Actualizado: 12/07/2024 0:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Fin de la «Gran Mentira»

A quienes no creyeron las declaraciones de que no hubo fraude en las últimas elecciones presidenciales, tendrán ahora que reconocer que fueron engañados por FOX News, ya que el propio engañador así lo ha confesado

Comentarios Enviar Imprimir

La confesión de Rupert Murdoch, dueño de la estación televisiva FOX NEWS, que envenenó la mente de los incautos difundiendo un falso fraude electoral incitado por el perdedor, es uno de los últimos clavos que sellará el ataúd político de Donald Trump.

A quienes no creyeron las declaraciones de Bill Barr, Fiscal General del expresidente, ni las de Mitch McConnell, líder de los senadores republicanos, ni el pronunciamiento de la Corte Suprema, ni el dictamen de más de 100 jueces (muchos de ellos nombrados por el convicto stable genius), ni los comentarios de sus secuaces más cercanos y hasta de sus familiares, todos los cuales afirmaron que no hubo fraude, tendrán ahora que reconocer que fueron engañados por FOX News, ya que el propio engañador así lo ha confesado.

Y pensar que exiliados cubanos votaron por el candidato favorito del dictador ruso, Putin, el mayor proveedor y defensor de la tiranía castrista, a quien Donald Trump benefició debilitando la OTAN y a quien en su abortado segundo mandato le hubiera facilitado apoderarse de Ucrania y sabe Dios de cuántos más países de Europa.

Aunque muchos de los que votaron por el perdedor ya se han arrepentido (prueba de ello fue la derrota que sufrieron los respaldados por él en las elecciones de medio término); algunos de sus seguidores no han dado su brazo a torcer.

El sentido común debió decirles que más de siete millones de votos no se pueden inventar del aire, ni es posible confabular a las decenas de miles de personas de ambos partidos que contaron los votos.

Y aún después del cruento asalto al Capitolio, incitado por el perdedor el 6 de enero de 2021, muchos siguieron creyéndole a FOX NEWS, a pesar de que Bill Barr, el Fiscal General (nombrado por Trump), Mitch McConnell, líder de los senadores republicanos y muchos de los colaboradores del derrotado afirmaron que SÍ, que Donald Trump había incitado a su fanática turba a no dejarse arrebatar el triunfo (otra de sus innumerables mentiras).

Pero al gran mentiroso, no le importó mentir ni que su discurso del 6 de enero provocara la violencia. Como no le importaron los miles de muertos al comienzo de la pandemia mientras él pregonaba: «Es un hoax de los demócratas, el Coronavirus desaparecerá en pocos días», lo cual contribuyó a que sus acólitos desafiaran a los científicos, rehusaran usar mascarillas y no se vacunaran.

El resultado de las elecciones presidenciales de 2020 no fue una victoria de Joe Biden, un anciano sin carisma y, para colmo, tartamudo, y que apenas hizo campaña obedeciendo la orden del Departamento de Salud Pública de evitar aglomeraciones. El resultado fue el repudio al ridículo aspirante a autócrata.

Yo no necesité la confesión de Rupert Murdoch, así como tampoco la necesitó mi numerosa familia, ni la mayoría de mis amistades, muchos de ellos republicanos, que no nos dejamos engañar por el maléfico culto que desató el indigno y repulsivo expresidente.

En mi caso, el mismo día en que lo nominaron cancelé mi filiación en el partido en el que estuve inscrito desde que tuve derecho al voto en este país. Hice mía la declaración de sensatos políticos republicanos: «Con qué cara le voy a decir a mis hijos en el futuro que yo voté por este canalla». Como ha dicho recientemente su propio vicepresidente Mike Pence: «Un hombre que trató de violar la Constitución de EEUU no debe ser presidente de este país.» Y no solo por eso, como dice ahora su propio exvicepresidente, sino que por su pasado delictivo (Don the Con, le llamaban desde hace décadas en Nueva York), sus múltiples bancarrotas, su ignorancia, su grosería, su incultura y vulgaridad y los insultos, las ofensas y las mentiras que profería contra sus rivales, nunca debió ser elegido.

::::::::::::::::::::::::::::

COMENTARIOS DE SUS MÁS CERCANOS COLABORADORES

Un hombre que trató de violar la Constitución de EEUU no debe ser presidente de este país.
Mike Pence, vicepresidente de Donald Trump

Trump se apropió de documentos clasificados que nunca debió llevarse; y cuando tuvo la oportunidad de devolverlos se negó a entregarlos. Muchos de esos documentos eran ultra secretos y comprometedores Esos documentos pudieran poner en peligro a los miembros de las fuerzas armadas de EEUU.
Mike Pompeo, Secretario de Estado, de Donald Trump

Por solo la mitad de las acusaciones que se le imputan, Donald Trump está «frito».
William Barr, fiscal general de Donald Trump

Las evidencias de las acusaciones contra Donald Trump son irrebatibles.
Chris Christie, exgobernador republicano de Nueva Jersey

Donald Trump podría morir en prisión si fuera condenado por una sola de las múltiples acusaciones que pesan sobre él. Se trata de crímenes que conllevan una sentencia de 10 a 20 años de cárcel. Y las evidencias de su culpabilidad son muy fuertes.
Jonathan Turley, analista legal de FOX NEWS

Yo no puedo defenderlo de los cargos que se le imputan.
Mike Pence, vicepresidente de Donald Trump

Trump es un individuo mezquino, un narcisista de conducta errática, y que lo único que le interesa es él mismo, por encima del bien de la nación.
Bill Barr, fiscal general de Donald Trump

Las acusaciones que pesan sobre Trump son muy serias e incriminatorias. Estamos hablando de algo tan grave como obstrucción a la Justicia.
William Asa Hutchinson, gobernador republicano de Arkansas


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.