Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Libreros, China, Censura

El peligroso oficio de librero chino

Un accionista de una librería de Hong Kong, donde se venden libros críticos al Gobierno chino ha desaparecido. Tres empleados de la tienda y el dueño de la editorial también

Comentarios Enviar Imprimir

Lee Bo solía estar en casa para las 7:15 de la tarde, justo a tiempo para la cena. Pero el pasado miércoles simplemente no llegó, informa BBC Mundo.

También conocido como Paul Lee, es accionista de la librería Causeway Bay de Hong Kong, especializada en libros de bolsillo críticos con el régimen chino.

Hace unos meses había hablado con la BBC, cuando tres empleados de la tienda y el dueño de la editorial que la provee de libros desaparecieron.

“Sospecho que los detuvieron. Desaparecieron a la vez”, le dijo Lee a la BBC a principios de noviembre.

Son varios los que sospechan que China está detrás de las desapariciones.

Y ahora parece que Lee ha corrido la misma suerte: no se le ha vuelto a ver desde el 30 de diciembre.

A Gui Minhai, Lui Bo, Cheung Jipling y Lam Wingkei se les perdió la pista a finales de octubre.

Gui, un ciudadano sueco nacido en China, es el dueño de Mighty Current, la editorial propietaria de la librería Causeway Bay y la que la provee de libros críticos de los líderes chinos.

Tampoco se tuvo más noticias de Lui y de Cheung, el gerente general y el gerente de negocios de la casa editorial.

Ambos tienen a sus esposas en Shenzhen, una ciudad china de 10,6 millones de habitantes localizada al sur de la provincia de Cantón, y fueron vistos allí por última vez.

El cuarto en desaparecer fue Lam Wingkei, el gerente de la librería Causeway Bay, ubicada en el distrito comercial de Hong Kong.

“Estoy bastante seguro de que el objetivo principal era el señor Gui”, le dijo Lee a la BBC en noviembre, más de un mes antes de desaparecer.

“Querían evitar que publicara un libro”, añadió, tras asegurar que no sabía de qué trataba.

Sin embargo, el activista por los derechos humanos y veterano abogado Albert Ho cree que se podría tratar de una presunta examante del presidente chino Xi Jingping, con la que podría haber mantenido relaciones cuando ya estaba casado con la cantante de folk Peng Liyuan.

Lee fue el que anunció la desaparición de los cuatro, y junto con su esposa, se encargó de presentar la denuncia, hablar de ello con los medios y lidiar con los grupos que defienden los derechos humanos.

El abogado Albert Ho cree que las desapariciones estarían relacionados con un libro que podría enfadar al presidente chino Xi Jingping.

El 31 de diciembre la esposa de Lee, una escritora china, le contó a la corresponsal de la BBC en Hong Kong, Julianna Liu, que llevaba todo un día sin poder contactar con él.

“Estoy realmente asustada”, le dijo.

“No puedo contactarlo, aunque él sí me llamó. Me pidió que no hiciera un escándalo de esto. Que saldría de la situación de alguna manera. Pero no pudo decirme nada más sobre las circunstancias”.

Lo último que se sabe del editor Gui Minhai es lo que escribió a sus colegas en un correo desde Tailandia: que tenía entre manos material para un nuevo libro.

Más adelante, la mujer de Lee declaró a los medios de Hong Kong que creía que su marido le había llamado de Shenzhen, en China continental, al norte de la frontera con Hong Kong.

Pero añadió que su permiso para volver a Hong Kong, un documento que todos ciudadanos de esa región administrativa especial deben mostrar al entrar a China, estaba en casa.

Estos detalles, junto a un reporte policial sin confirmar en el que no consta que Lee haya salido de Hong Kong, hace pensar al veterano abogado Albert Ho que fue raptado.

“Debe haber sido coaccionado e intimidado, forzado a irse”, le dijo a la BBC.

“Y luego muy probablemente se fue a través de algún canal, sin pasar por la ventanilla de migración”, le explicó.

“Es eso lo que nos lleva a pensar que lo raptaron y lo llevaron de contrabando a China”, en una maniobra similar a una detención extrajudicial.

Una carta supuestamente escrita a mano por el librero y que la agencia estatal de noticias de Taiwán acaba de sacar a la luz confirmaría la versión de que se encuentra en China.

La misiva tiene fecha del domingo y dice: “Volví al continente (China) por mis propios medios”.

Además, supuestamente Lee asegura en ella que está “trabajando con las partes implicadas”.

Por todo esto, el abogado y activista Albert Ho cree la desaparición de Lee, como la de los otros cuatro, está relacionado con un supuesto libro que enfadaría al dirigente chino.

“Si la información es cierta, sería un caso muy preocupante e implicaría un serio deterioro de la libertad de expresión en Hong Kong”, señaló el representante de Amnistía Internacional en China, Patrick Poon.

Y es que en Hong Kong existen leyes dirigidas a garantizar la libertad de prensa.

Sin embargo, miembros del negocio editorial aseguran que el Gobierno chino ha empezado a ejercer su influencia sobre la industria.

En la carta Lee dice, supuestamente, que se fue de Hong Kong a China.

El año pasado, el editor de Hong Kong Yiu Mantin fue condenado a diez años de cárcel en China por contrabando.

Pero sus familiares creen que los cargos fueron inventados como venganza por publicar un libro muy crítico con el presidente Xi Jinping.

Y a principios de noviembre dos periodistas de Hong Kong, Wang Jianmin y Guo Zhongxiago, fueron llevados a juicio por vender revistas políticas en Shenzhen.

“La desafortunada coincidencia de las desapariciones (de los libreros) y la detención de Wang Jianmin y Guo Zhongxiago han ensombrecido la libertad de prensa, un derecho consagrado en la Ley Básica de Hong Kong”, una especia de Constitución de la región administrativa especial.

Además, si todas estas hipótesis fueran ciertas, sería un caso sin precedentes.

Y es que supondría que las autoridades chinas habrían detenido a ciudadanos de Hong Kong en una ciudad en la que no tienen jurisdicción.

Por el momento, el Gobierno chino no ha hecho declaraciones al respecto, ni ha respondido a las solicitudes de entrevista de la BBC.

Así que el misterio sigue.

Lo poco que se sabe lo dijo Lee, supuestamente, en una carta escrita a mano:

“Estoy bien. Todo está bien. Por favor, cuiden de la librería”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.