Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Montaner

Montaner: Las salidas a la crisis cubana pasan por la 'reforma económica' y la 'reconciliación' con EE UU y la UE

El escritor y periodista criticó la política del gobierno español hacia la Isla y la calificó de 'complaciente con la dictadura'.

Enviar Imprimir

El escritor, periodista y político cubano Carlos Alberto Montaner opinó este miércoles que la crisis de la Isla tiene "una obvia salida" que pasa por "el cambio, la reforma económica, la reconciliación con Estados Unidos y la Unión Europea, y el consecuente abandono del delirante proyecto chavista", informó EFE.

Montaner, exiliado en España, intervino en Madrid en un desayuno informativo de la tribuna Fórum Europa, en el que participaron destacados miembros del conservador Partido Popular (PP, principal fuerza de la oposición española).

Para el intelectual, presidente de la Unión Liberal Cubana (ULC), el cambio en la Isla debe comenzar "con la liberación de los presos políticos, el respeto a los derechos humanos y la renuncia al poder hegemónico del Partido Comunista".

El escritor y periodista vaticinó "un cambio radical y relativamente acelerado en Cuba tras la muerte de Fidel Castro" y la sustitución del actual régimen por "un modelo de Estado capitalista".

El avance mundial hacia el capitalismo de mercado "es una tendencia imparable y Cuba no puede ser la excepción totalitaria y colectivista del planeta", dijo Montaner. Añadió que si la Isla da finalmente ese salto hacia el progreso y la democratización, en cuestión de 15 años podría tener un crecimiento de entre el 10 y el 15 por ciento.

Según Montaner, en una la Cuba post-Castro no faltará ni capital humano ni financiero, que "va a llegar en grandes cantidades principalmente de Estados Unidos", pero también "desde Europa y muy especialmente desde España".

A su juicio, será preciso "establecer un pacto social", un acuerdo "que proporcione el sosiego y la estabilidad que demande el momento", con un marco jurídico que ampare las inversiones y la propiedad.

También "transferir a los cubanos de la Isla la mayor parte de los activos en manos del Estado, además de las viviendas en que habitan para que masivamente se conviertan en los dueños de los medios de producción" y, así, "sientan que el cambio les beneficia y les pertenece".

El exiliado, columnista en importantes diarios de América Latina, desechó la idea de que pueda haber una guerra civil en la Isla y se declaró dispuesto a formar, tras la caída del castrismo, un partido liberal en Cuba.

Sobre la política del presidente del gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, hacia Cuba, Montaner dijo que la valora "mal" y la calificó de "complaciente hacia la dictadura cubana".

Con su posición, el gobierno español "hace un guiño a cierta izquierda que está a la izquierda de su propio partido y a la que quiere contentar", opinó Montaner.

"No es una política que defienda los intereses de España", sino que es una "política electoralista", una serie de "guiños electorales para esos 200.000 electores que le dieron la victoria en las elecciones, y eso me parece desde el punto de vista ético muy reprobable y, como cubano, muy lamentable".

Los cubanos, dijo, "quisiéramos que España abanderara la lucha por la libertad de Cuba".