Actualizado: 21/09/2021 16:36
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Radio Martí, TV Martí

Washington cree que las transmisiones de radio y televisión hacia la Isla han mejorado

Un documento del Departamento de Estado instó a la Oficina de Transmisiones a Cuba a elaborar un plan a largo plazo para brindar programación a una Cuba post-Castro.

Enviar Imprimir

Las transmisiones de radios y televisoras estadounidenses que emiten programas dirigidos a la Isla han mejorado últimamente, después de fuertes denuncias de corrupción y mala administración, según un borrador del Departamento de Estado norteamericano sobre la Oficina de Transmisiones a Cuba, informó la AP.

El informe, que la AP dice haber obtenido en vísperas de un debate del Congreso estadounidense sobre fondos relacionados con Cuba, afirma que la señal de TV Martí llega mejor a la Isla, pero basa esa conclusión en pruebas anecdóticas no incluidas en el borrador.

El diario The Miami Herald publicó el miércoles algunos detalles del reporte.

Radio y TV Martí piden 33 millones de dólares en el presupuesto del año próximo, cinco millones menos que el año pasado. El gobierno del presidente George W. Bush pidió 46 millones para otros programas que intentan promover los cambios políticos en la Isla, pero un proyecto en la Cámara de Representantes redujo la cifra a 9 millones de dólares.

El objetivo de las transmisiones es dar a los cubanos una alternativa a la prensa de la Isla, rígidamente controlada por el gobierno. Sus detractores, como el representante republicano Jeff Flake y el demócrata Bill Delahunt, acusan a la red de transmitir noticias unilaterales y servir de fuente de empleo a los aliados políticos del gobierno de turno. Además, afirman que son una pérdida de dinero porque el gobierno de Fidel Castro las bloquea.

El reporte del Departamento de Estado advirtió que existen sospechas de que el director de la oficina, Pedro Roig, habría intimidado a algunos empleados.

"Con todo, se considera que el director es el más eficiente de la historia reciente", dice el documento, que recomienda comprobar si los programas de Radio y TV Martí llegan a los cubanos.

El texto exhorta a mejorar las medidas de seguridad y el control de calidad para garantizar que los empleados de Radio y TV Martí sigan las pautas oficiales.

El borrador también insta a la Oficina de Transmisiones a Cuba a elaborar un plan a largo plazo para brindar programación a una cuba post-Castro, así como a competir con la emisora satelital Telesur, financiada por el gobierno venezolano.