Actualizado: 29/02/2024 16:32
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Milei, Libertario, Argentina

Javier Milei «el libertario»

Los libertarios, en general, expresan su escepticismo con respecto a que la sociedad adquiere más beneficios que perjuicios del Estado

Comentarios Enviar Imprimir

El actual presidente de Argentina Javier Milei se auto-declara libertario, mientras la derecha lo califica como de derecha y la izquierda cavernícola castrista guevarista internacional, entre otras, lo catalogan de extrema derecha y/o neoliberal.

La corriente libertaria como filosofía de gobierno en la actualidad tiene muchas derivaciones. Es una teoría que parte del reconocimiento de la propiedad privada y la autonomía de los recursos naturales de los que nadie puede apropiarse. Sin embargo, cada una de las variables del libertarismo se diferencia esencialmente por las atribuciones del Estado en esa defensa de la libertad individual.

Este pensamiento filosófico para el desarrollo social y humano a partir de la incidencia del individuo sobre los recursos de la naturaleza, se remonta al siglo XVII en que empieza a conceptualizarse a través del filósofo y sociólogo inglés Herbert Spencer (1820-1903) con su teoría del darwinismo, y de Henry Georges (1839-1897) filósofo que inspira los preceptos de la filosofía económica del georgismo.

Herbert Spencer propone lo que posteriormente se identifica como darwinismo social, donde aboga por la supervivencia del más competente, amparándose en la teoría de la evolución de las especies de Darwin a partir de la selección natural y su perpetuidad mediante la herencia. Por su parte Henry Georges sustenta que lo que existe en la naturaleza (la Tierra) es patrimonio de toda la humanidad, por lo que cada quien debe poseer lo que crea. A partir de la noción de estas ideas primigenias —esencialmente— se han venido desarrollando preceptos filosóficos e ideológicos que ponen en tensión los conceptos de libertad, para argumentar postulados que hoy ocupan el debate entre las tendencias de izquierda y de derecha.

Cuba no está exenta de pensadores afiliados a una u otra tendencia filosófica. Ante el fenómeno Milei y en el afán por conocer las diferentes corrientes que componen la izquierda democrática cubana, me he visto obligado a indagar más en los matices diferenciadores de las corrientes libertarias actuales, por lo que he podido identificar a los anarquistas o libertarios cubanos como parte de esa izquierda [1].

Por supuesto que otros presupuestos construyen el edificio teórico del libertarismo, erigido original y principalmente sobre los pilares de las filosofías sociales del utilitarismo de los liberales radicales y el cosmopolitismo (consistente en librecambismo y antimperialismo) de los liberales manchesterianos del siglo XIX.

Si indagamos en el origen del movimiento libertario moderno en la mitad del siglo XX, podemos advertir que los pensadores libertarios no buscaron generar nuevos fundamentos de filosofía social, sino ser continuadores filosóficos de los radicales y manchesterianos bajo un nuevo nombre. Sin embargo, rápidamente empezaron a surgir propuestas revisionistas para proponer otros fundamentos de filosofía moral o nuevas síntesis con filosofías políticas sin conexión histórica directa con el liberalismo de libre mercado. Esta creciente diversidad llevó a algunos libertarios a proponer determinadas señas de identidad común, mientras otros prefieren continuar la perspectiva original utilitarista y cosmopolita [2].

En casi todas las fuentes reseñadas en este artículo se corrobora que el libertarismo de izquierda abarca creencias libertarias que afirman que los recursos naturales de la Tierra pertenecen a todos por igual, sean o no propietarios. Este libertarismo “combina la suposición libertaria de que cada persona tiene un derecho natural a propiedad, con la premisa igualitaria de que los recursos naturales deben compartirse equitativamente, y es ilegítimo que nadie reclame la propiedad privada exclusiva de estos recursos en detrimento de otros” (2).

Como hemos visto con anterioridad, ciertos defensores históricos de este punto de vista incluyen a Herbert Spencer y Henry George. A ellos se suma Thomas Paine (1737-1809) filósofo intelectual revolucionario radical de origen inglés, promotor del liberalismo y la democracia izquierdista, que está considerado entre los Padres fundadores de los Estados Unidos de América y junto al empresario inglés Thomas Spencer (1851-1905) se les atribuye la fundamentación de la renta básica.

