Actualizado: 02/08/2021 20:25
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Internacionales

Richardson busca convencer a Cuba de que sería un buen paso liberar a Gross

“No está claro que lo vaya a conseguir”, dijo el gobernador de Nuevo México

Comentarios Enviar Imprimir

El gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, se entrevistó con funcionarios cubanos ante quienes intercedió por un contratista estadounidense detenido en Cuba bajo investigación por espionaje.

“Considero que la liberación de Alan Gross puede ser un gesto muy positivo”, dijo Richardson durante una conferencia de prensa el jueves. El Gobernador viajó a la Isla para promover negocios.

“Quizá (Gross) cometió errores… (pero) según los funcionarios cubanos dicen, esto es un proceso legal muy sensible que se viene investigando”, agregó.

Las autoridades cubanas arrestaron en diciembre de 2009 a Gross, empleado de la firma DAI de Bethesda, Maryland. Aseguraron que se trataba de un agente de inteligencia enviado desde el vecino país para sabotear a la revolución.

La compañía para la cual trabaja Gross recibió de Washington, en específico de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), $4,5 millones, y esperaba obtener $2,5 millones más, para desarrollar programas de apoyo a la democracia y la sociedad civil en la Isla.

El Departamento de Estado confirmó esta semana que le había pedido al Gobernador que intercediera por Gross durante su misión comercial a Cuba.

Richardson indicó que se reunió antes de su viaje con la esposa del norteamericano y su abogado, pero que sus gestiones no son oficiales porque no es enviado o negociador.

En una entrevista telefónica con la cadena CNN desde la capital cubana, Richardson dijo que trabajará “muy duro” el jueves, última jornada de su visita, para lograr la liberación de Gross, que fue detenido el 4 de diciembre y al que el Gobierno cubano acusa, sin haber presentado cargos contra él, de espionaje.

“No está claro que lo vaya a conseguir”, dijo, no obstante, Richardson, quien se reunió en 1996 con Fidel Castro para negociar la liberación de tres presos políticos.

Richardson dijo que en esta ocasión “no hay planes” para reunirse con Fidel Castro, pero reveló que se entrevistó con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, “lo que es a un nivel bastante alto” para presionar a favor de la liberación de Gross, recordó.

Lo que intenta hacer el Gobernador de Nuevo México es explicar al Gobierno cubano las ventajas que llevaría consigo la liberación.

“Lo que estoy tratando de hacer es convencer (al liderazgo cubano) de que se trataría de otro buen paso hacia adelante” para mejorar las relaciones entre los dos países, indicó.

“Se trata de una persona que es muy importante para mucha gente en EEUU”, subrayó.

Cuba le ha dicho a Richardson que Gross se encuentra en un hospital de La Habana y que recibe un “buen tratamiento” médico.

“Mi objetivo será intentar sacarle” de Cuba, insistió Richardson. “No sé si podré hacerlo (...) pero todavía tenemos 24 horas por delante, así que no he perdido aún toda la esperanza”, añadió.

Señaló que pese a las tensas relaciones bilaterales “hay una atmósfera muy positiva entre Cuba y Estados Unidos”, e indicó que se debe en parte a un acuerdo del Gobierno de la Isla con la Iglesia de liberar a 52 presos políticos, de los cuales 32 ya viajaron a España.

“La atmósfera que veo ahora de la relación entre Estados Unidos y Cuba es la mejor que he visto en años”, afirmó Richardson en rueda de prensa, y recordó que las relaciones entre los dos países “siempre se mueven en pasos pequeños”.

Indicó que ambos países merecen “crédito” por haber dado “pasos positivos”, como la liberación de algunos presos políticos en el caso de Cuba, y la “potencial expansión de las oportunidades de viaje” a la Isla.

Consideró que la administración del presidente Barack Obama debería flexibilizar o levantar la prohibición de viajes de estadounidenses a Cuba para fomentar los intercambios entre las personas de ambos países.

Estados Unidos y Cuba no tienen relaciones diplomáticas y Washington aplicó sanciones a la Isla desde la década de los 60.

El Gobernador, que comenzó su agenda en La Habana el lunes y regresa a su país el viernes, indicó que, además de sus reuniones empresariales con la firma de compra de alimentos ALIMPORT, se entrevistó con el canciller Bruno Rodríguez y el viceministro Dagoberto Rodríguez.

Según dijo, tras esos encuentros su impresión es que Cuba aceptará una “propuesta de expansión de viajes”.

En 2009 Cuba compró a productores de alimentos estadounidenses artículos por $729 millones, con una caída del 30 por ciento en relación con el año previo.

La venta de alimentos fue excluida de las sanciones por parte de Estados Unidos a comienzos de la década, pero aun así las autoridades obligan a Cuba a pagar al contado.

Richardson afirmó el jueves que está tratando de convencer a La Habana de que la liberación del contratista estadounidense Alan Gross sería “otro buen paso” para mejorar las relaciones con Estados Unidos.

“Sabremos probablemente más al final del día”, agregó.

Gross, de 60 años y que era subcontratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), distribuía computadores portátiles, teléfonos móviles de comunicación vía satélite y otros equipos tecnológicos en la Isla.

El Gobernador demócrata reiteró, al igual que ya lo hiciera el martes en una entrevista con la cadena MSNBC, “que durante el último año las relaciones han mejorado con Cuba”.

Richardson afirmó que percibe un “mejor ambiente” después de la liberación, hasta ahora, de 26 de presos políticos.

El Gobierno de La Habana próximamente habrá puesto en libertad a 32 presos políticos, de un total de 56 anunciados en julio, que son los que quedaban en prisión del Grupo de 75 opositores detenidos en la llamada Primavera Negra de 2003.

La Administración estadounidense, por su parte, está “evaluando relajar las restricciones de viajes” académicos, religiosos y culturales a la Isla, y “eso ayuda”, señaló el Gobernador.

“Mi argumento es que, en general, la relación entre EEUU y Cuba parece ser un poco mejor”, aseguró.

“Siempre son pasos pequeños cuando mejoras las relaciones con Cuba y si nos centramos en estos temas humanitarios, como la liberación de Alan Gross, como los de esos otros disidentes cubanos, entonces estamos avanzando ligeramente”, señaló Richardson, quien resaltó que una flexibilización de los viajes religiosos y académicos también mejoraría el ambiente.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.