Actualizado: 20/01/2022 14:54
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Chile

Sangre, millones, impunidad

¿Responderá la familia de Augusto Pinochet por las irregularidades financieras en las que habría participado junto al ex dictador?

Enviar Imprimir

Quienes escucharon los alardes de honestidad de Augusto Pinochet durante su mandato, no imaginaron los millones de dólares que desde muy temprano había comenzado a acumular. El 13 de septiembre de 1975, el caudillo discurseaba:

"Este es un gobierno honorable. Por eso es que el pueblo nos apoya. Y cuando yo tenga que irme, llegaré hasta la notaría y retiraré mi sobre con mis haberes, nada más. Incluso, a lo mejor me voy con menos de lo que tenía cuando asumí este cargo".

Develado en julio de 2004, con el caso del Banco Riggs toda esta parafernalia cayó con estrépito. Una investigación encargada por el Congreso de Estados Unidos desacreditó a Pinochet y el propio banco expuso su culpa, incluso financieramente. Al Estado norteamericano le pagó 16 millones de dólares y tuvo que apoyar con 8 millones a las víctimas de violaciones de derechos humanos.

Cálculos muy conservadores indican que el ex golpista mantenía cuentas en el Riggs por más de 20 millones.

Si el banco al menos costeó su error, la impunidad de Pinochet continuó hasta su muerte. A esto habría que sumar el usufructo, en forma de negligencias de la justicia, que sus parientes heredaron.

Frustración chilena

De una manera u otra, jueces íntegros como Juan Guzmán, Sergio Muñoz y Carlos Cerda, decididos a lograr una condena contra Pinochet y sus familiares, fueron apartados del caso, que con el tiempo daría un vuelco sorprendente.

La otrora primera familia chilena cargaba implicaciones en delitos como evasión de impuestos y falsificación de pasaportes, así como más de una mención en los trasiegos de las cuentas en el Riggs.

Los chilenos que esperaban justicia quedaron frustrados. Con excepción del hijo menor de Pinochet, Marco Antonio, poco a poco han sido sobreseídos la esposa del general, dos hijas y una nuera. A todos los colaboradores se les anuló el proceso, entre ellos a Óscar Aitken, ex albacea de Pinochet.

El diario La Nación señala que a este caballero se le acusaba de eludir impuestos por cerca de medio millón de dólares, fruto de honorarios adicionales que pactó con Pinochet y de los ingresos que percibió por cuentas del Banco de Chile en Nueva York y en Coutts y Cía.


« Anterior12Siguiente »