumento dado por el gobierno es que se trataba de una "actividad contrarrevolucionaria", por estar entre los invitados las Damas de Blanco, ganadoras del Premio Sajarov 2005 de Derechos Humanos, que concede el Parlamento Europeo.

La recepción estaba prevista para las 19:00 (hora local) en el hotel Meliá-Habana de la capital de la Isla, pero los invitados fueron informados a la entrada de que la celebración había sido "suspendida" y transferida a la residencia del embajador checo, Petr Stiegler.

"Fui informado alrededor de las 14:30 por la dirección del hotel de que ellos no podían amparar actividades 'contrarrevolucionarias'", dijo el embajador a la AFP desde su residencia.

Una veintena de las Damas de Blanco, agrupación integrada por esposas y familiares de prisioneros políticos cubanos, acudió a la residencia del embajador checo.

La representación diplomática de la República Checa en La Habana tiene como política invitar a las celebraciones de sus fechas nacionales tanto a funcionarios del gobierno cubano como a miembros de la "sociedad civil", incluidos opositores al régimen de Fidel Castro.

Las relaciones entre La Habana y Praga se encuentran actualmente en uno de sus niveles más bajos, debido a la sistemática crítica de la República Checa en cuanto a la situación en la Isla.

También el viernes, Castro calificó de "hipócritas" a los países de la Unión Europea (UE).
"Están a la altura de la suela de sus zapatos, como han estado siempre", dijo el gobernante cubano, al presidir el segundo acto de graduación de instructores de arte en la Ciudad Deportiva, en La Habana.

Castro fustigó a la UE, al igual que lo hizo la noche del jueves, un día después de que el Parlamento Europeo concediera el Premio Sajarov a las Damas de Blanco, compartido con Reporteros Sin Fronteras y la abogada nigeriana Huawa Ibrahim.

"Nadie dijo una palabra, no dicen, no hablan, e informan sobre libertad de prensa, y periodistas sin fronteras, que periodistas sin vergüenza, carentes de vergüenza que es a lo que se dedican, y que viven del imperio, hay muchos parásitos", dijo Castro.

El gobernante se refería al silencio que, según él, guarda la comunidad internacional sobre el caso de cinco cubanos detenidos en 1998, en la Florida, por espionaje, y cuyas condenas —algunas de cadena perpetua— fueron revocadas por un tribunal de Atlanta el pasado 9 de agosto, por considerar que el juicio no fue justo al celebrarse en la ciudad de Miami.

Los tres jueces del tribunal de apelaciones ordenaron la celebración de un nuevo juicio en otra ciudad.

"No vemos que en Europa se desgarren las vestiduras pidiendo la libertad de estos compatriotas, que siguen en prisión a pesar de que un juez o un tribunal absolutamente autorizado declaró en el propio Estados Unidos que aquel juicio era ilegal, injusto, no valía nada", afirmó Castro.

Añadió que "esa es la conducta, la falta de ética, la desvergüenza del sistema imperial" y señaló que "los que apoyan el terrorismo, el bloqueo, se rasgan las vestiduras y no dicen nada de aquellos que están presos".

Cuba "puede mirarlos de frente, sostenerles la mirada y acusarlos: ustedes son hipócritas, corruptos, inmorales, explotadores. Ustedes crearon la esclavitud moderna en los últimos siglos después de lo que se llamó descubrimiento de América", dijo Castro.

"Ustedes crearon el colonialismo y lo mantienen hasta hoy, ustedes crearon el intercambio desigual, ustedes se roban las divisas", agregó el gobernante.

El régimen cubano mantiene un enfrentamiento con la UE desde que en junio de 2003 el bloque impuso sanciones diplomáticas a La Habana en protesta por el encarcelamiento de 75 disidentes, condenados a penas de hasta 28 años de cárcel.

Los Veinticinco decidieron en enero pasado suspender temporalmente esas sanciones para promover un "diálogo crítico" con el gobierno de Castro.