Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Ileana Regla Mateu, Chucho Valdés

Desestimada la demanda contra Chucho Valdés en Estados Unidos

El juez desestimó la demanda al considerar que Valdés no tuvo suficientes contactos en el territorio de Estados Unidos como para adjudicar jurisdicción al caso.

Enviar Imprimir

Un tribunal de Nueva Jersey determinó que el pianista Chucho Valdés no tendrá que responder a una demanda presentada en octubre de 2004 en la Corte Superior del condado de Bergen, por actos de extrema crueldad, adulterio y fraude cometidos durante el matrimonio con la cubanoamericana Ileana Regla Mateu, informó el diario El Nuevo Herald.

El juez George W. Parsons desestimó la demanda al considerar que Valdés no tuvo suficientes contactos en el territorio de Estados Unidos como para adjudicar jurisdicción al caso.

"Analizando los contactos del demandado, el tribunal no está convencido de que su presencia haya cumplido los estándares mínimos que respalden una jurisdicción", escribió Parsons en un veredicto de 20 páginas.

Asimismo, Parsons rechazó la solicitud del jazzista para validar en Estados Unidos una certificación de divorcio que emitió a su favor un tribunal de la Isla en el 2004. "Las leyes de Cuba no se ajustan a nuestras nociones constitucionales y ofenden la política pública'' del estado de Nueva Jersey, refiere el juez en el informe.

Por su parte, Gilberto García, abogado de Mateu, dijo que apelará el veredicto la próxima semana. "Tenemos confianza en que podemos demostrar que Chucho se acogió a las leyes estadounidenses cuando hizo su petición para residir de manera permanente en Nueva Jersey", declaró García.

"El juez no tomó en cuenta que Chucho solicitó su residencia ante el Departamento de Seguridad Interna [en el 2003] y que, al no existir relaciones diplomáticas entre ambos países, lo que hizo fue desertar sin que el gobierno cubano se enterara".

En opinión de García, al no tener efecto el divorcio decretado en Cuba, se puedo proseguir con la demanda en los tribunales estadounidenses.

"Es obvio que el divorcio final tiene que ser decretado y no podemos quedarnos en un limbo legal", insistió. "Dudo mucho que los fanáticos de Chucho puedan verlo actuar en EE UU por largo rato''.

Mateu y Valdés se conocieron en enero de 2000, cuando ella regresaba de La Habana tras una visita familiar. Posteriormente, Mateu viajó a otros países y ciudades estadounidenses para asistir a los conciertos del pianista.

Sus relaciones amorosas datan de julio de 2002, y justo un mes después Mateu recibió una llamada telefónica desde La Habana en la que Valdés le solicitaba matrimonio. El pianista se había casado en Cuba con una joven de 19 años en septiembre de 2001 y decidió romper el matrimonio apenas cuatro meses después.

La demandante había pedido una compensación monetaria y congelar las ganancias de compañías disqueras que violaron las restricciones del embargo mediante el pago de conciertos y grabaciones al artista.