Actualizado: 22/11/2019 16:09
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

drogas, narcotráfico

Las confiscaciones de narcóticos caen en la Isla al nivel más bajo en diez años

Un informe del Departamento de Estado afirma que La Habana colabora con Estados Unidos en la lucha antinarcóticos.

Enviar Imprimir

Las confiscaciones de narcóticos en Cuba cayeron en 2005 al nivel más bajo de la última década, según el gobierno de Estados Unidos, que señaló que la Isla "intercepta y destruye" el contrabando de drogas, informó EFE.

El gobierno cubano informó del decomiso de 2.477 kilos de drogas en 2005, que incluyen 2.194 kilos de marihuana, 282 kilos de cocaína, 2.579 plantas y 19.197 semillas de marihuana, según indica el Informe sobre la Estrategia para el Control Internacional de Narcóticos, del Departamento de Estado norteamericano.

Este documento se publica cada 1 de marzo y sienta una de las bases para la certificación de los países que colaboran con Estados Unidos en la lucha contra la droga.

La Habana y Washington no tienen relaciones diplomáticas y Estados Unidos mantiene un embargo contra Cuba desde hace más de 40 años, por lo que la evaluación del Departamento de Estado tiene sólo carácter informativo.

Según el informe de este año, las aguas territoriales cubanas y su espacio aéreo son un corredor atractivo para el tráfico de narcóticos en el Caribe.

El estudio anual señala que la negativa del gobierno cubano a poner en marcha un sistema que implique un uso efectivo de la fuerza supone un incentivo para los traficantes, que podrían decidir asumir el riesgo de transitar por las aguas territoriales y el espacio aéreo cubanos.

El Departamento de Estado afirma que entre los factores que exponen a Cuba a los peligros del tráfico de narcóticos figuran el gran número de turistas que la visitan, las inversiones extranjeras y el creciente comercio con Venezuela.

Estados Unidos señala, no obstante, que el gobierno cubano lleva a cabo una agresiva campaña interna, así como programas de prevención para luchar contra su incipiente mercado de drogas.

Tambien, indica que no existen pruebas de que Cuba sea un "importante" país productor.

El estudio apunta que las autoridades antinarcóticos cubanas sostienen que se cultivan cantidades pequeñas de marihuana cerca de La Habana, así como en el este de la Isla. En todos los casos los cultivos serían para consumo interno.

El Departamento de Estado mantiene, además, que Cuba colabora con Estados Unidos en la lucha antinarcóticos.

"El gobierno cubano, puede que por una preocupación genuina para detener el narcotráfico, pero indudablemente por un deseo calculado de alimentar la percepción de que actúa de una manera responsable en la arena internacional, entiende que la mejor estrategia para luchar contra la droga es la cooperación multinacional, incluso con Estados Unidos', señala el informe.