Actualizado: 04/08/2020 9:23
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Lezama Lima, María Zambrano

Publican en España correspondencia entre Lezama Lima y María Zambrano

Enviar Imprimir

Una selección de la correspondencia entre el escritor cubano José Lezama Lima y la filósofa española María Zambrano ha sido publicada en España, a modo de aproximación a la vida de los dos escritores, informó EFE.

Coeditada por el gobierno regional de Andalucía y la editorial Espuela de Plata, de Sevilla, se hizo una tirada especial de la obra para la Feria Internacional del Libro de La Habana, clausurada este domingo.

El nombre de la editorial sevillana es precisamente el mismo de una de las revistas que editó en Cuba Lezama Lima.

María Zambrano (1904-1991) y José Lezama Lima (1910-1976) se conocieron en La Habana en 1936, año del estallido de la Guerra Civil española, que provocó el exilio de la filósofa. Desde entonces mantuvieron una amistad inquebrantable, que no concluyó hasta la muerte del cubano.

Esta Correspondencia, según sus editores, pretende ser una muestra de esos 40 años que fueron de amistad pero también de exilio y de inquietudes filosóficas y estéticas, como reflejan las cartas seleccionadas.

Las cartas, enviadas desde Cuba, México, Francia e Italia muestran también cómo los sueños, el tiempo y la eternidad figuraban entre la principales preocupaciones de ambos creadores y su lectura sirve, según los editores, como una aproximación "vitalista y completa" a la vida de los dos.

Javier Fornieles, profesor de enseñanza secundaria, ha sido el responsable de esta edición que se acompaña de fotografías del poeta y de la filósofa en la época en que se conocieron.

Fornieles destaca que Correspondencia es un libro "para los no muy numerosos pero fieles lectores" de Lezama y Zambrano, porque supone un diálogo entre ambos autores que, según el experto, se distinguieron por su "amor a la creación".

Además de la introducción redactada por Fornieles, la obra se abre con dos curiosos textos de personas que fueron muy próximas a Lezama y Zambrano, una de ellas es la hermana del poeta, Eloísa Lezama Lima.

Otra es Tanghy Orbón, esposa del músico Julián Orbón, miembro del grupo Orígenes y en cuya casa se celebraron numerosas tertulias a las que acudían tanto la filósofa como el poeta, entre otros muchos intelectuales cubanos y españoles de entonces.

Tanghy Orbón define a María Zambrano como "la exiliada perfecta" por la tristeza que le causaba hallarse fuera de España. Y relata la anécdota de un día en que decidieron asistir a un teatro de La Habana para ver a la cantante española Lola Flores, que ya entonces había cosechado un gran éxito en Cuba con sus actuaciones.

Nada más empezar a cantar Lola Flores, recuerda Orbón, María Zambrano "empezó a ponerse muy pálida" y a exclamar: "me siento muy mal, me siento muy mal. No lo puedo soportar. El exilio, el exilio".

Orbón también evoca en estas páginas la visita, de la mano de Gastón Baquero, del poeta español Luis Cernuda, a quien Zambrano "quería enormemente" y del que decía que "era el autor lírico más importante que había dado esa generación".

"María dejó una huella muy profunda en todos nosotros. Hablamos de ella constantemente", escribe Tanghy Orbón, quien recuerda al Cernuda de aquella época como "un hombre destruido, de una desolación total".

Una persona, dice Orbón, que sufría "una depresión espantosa" que le hacía poco comunicativo.