Actualizado: 23/10/2017 19:18
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Juan Carlos I, España, Transición

El gran defensor de la unidad hispanoamericana

El rey Juan Carlos I no solo fue el monarca que guió la transición democrática en España, también impulsó el fortalecimiento de las relaciones con Latinoamérica

Comentarios Enviar Imprimir

Apenas se inició la transición hacia la democracia en 1976, en España se pensó en una revalorización y fortalecimiento de las relaciones con Latinoamérica.

Esta voluntad por mejorar las relaciones con los países de América Latina se manifestó, en primer lugar, en los viajes que enseguida iniciaron los reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, que los llevaron en el año 1976 a República Dominicana, Colombia y Venezuela, en 1977 a Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica y Panamá, en 1978 a México, Perú y Argentina, y en 1983 a Brasil y Uruguay.

En su primer viaje como rey a Cartagena de Indias, Don Juan Carlos quiso dejar clara la importancia de luchar por la unión de los países para hacer reales las posibilidades de conjunto y, así, destacó que “frente al mundo de hoy y sus problemas debemos hacer un nuevo esfuerzo de imaginación y de valentía para arribar, no a nuevas tierras, sino a nuevas soluciones, a nuevas políticas y nuevas fórmulas de convivencia”.

A medida que las relaciones bilaterales se iban fortaleciendo, los mecanismos de diálogo y de cooperación para el fortalecimiento de la Comunidad Iberoamericana de Naciones también iban aumentando y progresando. Cabe destacar la celebración del “Encuentro en la Democracia”, que reunió en Madrid en abril de 1983 a más de un centenar de representantes de diversos ámbitos de América Latina y España, de acuerdo a una información aparecida en notiamerica.com.

El acontecimiento que propició la posterior convocatoria de las Cumbres fue el Encuentro Iberoamericano de expresidentes democráticos, que tuvo lugar en el Monasterio de Guadalupe, Extremadura (España), al que asistieron varios ex mandatarios de países latinoamericanos y el expresidente de España, Adolfo Suárez.

El encuentro culminó con la firma de la Declaración de Guadalupe, en la que recalcaron el compromiso por fortalecer una comunidad iberoamericana de naciones, el impulso de la educación, la ciencia y la cultura común y el apoyo a los procesos de paz en América Latina.

La idea de organizar una reunión de presidentes iberoamericanos se esbozó en España a finales de los años 70, pero la presencia de varias dictaduras en América Latina fue un gran impedimento, que fue desapareciendo poco a poco.

Los años fueron pasando hasta que en enero de 1990, en una visita de los reyes de España a México, el presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari planteó realizar una reunión anual para el año siguiente, con el fin de que fuera permanente, para la que ofreció su país como sede de celebración. De esta forma, los diplomáticos comunicaron a la vez las dos primeras cumbres, que tendrían lugar en Guadalajara, México, en 1991, y en Madrid en 1992.

Este fue el comienzo de la instauración de las Cumbres Iberoamericanas, que desde entonces se han celebrado anualmente en diferentes países. La última de estas reuniones, la XXIII Cumbre, tuvo lugar en Panamá en octubre de 2013 y la próxima se realizará en diciembre de 2014 en Veracruz, México.

El rey Don Juan Carlos no estuvo presente en la última Cumbre, siendo esta la primera vez en las XXIII ediciones celebradas que se ausentaba. Su hijo, Felipe de Borbón, fue el encargado de representar a España en esta reunión.

Desde hace unos años y debido a su delicada salud, el príncipe Felipe ha relevado a su padre en varios actos que antes protagonizaba él, como la toma de posesiones de presidentes latinoamericanos.

A pesar de las dificultades por las que atraviesa España, sus relaciones con los países latinoamericanos siguen fortaleciéndose y creciendo a través de acuerdos y alianzas. El rey de España Don Juan Carlos I de Borbón ha abdicado este lunes, así que todo apunta a que Felipe de Borbón será el encargado de mantener y reforzar estas relaciones con los países de América Latina.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

El rey Juan Carlos I de España y el entonces gobernante cubano Fidel Castro en esta foto de archivoFoto

El rey Juan Carlos I de España y el entonces gobernante cubano Fidel Castro en esta foto de archivo.

Relacionados

 

ESPAÑA, INTERNACIONAL, VENEZUELA

¿Por qué no te callas?

Un exabrupto del presidente venezolano Hugo Chávez sacó de sus casillas al monarca español quien exhortó al mandatario caribeño a que se callara. “¿Por qué no te callas?” fueron sus palabras.

Comentarios