Actualizado: 23/06/2024 21:59
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Elecciones, Hillary

Hillary y Bill Clinton: la derecha de EEUU y la batalla de los “trapos sucios”

Las supuestas interioridades de la familia Clinton continúan siendo un lucrativo negocio para cierta prensa y en general para las editoriales estadounidenses

Comentarios Enviar Imprimir

La publicación en los últimos meses de varios libros sensacionalistas sobre los Clinton agitaron la posible candidatura Hillary a las elecciones presidenciales de 2016, aunque su explosivo contenido no parece que vaya a hacer descarrilar las ambiciones políticas de la ex primera dama de Estados Unidos, según la Gaceta Mercantil.

Cuando pareciera que a estas alturas se debería ya saber todo sobre Hillary Clinton, los amoríos del presidente Bill Clinton y el vestido azul de Mónica Lewinsky, aparecen nuevos libros sobre esta pareja que a pesar de llevar casi 40 años en política sigue fascinando a los estadounidenses y levantando pasiones y odios a partes iguales.

El libro sensacionalista Blood Feud: The Clintons vs the Obamas (Feudo de sangre: los Clinton contra los Obama) de Edward Klein consiguió desbancar en la lista de libros más vendidos de The New York Times a Hard Choices (Decisiones difíciles), las memorias de Hillary Clinton sobre sus cuatro años como secretaria de Estado, publicadas en junio.

Klein asegura que los Clinton y los Obama se odian y que las dos parejas más poderosas de Estados Unidos tienen celos una de la otra.

A Michelle y su amiga Valerie Jarrett, consejera del presidente, les encanta, según Klein, criticar a la ex primera dama e incluso le pusieron un mote: “Hildebeest”, juego de palabras entre Hillary y “wildebeest”, que significa ñu, el antílope africano.

La prensa seria destrozó Feudo de sangre. The New York Times considera el libro de Klein “un recuento no autorizado y con escasas fuentes, lleno de pasajes inverosímiles, incluido un altercado físico entre Hillary Clinton y el presidente Obama”.

“No invento las cosas”, se defiende de las críticas Klein, autor de otros best sellers como The Amateur (El aficionado), sobre Obama, y The truth about Hillary (La verdad sobre Hillary), que vendió 200.000 copias. Klein asegura que su libro está basado en fuentes fiables que conocen bien a los Clinton.

Nick Merril, portavoz de Hillary Clinton, pospuso que alguien ponga a “Klein en un polígrafo y deje que la aguja sea la que hable en su nombre”.

Por otro lado, en Clinton, Inc: The Audacious Rebuilding of a Political Machine (Clinton, SA: La audaz reconstrucción de una maquinaria política), el periodista Daniel Harper cuenta que Mónica Lewinsky rechazó la oferta de hacer un anuncio de crema para café, después de que se supiera que se manchó su vestido azul con semen del presidente. También revela la carta que la periodista Bárbara Walters envió a la famosa becaria para conseguir entrevistarla en exclusiva.

Halper, periodista de la revista conservadora Weekly Standard, dice que cuando estaba en la universidad, Hillary fumaba mucha marihuana. Y asegura que la relación de Bill Clinton con Lewinsky amenazó la seguridad nacional cuando el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, intentó chantajearle con revelar el contenido de las cintas de sus conversaciones telefónicas con la becaria.

También se publicó que en 1999, un año después del escándalo de la becaria, Hillary le dijo a la periodista Lucinda Franks que la madre de Bill Clinton abusó de él y que esto condujo a la adicción al sexo del expresidente, según cuenta la periodista en su libro de memorias titulado Timeless: Love, Morgenthau and me (Eterno: amor, Morgenthau y yo)

Franks había entrevistado a la entonces primera dama, pero cuando publicó la entrevista en la revista Talk, no citó los abusos y se limitó a explicar la dura niñez que había tenido Bill Clinton. La periodista señala en sus memorias que Hillary nunca especificó a qué tipo de abusos se refería.

Por su parte, el tabloide sensacionalista National Examiner dice que el matrimonio entre el expresidente Clinton y la exsecretaria de Estado terminó en secreto, según el diario colombiano El Tiempo, que cita al periódico venezolano El Nacional.

En Estados Unidos, el periódico semanal National Examiner es un tabloide sensacionalista, que se vende en los supermercados y carece en absoluto de credibilidad.

De acuerdo al National Examiner, fuentes cercanas a la pareja aseguraron a la publicación que en la actualidad los Clinton llevan vidas completamente separadas, rara vez se encuentran bajo el mismo techo y muchas veces han pasado semanas sin verse.

La nota, firmada por Nancy Scott, asegura que lo único que mantiene unido al matrimonio es la posibilidad de que Hillary se convierta en la primera presidenta de los Estados Unidos, objetivo para el cual el exmandatario es su principal consejero y estratega.

“Como muchas parejas exitosas, los Clinton no sobreviven por nociones románticas o la vida familiar”, dijo una fuente a la revista que define la relación de los Clinton como un equipo más que como una pareja .

Semanas atrás, la revista Vanity Fair volvió a poner en el centro de la escena el escándalo que, a finales de los 90, involucró a la becaria Mónica Lewinsky con el exmandatario, con una entrevista en la que Lewinsky rompió el silencio.

El artículo de Vanity Fair coincidió con la publicación de Clinton Inc., en el que se reproducen supuestas conversaciones de alto voltaje entre Bill Clinton y la entonces becaria de la Casa Blanca.

National Examiner afirma que Hillary está tan enfadada ahora con su marido como lo estaba en 1998, cuando el affaire Lewinsky llegó a los medios del mundo. Sin embargo, la publicación sostiene que como los demócratas están entusiasmados con la idea de tener a la pareja otra vez en la Casa Blanca, Hillary entiende la conveniencia de tener a Bill de su lado.

Mientras los supuestos trapos sucios de los Clinton se airean en las librerías y los estanquillos de los supermercados, la exsecretaria de Estado dice que todavía no tomó una decisión sobre si se presentará como candidata a la presidencia en las elecciones de 2016.

“El trabajo de presidente es cada vez más difícil. Tengo que decidir si esto es lo que quiero hacer a estas alturas de mi vida... Es una decisión personal”, dijo en una entrevista reciente en la cadena de televisión estadounidense PBS.

Según afirmó, tomará la decisión después de que nazca su primer nieto. Chelsea Clinton y su marido Marc Mezvinsky esperan su primer hijo en los próximos meses.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.