Actualizado: 20/08/2019 5:32
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

República Checa

El Senado condena los crímenes del comunismo

Una resolución pidió a los partidos comunistas y postcomunistas reevaluar sus políticas y sus pasados.

Enviar Imprimir

"Los regímenes totalitarios comunistas que campearon en Europa del Este durante el siglo pasado, y los otros que todavía existen en otras partes del mundo, sin excepción, han quedado marcados como violadores masivos de los derechos humanos", afirma una resolución del Senado de la República Checa que a su vez respalda un documento similar recién refrendado por el Parlamento del Consejo de Europa.

El documento checo, aprobado este lunes en Praga sin votos en contra y con solo cuatro abstenciones, pide asimismo a los partidos comunistas y postcomunistas que hagan una revaloración de sus políticas y sus pasados y, si no desean hacerlo así, al menos marquen una fuerte distancia con los crímenes de los regímenes totalitarios.

En el caso de los partidos comunistas que existen actualmente en los ex países socialistas, el documento intenta conducirlos por una especie de camino hacia la reconciliación y, por otra parte, busca estimular a los historiadores para que estudien ese período.

El presidente del Senado checo, Premysl Sobotka, del Partido Democrático Cívico (centro derecha) destacó la importancia de la votación de esta resolución, que calificó como "un documento histórico necesario".

"Está claro que el pasado totalitario nos seguirá influenciando tanto tiempo como lo dejemos en la penumbra de los archivos, cajas de seguridad y escritorios", dijo a Encuentro en la Red el politólogo Pavel Zacek, investigador en el Instituto de Historia de la Academia de Ciencias Checa.

En su opinión "sólo cuando lleguemos a saber quién es quién (o era) y qué es qué (o era), llegaremos a ser libres". Y prosigue "entonces, a lo mejor, podemos comenzar la era del perdón. Pero para eso todavía queda por recorrer un largo camino".

Por su parte, los profesores Ivan Szeleyi, Don Treiman y Edmund Wnuk-Lipinski de la Academia de Ciencias de Polonia dijeron a este diario que aunque algunos comunistas de la antigua nomenclatura perdieron, la mayoría se convirtió en ganadora después de los cambios.

Uno de sus estudios recientes compara a 2.000 miembros de la antigua era comunista con las elites actuales en Hungría, Polonia y Rusia. El resultado demuestra que una mayoría de los ex comunistas conservan el reino del poder y que la clave del éxito estuvo en su militancia en el partido, que se convirtió en un "capital político" por medio del cual tuvieron acceso al "capital económico" durante el período de transición.

Sin embargo estos hombres, según acaba de publicar el Consejo Europeo, fueron "violadores masivos de los Derechos Humanos".

El Consejo declara que "una de las condiciones para que esos crímenes no se repitan pasa por ser conscientes de la historia".

Según datos de esa fuente, durante la era comunista en la Unión Soviética fueron asesinados unos 20 millones de personas por sus convicciones políticas, dos millones en Corea del Norte, otros dos millones en Camboya y, en Europa Central, los asesinados fueron más de un millón. La nota agrega que los comunistas chinos tienen el triste record de haber matado a 65 millones de personas por causas políticas.

El Partido Comunista Checo de Bohemia y Moravia (KSCM) se opuso a la resolución del Senado.

En los meses recientes, grupos anticomunistas extremistas llegaron a pedir la ilegalización del KSCM y recogieron más de 2.700 firmas.