Actualizado: 13/05/2021 18:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Jineteras, Letras de Cuba, Amir Valle

Amir Valle teme que la persecución a los escritores en Cuba alcance los niveles de los setenta

'Todas las violaciones que se cometen en la Isla están amparadas en un sistema y una constitución', dijo el escritor.

Enviar Imprimir

El escritor cubano Amir Valle dijo este jueves en la Feria del Libro de Francfort que por "lo que se cuenta dentro y fuera de la Isla en los ambientes intelectuales, todo apunta a un regreso a la década negra de los años setenta", informó EFE.

En un acto organizado por el PEN-Club en el que se hizo un balance sobre la persecución de escritores en el mundo, con énfasis en Cuba y Zimbabwe, el autor de Jineteras opinó que "todas las violaciones que se cometen en la Isla están amparadas en un sistema y una constitución".

"Voy a poner un solo ejemplo, hay un acápite (párrafo aparte) de la Constitución que dice que se respetará la libertad de expresión pero sólo cuando ésta no vaya contra los principios de la sociedad socialista", agregó.

Valle comentó que dicha represión, en el caso de la literatura, crea problemas más difíciles de superar por ser "un país en el que el Estado convirtió el arte y la cultura en un arma política".

Según el narrador, existe actualmente en la Isla una politización total de la cultura en la que sólo se admite una creación dócil que haga el juego a las políticas del Estado, y una violación permanente de los derechos de información con la prohibición de Internet y el impedimento de acceder a los libros por parte de la población.

En Cuba, añadió Valle, es posible intercambiar correos electrónicos pero no es posible navegar por la red y los libros que llegan a las bibliotecas centrales son seleccionados por la Biblioteca Nacional José Martí.

"Eso garantiza que a ninguna biblioteca pública llegue un libro considerado inconveniente", explicó.

El escritor habló asimismo del proyecto de bibliotecas independientes, en el que muchas personas han corrido el riesgo de entrar libros a la Isla, fotocopiarlos y ponerlos a disposición de la gente, muchas veces en sus propias casas.

"Da vergüenza que a esas personas se les tilde de testaferros, gusanos o gente que le hace el juego al enemigo", expresó Valle con respecto a los promotores de las bibliotecas independientes.

Se refirió también a los encarcelamientos, destierros forzados y presión sobre las familias de los bibliotecarios independientes, pese a lo cual el movimiento sigue creciendo.

El escritor dijo que su revista Letras en Cuba cayó en la mira de los órganos de censura, y su último libro, Jineteras, publicado en España por Planeta, también fue prohibido.

"Presenté el libro al Premio Casa de las Américas y gané, pero luego me lo quitaron y el libro fue prohibido directamente por el Consejo de Estado", expresó Valle.

"Pero la represión lo que ha hecho es que mis libros estén ahora entre los más buscados y leídos en Cuba", añadió.

Valle viajó a Alemania en el marco del programa de PEN Writers in Exil y aseveró que ahora no podrá volver a la Isla: "Me dejaron salir, pero no me dejarán volver".