Entre los más recientes pensadores adheridos a esta formulación se encuentran el filósofo y economista belga Fhilippe Van Parijs (1951) defensor del concepto de la renta básica, expuesta inicialmente por Tomas Spencer en el siglo XVIII a nivel local y extendida luego en el siglo XIX a escala nacional por Joseph Chartie. La renta básica defiende que el Estado cubra las necesidades básicas de cada ciudadano para que accedan a un nivel mínimo de ingreso y se reduzca la desigualdad (3).

A este libertarismo de izquierda se afilia Hillel Steiner, un filósofo y politólogo canadiense, quien lo ha fundamentado en su libro Un reparto más justo del planeta. Los socialistas libertarios, como los anarquistas sociales y los individualistas, los marxistas libertarios, los comunistas de consejos, los luxemburgueses y los leonistas, promueven el usufructo y las teorías económicas socialistas, incluido el comunismo, el colectivismo, el sindicalismo y el mutualismo. Critican al Estado por ser el defensor de la propiedad privada y creen que el capitalismo implica esclavitud asalariada (2).

El libertarismo de derecha por su parte se desarrolla en los Estados Unidos a mediados del siglo XX a partir de teorías de pensadores europeos como John Locke (1632-1704) padre del Liberalismo clásico amparado en la racionalidad del ser humano para discernir, entre el bien y el mal. Esto lo lleva a desarrollar una teoría que considera entre los derechos humanos básicos, el derecho a la propiedad, a la libertad y a la vida. Ludwig Von Mises (1881-1973) filósofo y economista austriaco de origen judío, impregnado por todo esta corriente de economistas que le precedieron, fundamenta su teoría en la propiedad privada para demostrar que otras libertades se derivan del derecho de la propiedad, y que es necesario librarse de la intervención del Estado para promover la armonía, la paz y el bienestar social en general (3).

Friedrich Hayek, el más contemporáneo (1899-1992) economista, filósofo y jurista austriaco, quien obtuviera el Premio Nobel en Economía en 1974, hizo aportes tan sustanciales que cambiaron el pensamiento económico mundial y se afilia a esta corriente del libertarismo de derecha en su concepción más popular. Se lo suele denominar continuación o radicalización del liberalismo clásico y sustenta el funcionamiento del mercado como regulador de la economía a través del dispositivo de precios. Aboga por la privatización y la menor intervención del Estado con una regulación muy pequeña (4).

Ante el panorama de ideas y variables sobre el libertarismo se ha llegado a ciertas deducciones generales. Los libertarios rechazan las instituciones cuyas intervenciones representan una coerción innecesaria de los individuos y la anulación de su libertad económica. Los anarcocapitalistas buscan la eliminación completa del Estado en favor de los servicios de seguridad privados, mientras que los minarquistas abogan por un Estado mínimo, con sólo las funciones de gobierno necesarias para salvaguardar los derechos naturales, entendidos en términos de auto-propiedad o autonomía [2].

Todas las fuentes consultadas nos conducen también a resumir estas tendencias a partir de sus características esenciales y poder confirmar que:

El principio de no agresión es para algunos libertarios de derecha una de las plataformas esenciales de sus postulados.

Para el libertarismo de derecha la propiedad y los mercados libres se erigen como las bases más sólidas en la garantía de la libertad individual.

Los libertarios, en general, expresan su escepticismo con respecto a que la sociedad adquiere más beneficios que perjuicios del Estado (que identifican con la burocracia y el poder político) y comúnmente formulan la existencia de un gobierno limitado, que admita todo acuerdo voluntario y emplee la fuerza sólo para la protección de las libertades individuales.

Si tenemos en cuenta las deducciones anteriores sobre el libertarismo, podemos catalogar el discurso y la narrativa de Milei como el de un libertario de derecha y específicamente minarquista.

Para los que aspiramos a una Cuba democrática es muy importante conocer estas corrientes modernas del anarquismo o libertarismo, porque en la actual oposición democrática cubana existen los libertarios de izquierda y sin duda existen muchos potenciales, Javier Milei, es decir, libertarios de derecha que incluye anarcocapitalistas y minarquistas.


[1] Hamze Guilart M. Democratización de Cuba vs izquierda democrática https://www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/democratizacion-de-cuba-vs-izquierda-democratica-329306

[2] Wikipedia. Libertarismo https://es.wikipedia.org/wiki/Libertarismo

(3) https://es.wikipedia.org/

(4) Friedrich Hayek https://www.scielo.org/


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.