Actualizado: 25/10/2021 18:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Bolivia

Evo Morales dice que su gobierno no expulsará a la DEA

El presidente boliviano anunció que se reunirá con el embajador estadounidense para limar asperezas.

Enviar Imprimir

El presidente boliviano, Evo Morales, declaró este jueves que no expulsará a la DEA de la principal zona cocalera de Bolivia y anunció que se reunirá el sábado con el embajador de Estados Unidos para aclarar la situación y limar asperezas, informó la AP.

La declaración del mandatario se conoció un día después de que cultivadores de coca amenazaran con expulsar a la oficina antidroga de Estados Unidos, lo que molestó a la embajada de Washington en La Paz.

"Nunca hemos hablado de expulsión. Respeto las declaraciones de mis compañeros (cocaleros), pero es importante mantener relaciones bilaterales y multilaterales en el marco de un respeto mutuo", declaró Morales en la ciudad de Santa Cruz.

"Pido disculpas", dijo Morales al referirse a su inasistencia a una reunión de coordinación con el embajador estadounidense, David Greenlee, debido a que se encontraba fuera de La Paz, visitando regiones castigadas por inundaciones.

La reunión fue suspendida por la embajada estadounidense en respuesta a los pedidos de los cocaleros. El encuentro se realizará el sábado, confirmó el propio mandatario.

El pedido de expulsión surgió en el octavo congreso de los cultivadores de coca del Chapare, que finalizó el martes con la ratificación de Evo Morales como líder del sector. El actual mandatario ejerce el cargo de presidente de los cocaleros desde 1996.

La embajada estadounidense pidió "claridad" al gobierno y reiteró su oposición a que los campesinos del Chapare mantengan 3.200 hectáreas de cocales.

"Hemos sostenido que toda la coca excedente que se produce en el Chapare va al narcotráfico", señaló en un comunicado la representación diplomática.

La legislación vigente obliga a erradicar los sembradíos de aquella región, pero los campesinos pretenden duplicar la superficie.

Según informes oficiales, en Bolivia hay 27.700 hectáreas de ese cultivo de las que 12.000 son legales y están destinadas a usos medicinales, alimenticios y rituales de amplia práctica en este país.

Asimismo, un comunicado del ministro de la Presidencia divulgado este jueves por la agencia estatal ABI señaló que el compromiso del gobierno es "aplicar los acuerdos internacionales suscritos en materia de lucha contra el narcotráfico".