Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

México

Calderón es presidente electo, pero López Obrador se niega a reconocerlo

El Tribunal Electoral consideró que la mayoría de las irregularidades alegadas por el izquierdista no fueron demostradas y las registradas no afectaron el proceso.

Enviar Imprimir

El Tribunal Federal Electoral de México validó el martes los comicios del 2 de julio y declaró presidente electo al conservador Felipe Calderón, quien a pesar de extender la mano a sus adversarios y comprometerse a incluir algunas de sus propuestas en el programa de gobierno, recibió el rechazo inmediato de su rival izquierdista, Andrés Manuel López Obrador.

Según la AP, los magistrados validaron el cómputo final que dio el triunfo a Calderón con 14.916.927 votos y dejó en segundo lugar a López Obrador, con 14.683.096. La diferencia fue de apenas 233.831 votos.

"Los mexicanos podemos pensar diferente, pero no somos enemigos", dijo Calderón, del oficialista Partido Acción Nacional (PAN), y llamó a todas las fuerzas políticas a trabajar unidas por México.

Consideró que "las diferencias políticas, la confrontación de proyectos fueron parte de la campaña y han quedado atrás", y hoy se debe pensar en "pasar de la polémica a la cooperación democrática, a la construcción de una agenda y proyecto común".

Casi de manera simultánea, López Obrador, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se negó a aceptar el fallo del tribunal y llamó a conformar un gobierno paralelo.

"Expreso mi decisión de rechazar el fallo del Tribunal del Poder Judicial de la Federación y desconozco a quien pretende ostentarse como titular del Poder Ejecutivo federal sin tener una representación legítima y democrática", dijo el izquierdista desde la plaza capitalina del Zócalo.

El presidente Vicente Fox, que entregará el poder a Calderón el próximo 1 de diciembre, llamó a todos los candidatos que contendieron en el proceso electoral a sumarse a "un diálogo nacional" para superar las diferencias y "construir una nueva etapa en la historia" de México.

El mandatario, quien rechazó haberse alejado de la legalidad en el proceso electoral apoyando a su correligionario de partido como sugirió el tribunal, felicitó a Calderón por el triunfo y dijo que su administración colaborará con el mandatario electo en la transición de gobierno, que probablemente comience este miércoles.

Al pronunciar un discurso en la sede de su partido, Calderón anunció que al gobernar se concentrará en tres compromisos principales: combatir la pobreza, reforzar la seguridad pública y generar empleos.

Tras confirmarse su victoria, el presidente electo comenzó a recibir felicitaciones de gobiernos extranjeros y organismos internacionales.

Los siete magistrados del Tribunal Electoral aprobaron por unanimidad un dictamen que señaló que la mayoría de las irregularidades alegadas por el izquierdista Andrés Manuel López Obrador no fueron demostradas y las que sí se registraron no afectaron el proceso electoral en su conjunto.

"Ojalá que cerremos este proceso electoral olvidándonos de las confrontaciones", dijo el presidente del tribunal, Leonel Castillo, mientras afuera de la sede del órgano judicial seguidores del izquierdista lamentaban la resolución entre gritos de "¡fraude!".

Con este fallo, que es inapelable, Calderón será presidente para el periodo 2006-2012 y el PAN estará por segunda vez consecutiva en el poder tras haber llegado a la presidencia en el 2000, luego de derrotar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó por 71 años continuos.

El dictamen fue aprobado en una sesión cercana a las cuatro horas, durante la cual se desglosaron y analizaron una a una las quejas del PRD que había denunciado condiciones de iniquidad en la campaña previa a los comicios y un fraude el día de la jornada, por lo que pedía al tribunal no declarar válida la elección y anular la votación.

"En la gran mayoría de los casos (las irregularidades) no quedaron demostradas ante la insuficiencia de elementos", señalaron los magistrados en el texto.

"No se desconoce que en algunos casos fueron situaciones importantes, pero gracias a las medidas preventivas pudieron detenerse sus efectos para impedir que fueran determinantes" en el resultado de la elección, añadieron.

El PRD dijo en su demanda que no se cumplieron los principios de imparcialidad, objetividad, legalidad, certeza e independencia que la Constitución señala deben primar en los comicios, y como ejemplo mencionó el uso de propaganda negativa y la supuesta intervención ilegal de Fox.

Pero el tribunal señaló que la sola existencia de propaganda negativa, como la comparación que se hizo de López Obrador con el presidente venezolano Hugo Chávez, era insuficiente para concluir que se afectó la libertad del voto.

Subrayó que ningún partido puede invocar ese tipo de spots para pedir que se anule la elección, como hizo el PRD, cuando el mismo partido del izquierdista los utilizó en su momento en contra de sus adversarios.

La sentencia también señaló que las declaraciones de Fox a favor de Calderón durante la campaña presidencial "se constituyeron en un riesgo para la validez de los comicios", pero que sus efectos fueron neutralizados con medidas adoptadas por las autoridades electorales.

"La presidencia de la República ha actuado en todo momento con estricto apego a la ley", respondió Fox en su mensaje televisado del martes, en aparente alusión a los señalamientos del órgano judicial.

El presidente del tribunal confió en que por "más enervados" que se hayan visto los ánimos, la calma llegue a México.