Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

México

Miembros de la izquierda discrepan sobre la posición asumida por López Obrador

El fundador del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas, criticó la decisión del ex candidato de proclamarse 'presidente legítimo' del país.

Enviar Imprimir

La izquierda mexicana se debate en un dilema sobre su futuro ante el riesgo de que el capital político logrado en las pasadas elecciones —15 millones de votos— sea dilapidado por el afán de impedir la investidura del nuevo Gobierno, reportó EFE.

La controversia arrancó con las críticas del fundador del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Cuauhtémoc Cárdenas, contra Andrés Manuel López Obrador por proclamarse "presidente legítimo" en una asamblea popular.

López Obrador desconoce el fallo de las autoridades electorales que otorgaron el triunfo al derechista Felipe Calderón, del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), con una mínima ventaja de 0,56 puntos porcentuales.

El choque entre Cárdenas y López Obrador ha dividido a los analistas en dos bandos: los que auguran una división profunda de la izquierda y quienes minimizan los riesgos de una ruptura.

Octavio Rodríguez Araujo, investigador y profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y José Antonio Crespo, profesor e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), aseguraron a EFE que la posición de Cárdenas no tiene graves consecuencias, pues su influencia dentro del PRD se redujo en los últimos años.

Por el contrario, Roger Bartra, investigador y profesor de la UNAM, y Jorge Fernández Menéndez, escritor, periodista y analista político, dijeron que las críticas de Cárdenas son el inicio de un proceso de división interna que crecerá debido a la disconformidad con los métodos y decisiones de López Obrador.

Rodríguez Araujo, de izquierda socialista y ex asesor del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), explicó que el distanciamiento entre ambos comenzó a marcarse después de que Cárdenas se retirase de la contienda preelectoral sin dar un reconocimiento a López Obrador, y se acentuó durante la campaña.

"Cárdenas no acepta apoyar a López Obrador, pero sí el cargo que le ofreció el presidente Vicente Fox para encabezar los festejos del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución, lo que supone una deslealtad partidaria", señaló Rodríguez Araujo.

El analista negó que haya división en el PRD y dijo que Cárdenas ha jugado como un quintacolumnista, ya que cuando el Tribunal Electoral ratificó el triunfo de Calderón, Cárdenas lo reconoció y arremetió contra López Obrador.

Por su parte, José Antonio Crespo aseguró que la falta de apoyo de Cárdenas, así como el haber aceptado un cargo de Fox, sí pudo ser determinante en la derrota de López Obrador.

No obstante, minimizó la posibilidad de una fractura en el PRD, debido a que a su juicio son pocos los que acompañarían a Cárdenas a un nuevo partido.

Crespo aclaró que el reto actual de la izquierda es armonizar el movimiento social que surgió durante la campaña electoral con el trabajo de los legisladores del PRD y evitar que entren en contradicción.

A su vez, el politólogo Roger Bartra, quien fue ideólogo del Partido Comunista Mexicano, aseguró que el PRD y la izquierda se encuentran muy divididos debido a que se han acentuado las diferencias entre las tendencias democráticas y las demás.

Bartra convocó a recuperar los principios democráticos y socialistas para anteponerlos a la amenaza de una quiebra y retroceso político.

Para el analista, actualmente el PRD se debate entre ser rebasado por un movimiento social o mantener las instancias partidistas de operación política.

Finalmente, a juicio de Jorge Fernández Menéndez, López Obrador ha dividido a la izquierda por su decisión de proclamarse "presidente legítimo" y por el rechazo a las instituciones y la legalidad.

Fernández auguró que López Obrador no es de izquierda y tendrá un futuro previsiblemente similar al del "subcomandante zapatista Marcos" debido a sus posiciones irreductibles.

Añadió que el PRD debe volver a sus principios de izquierda con un proyecto de libertades individuales y con propuestas de políticas públicas, que se acerquen a las izquierdas del mundo, como la socialdemocracia europea.