Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Música

Orishas: 'Salimos de Cuba por la censura'

El grupo cubano actuará este sábado por primera vez en Puerto Rico, donde comenzará a grabar su cuarto disco.

Enviar Imprimir

Los integrantes del grupo de hih-hop Orishas se lamentaron en una entrevista con EFE de no poder trabajar y vivir en su país, Cuba.

"Olvidándonos de la situación política, Cuba es la perla de la Antillas, es un paraíso, y muy especialmente para los músicos", comentó Roldan González, uno de los integrantes de este grupo y que vive en París.

Orishas actuará este sábado en Puerto Rico, por primera vez, y aprovechará la ocasión para comenzar a trabajar en esta isla en lo que será su cuarto disco, bajo la dirección del productor puertorriqueño Paul Irizarry, más conocido como Echo, y que esperan poder lanzar al mercado en los primeros meses de 2007.

Los otros dos integrantes de este grupo, Yotuel Romero e Hiram Riveri, alias "Ruzzo", viven en Madrid y Milán, respectivamente, y los tres aseguran que si bien no se consideran exiliados, sí son emigrantes.

"Y emigrar es muy duro compadre, sobre todo si eres cubano y te ponen problemas continuamente con las visas para viajar, como nos ha pasado para venir a Puerto Rico", Estado Libre Asociado a Estados Unidos, comentó Roldán.

"Salimos de Cuba porque nuestra música no podíamos hacerla allí, porque el rap estaba muy censurado y considerado música del enemigo", explicó Yotuel.

"Y también porque en Cuba no hay medios para trabajar, no hay estudios ni profesionales para grabar un disco, ni mercado para vender", añadió. Yotuel explicó, no obstante, que viajan a Cuba "normalmente, y con frecuencia", a ver a sus familias. "Incluso actuamos allí en el año 2000".

Roldán aseguró que "en Cuba hay cientos de músicos jóvenes que no pueden salir adelante, que van a tener que esperar a que llegue otro Ry Cooder", en referencia al guitarrista estadounidense que bajo su producción y con el sello conocido como Buena Vista Club Social llevó a la fama internacional a músicos cubanos tradicionales como Rubén González, Elíades Ochoa o Ibrahim Ferrer.

En este sentido, criticó duramente a artistas cubanos consagrados que "viven en mansiones en Cuba" y sí tienen los medios para grabar allí su música, pero sólo los alquilan a preciso internacionales.

"Pablo Milanés tiene su propio estudio en Cuba, con los mejores medios, pero lo alquila a 90 dólares la hora, un precio europeo", en un país donde el salario mínimo es de 5 dólares al mes, aseguró Roldán.

Los integrantes de Orishas aseguran que a pesar de vivir en ciudades diferentes pasan más tiempo juntos que separados, y duermen en los aviones, uno en los de Iberia, otro en los de Air France y otro en los de Alitalia", precisa Ruso.

"Nos pusimos de nombre Orishas no porque nos consideremos santos, que de santos no tenemos un pelo, sino porque era como un código de identidad con el que decirle al mundo entero que somos cubanos".

Más concretamente, Yotuel explicó que ellos son raperos cubanos, que rescatan "todas las gamas" de géneros de música que existen en la Isla. "Lo que más nos importa es rescatar la oralidad del joven cubano (…) Pero queremos ser un grupo para todos los latinos, y nuestra crítica social se refiere a situaciones que se viven y se han vivido en muchos países latinos, no sólo en Cuba, o a la situación de los emigrantes latinos en los países europeos en los que vivimos", añadió.

Según Yotuel, la mayor influencia que ha recibido de Europa la música que hace Orishas viene del flamenco en España. "Nos gusta mucho la música gitana, la de Ketama, de Niña Pastori, de la familia Morente, nos gusta mucho la música flamenca", explicó.

Sobre su próximo disco, Roldan dijo va a seguir su línea. "Este es un grupo que tiene una línea que no vamos a cambiar por nada en el mundo, nos definimos como un grupo de hip-hop latino, con una base de música tradicional cubana", subrayó.

Sobre el éxito musical de Orishas, Roldán, no obstante, se quejó del daño que les ha ocasionado la piratería, que dijo que es como "si a un agricultor que siembra una hectárea de frijoles le llega alguien y se le lleva la mitad de la cosecha porque le sale de los cojones".