Actualizado: 03/07/2020 15:57
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

vivienda

Legisladores critican el atraso en la construcción de viviendas

Hasta mayo sólo se habían concluido 16.240 viviendas de un plan anual de 70.300.

Enviar Imprimir

AFP/ La Habana. Una comisión permanente de la Asamblea Nacional del Poder Popular criticó el atraso en el programa de construcción y reparación de viviendas, y concluyó que las causas son "subjetivas", como la burocracia y la mala organización, informaron este miércoles medios oficialistas locales.

La vicepresidenta del Instituto Nacional de la Vivienda, Oris Silvia Fernández, informó a la Comisión de Atención a la Actividad Productiva, una de las diez permanentes de la Asamblea Nacional, que de un programa anual de 70.300 viviendas, hasta mayo sólo se habían concluido 16.241.

Añadió que para cumplir esos compromisos, deben terminarse 7.700 casas mensualmente, cifra considerada alta.

Roberto López, miembro del Secretariado del Partido Comunista, dijo a los diputados que el programa tiene asegurado los recursos, pero que la incapacidad organizativa conspira contra su desarrollo.

"Donde la voluntad colectiva se ha impuesto, las trabas burocráticas y la indiferencia han sucumbido", dijo el dirigente, según el diario Juventud Rebelde.

Leonardo Martínez, presidente de la Comisión, aseguró que las encuestas a la población revelan la necesidad de dar prioridad a las labores de rehabilitación y mantenimiento.

La vivienda es uno de los problemas sociales más graves de Cuba, sobre todo en La Habana, y el gobierno decidió en 2005 acometer un millonario programa de 100.000 casas nuevas anuales y la reconstrucción y reparación de varias decenas de miles.

El programa fue aprobado por la Asamblea Nacional en julio de ese año, por lo cual se decidió que para los primeros 15 meses, de setiembre de 2005 a diciembre de 2006, la cantidad fuera de 150.000 casas.

Sin embargo, sólo 110.000 viviendas fueron construidas en esos 15 meses, 40.000 menos que la meta de 150.000, para lo cual desembolsó casi 300 millones de dólares, se señaló en la misma comisión en diciembre pasado.

El vicepresidente Carlos Lage admitió recientemente que hubo fraude en el reporte de casas terminadas en 2006 y llamó a ser estrictos y apegados a la verdad.