Actualizado: 17/09/2019 11:46
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

declaración de unidad

Opositores presentan una declaración de unidad

Los firmantes se comprometen a trabajar 'en la formación de un bloque unitario', si las circunstancias lo aconsejan, 'para lograr los cambios hacia la democracia'.

Enviar Imprimir

Pese a sus divergencias, representantes de diferentes grupos de la oposición cubana presentaron este domingo una declaración de unidad en la defensa de los derechos humanos y la democratización del país, informó la AFP.

"Sabemos que el pueblo de Cuba y todos los que en el mundo apoyan la democracia para Cuba, desean, con buena voluntad, que toda la oposición democrática pacífica cubana esté unida, ya que esta unidad es una necesidad para alcanzar los cambios que el pueblo quiere y necesita. Nuestra unidad debe ser el signo de la meta de la paz, la justicia, la reconciliación y la libertad que queremos alcanzar", afirman los disidentes en el texto, titulado Unidad por la Libertad.

"La unidad por la libertad existe entre nosotros, pero no necesariamente se expresa en un pacto o en la formación de una alianza estructurada", añaden, y se comprometen a trabajar "responsablemente en la formación de un bloque unitario, si las circunstancias aconsejan que ese paso es necesario y el más conveniente para lograr los cambios hacia la democracia en Cuba".

El documento ha sido suscrito, entre otros, por Martha Beatriz Roque y René Gómez Manzano, dirigentes de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil (APSC); Oswaldo Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), y Elizardo Sánchez Santacruz, que encabeza la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN).

También por Vladimiro Roca, de la concertación Todos Unidos; Laura Pollán, Berta Soler y Miriam Leiva, integrantes de las Damas de Blanco que figuran a título personal, y Héctor Palacios y Oscar Espinosa Chepe, miembros del grupo de 75 disidentes condenados a penas de hasta 28 años de cárcel en la primavera de 2003.

Como objetivos comunes, los disidentes mencionan el texto "lograr el respeto de todos los derechos humanos (…) la democracia, la reconciliación, la justicia social, la libertad y la soberanía".

Además, demandan la "liberación inmediata e incondicional" de todos los presos políticos.

La declaración "reafirma la unidad en la diversidad", dijo a la AFP Espinosa Chepe, excarcelado en 2004 por motivos de salud.

"Hay diferencias conocidas por todos, pero hay una base común de lucha pacífica por un futuro democrático y de respeto a los derechos humanos", apuntó el economista.

Leiva consideró por su parte que "un pronunciamiento como éste es necesario en el momento que vive Cuba", bajo el gobierno de Raúl Castro desde que hace más de ocho meses su hermano Fidel le delegó el poder debido a una complicada cirugía intestinal.

En el documento, los opositores dicen que corresponde sólo a los cubanos decidir "libre y democráticamente el futuro de Cuba" y que la solidaridad y respeto a los derechos humanos y cambios democráticos será la "verdadera demostración" de respeto a la autodeterminación y soberanía del pueblo cubano.

"No aceptamos que el reconocimiento y respeto de los derechos de los cubanos en las leyes y en la práctica sean condicionados a la situación internacional ni al estado de las relaciones de Cuba con otros Estados, ni a arreglos ni pactos con otros gobiernos", añaden.

Según EFE, el texto circula desde la semana pasada y se espera que se adhieran a él más voces de la oposición.

Vladimiro Roca explicó que la declaración no implica la constitución de ninguna organización conjunta sino el compromiso de "trabajar por la libertad de Cuba en un trabajo mancomunado, cada uno con su proyecto".

Payá, uno de los opositores que participó en la elaboración de la declaración, puntualizó que es una explicación que le debían al pueblo de Cuba y a la opinión pública internacional que siempre preguntan por la unidad de la disidencia.

Es una demostración de unidad "más importante que cualquier bloque, que cualquier alianza", dijo Payá.

A principios de semana, el Partido Solidaridad Democrática y coalición socialdemócrata Arco Progresista, que lidera Manuel Cuesta Morúa, presentaron un proyecto de concertación política con el objetivo de promover una agenda de derechos humanos.