Actualizado: 29/11/2021 15:04
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

transición

Políticos españoles opinan que los Veinticinco y EE UU deben 'coordinar' estrategias hacia Cuba

Enviar Imprimir

La Unión Europea (UE) y Estados Unidos deben "coordinar" sus políticas hacia Cuba, opinó en Madrid la secretaria de Relaciones Internacionales del Partido Socialista Obrero Español (PSOE, en el gobierno), Trinidad Jiménez, informó la AFP.

Jiménez participó este miércoles en el seminario "Cuba: ¿sucesión o transición", organizado por el Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos de la Universidad de Miami, en cooperación con la Fundación Diálogos, la ONG People in Need y la Asociación Iberoamericana por la Libertad.

Las "posiciones divergentes sólo sirven para reforzar a (Fidel) Castro", afirmó Jiménez, quien reclamó al opositor Partido Popular (PP, derecha) que no convierta la política de España hacia Cuba "en un instrumento de oposición interna", pues ello "perjudicará siempre a los intereses del pueblo cubano".

El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero quiere para Cuba "lo que siempre quisimos y defendimos para nosotros: democracia", lo que significa "libertad, elecciones, respeto a los derechos fundamentales y desarrollo socioeconómico", afirmó dirigente socialista.

Jiménez abogó por mantener un "canal abierto de interlocución con el régimen de Castro", reconoció que esa política "no ha dado los resultados deseables", pero sostuvo que la política de confrontación impulsada por el PP (en el poder entre 1996-2004), tampoco "dio ningún fruto".

El diputado del PP, Jorge Moragas, quien también asistió al seminario, coincidió con Jiménez en demandar un esfuerzo de coordinación entre Europa y Estados Unidos para impulsar la democracia en Cuba, pero discrepó en cuanto a la forma.

"Como españoles, debemos tener claro que cualquier estrategia que el gobierno pretenda poner en marcha y que implique dar la espalda a la disidencia será una estrategia equivocada", dijo Moragas en referencia a la decisión del Ejecutivo español de impulsar un cambio en la política de la UE hacia la Isla.

En enero de 2005, la UE decidió suspender temporalmente las sanciones diplomáticas adoptadas contra el gobierno cubano en la primavera de 2003 para protestar por el encarcelamiento de 75 opositores pacíficos, y recomendó suspender las invitaciones de disidentes y de funcionarios del régimen a las celebraciones de fiestas nacionales en las embajadas europeas en La Habana, aunque cada país quedó en libertad de decidir.

Los Veinticinco acordaron además mantener contactos regulares de trabajo con representantes de la disidencia interna y propiciar un "diálogo crítico" con el gobierno cubano.

Según EFE, Trinidad Jiménez rechazó que el gobierno español o el PSOE hayan dado la espalda a la disidencia; al contrario, dijo, se ha tratado de impulsar una relación "más activa, más política y más permanente" que "compensa el simbolismo" que se perdía al suspender las invitaciones de opositores a las fiestas de las embajadas.

"Al mismo tiempo, hemos recuperado cierta interlocución con el régimen y tratamos de recuperar la cooperación", para "avanzar en la consecución de la Posición Común europea" hacia Cuba, afirmó.

"No somos complacientes con el régimen, pero tampoco creemos en la retórica de condenar y no hacer nada", dijo Jiménez, reportó Europa Press.

La dirigente socialista reiteró que la postura tanto del PSOE como el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero es impulsar el proceso hacia la democracia y las libertades en Cuba, así como el desarrollo social y económico de la Isla.

"No pretendemos elegir quiénes deben ser los protagonistas de la transición, sólo ayudar a crear las condiciones para que el pueblo cubano recupere su soberanía con plena libertad", señaló.

Para lograr este objetivo, continuó, el gobierno español sigue la Posición Común que fijó la UE en 1996, orientada a impulsar una transición pacífica a través del diálogo, a participar de forma constructiva en este proceso, a cooperar económicamente y a contribuir a mejorar las condiciones de vida del pueblo cubano.