Actualizado: 13/05/2021 18:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Plantados, Rafael Lima

La historia de los primeros anticastristas que sufrieron prisión en la Isla es llevada al cine

'Este documental habla de la vida cotidiana de estos hombres en prisión durante tanto tiempo, amontonados en sórdidos calabozos y maltratados por no haber cedido', dijo el director del filme.

Enviar Imprimir

AFP/ Washington. Mario Chanes pasó 30 años tras las rejas, Eusebio Peñalver, 28, Huber Mattos, 20: para estos anticastristas de la primera hora, el tiempo en el penal se pierde en la nebulosa de la revolución cubana, pero un reciente documental insta a recordar a estos "plantados".

Realizado por Rafael Lima, profesor de la Universidad de Miami, Plantados es un documental sobre los presos políticos que rechazaron todo compromiso con las autoridades, rehusándose sobre todo a las sesiones de reeducación, a los trabajos forzados o a llevar el uniforme.

El filme, producido por el Instituto de estudios cubanos y cubanoamericanos de Miami, relata con testimonios de los involucrados la larga encarcelación de estos opositores al régimen de Fidel Castro.

"Este documental no habla de política, habla de la vida cotidiana de estos hombres en prisión durante tanto tiempo, amontonados en sórdidos calabozos y maltratados por no haber cedido", indica Lima a la AFP.

Para este cubanoamericano llegado a Miami a los 10 años, esta producción es en primera instancia una historia personal, ya que de niño pudo visitar a sus tíos que pasarían 22 años en la cárcel luego de la llegada de Castro al poder en 1959.

En 1998, Lima regresó a la Isla y logró filmar con una pequeña cámara digital las abandonadas cárceles, entre ellas, La Cabaña y El Presidio, en la Isla de la Juventud, donde fue encarcelado el propio Castro.

Pero esas imágenes furtivas de muros, patios, escaleras y celdas, hoy vacías y silenciosas, sólo cobran vida con las narraciones de quienes las habitaron.

"Perdí todo en la cárcel, mi hijo, mi padre, mi madre", cuenta Mario Chanes, el último "plantado" en haber sido liberado en 1991 luego de 30 años encerrado, cumpliendo su sentencia sin que se le acortara la pena ni un sólo día.

Compañero de armas de Castro, Chanes participó en el asalto al Cuartel Moncada en 1953, uno de los grandes hitos fundacionales del castrismo, pero aun así rechazó la nueva dirección que tomaba su liderazgo. Hoy octogenario y enfermo, Chanes afirma que a pesar de la "crueldad" de su experiencia volvería a tomar las mismas decisiones.

Huber Matos, de 89 años, fue uno de los comandantes de la revolución y pasó 20 años en prisión por haber renunciado, al presentir el ingreso de Cuba en el campo socialista.

"Un prisionero de Castro es un prisionero muy especial", cuenta Matos al narrar la "larga agonía" que vivió en la cárcel, con siete años en el más absoluto aislamiento, huelgas de hambre, hambre y torturas. Fue liberado en 1979, 20 años después de su condena.

"Sin arrepentimientos", los "plantados" indicaron al documentalista que a pesar de las torturas jamás abandonaron sus creencias. "Hicimos lo que todo ser humano debe hacer cuando no es un traidor de sí mismo", afirma uno de los entrevistados.

"Los disidentes cubanos actualmente en prisión son los 'plantados' de hoy", dice Lima. Como los de hace 40 años, hacen huelgas de hambre y se niegan a ser adoctrinados.

Es la primera vez que se reconoce la historia de los 'plantados', incluso por sus familias. "Vi a un joven llorar durante la presentación de la película en Miami. Decía: 'Al fin comprendo a abuelo'", agregó el cineasta.

"Existen dos puntos de vista opuestos sobre la historia de Cuba de estos 50 últimos años: el del régimen y el del exilio. La verdad se encuentra entre los dos", estimó.