Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Meliá, España

Montaner presenta una queja ante el Defensor del Pueblo Español por el trato a disidentes en el hotel Meliá Habana

El líder opositor dice que una conducta similar, si ocurriera en España o en cualquier país de la UE, sería motivo de una acción judicial.

Enviar Imprimir

El escritor y periodista Carlos Alberto Montaner pidió este jueves al Defensor del Pueblo Español una "investigación a fondo" y, "cuando menos, una seria amonestación" por la "grave violación" del derecho de reunión por parte de la empresa Meliá en La Habana.

Montaner, en una carta remitida al titular de la entidad, Enrique Múgica Herzog, explicó que la denuncia proviene de La Habana y él no es más que el "portavoz", aunque se solidariza con el contenido. El documento cuestiona la conducta de la compañía española Meliá ante un grupo de ciudadanos cubanos que fueron "víctimas de una grave violación de uno de sus derechos humanos básicos, el derecho de reunión".

El 28 de octubre pasado, las autoridades de La Habana prohibieron la celebración de una recepción por la fiesta nacional de la República Checa que estaba prevista en el citado hotel, de capital mixto cubano-español.

El argumento dado por el gobierno es que se trataba de una "actividad contrarrevolucionaria", por estar entre los invitados las Damas de Blanco, ganadoras del Premio Sajarov 2005 de Derechos Humanos, que concede el Parlamento Europeo.

Montaner agregó en su denuncia que una conducta similar, si ocurriera en España o en cualquier país de la Unión Europea, sería motivo de una "inmediata denuncia" ante los tribunales.

"Muy probablemente la sanción que recibirían tanto las personas como la empresa sería severa", afirma el documento al que tuvo acceso Encuentro en la Red, y agrega que "en los tiempos actuales no se puede privar a los ciudadanos del derecho a ejercitar sus libertades fundamentales, ni se puede practicar el apartheid ideológico sin sufrir las consecuencias que determina la ley penal".

El también presidente de la Unión Liberal Cubana, organización que divulgó la protesta, precisó al Defensor del Pueblo Español que la denuncia llega a sus manos por varias razones: "la primera y más evidente, es que el sitio donde ocurrió el delito, Cuba, no es un Estado de derecho, sino una dictadura en la que los tribunales están al servicio del gobierno. La segunda, es que presuntamente, quienes cometieron el delito son personas que trabajan para una empresa española asociada al gobierno cubano".

Montaner expresó a Múgica Herzog que la "tendencia" de las instancias donde se busca o imparte justicia en el mundo es "actuar en la esfera internacional cuando las víctimas no pueden encontrar justicia en el lugar donde se cometieron los hechos".

La carta finaliza recordando que las empresas alemanas que colaboraron con el régimen nazi en la represión, tuvieron que indemnizar a las víctimas cuando terminó la contienda.

"Esos son siempre los riesgos de establecer sociedades con tiranías que maltratan a los seres humanos sin piedad ni consideración", afirmó Montaner.

La figura del Defensor del Pueblo Español fue creada en 1981 mediante una ley de las Cortes Generales. Tiene como misión la protección y defensa de los derechos fundamentales y las libertades públicas de los ciudadanos.