Actualizado: 14/12/2018 10:23
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Hope Hicks, EEUU, Trump

Trump se queda sin Hope

El anuncio de la partida de Hope Hicks ocurre un día después de que afirmara en el Congreso que trabajar para Trump requería decir ciertas mentiras y se negara a responder preguntas

Comentarios Enviar Imprimir

Hope Hicks, la directora de Comunicación de la Casa Blanca renunciará en las próximas semanas, indicaron el miércoles desde la presidencia varios medios. La joven de 29 años ha acompañado a Donald Trump desde tiempos de la campaña, informa Univisión Noticias.

Con su renuncia, Hicks se transformará en la cuarta persona en el área de comunicación de la presidencia en dejar su cargo en poco más de un año de esta administración.

Mediante un comunicado emitido por la Casa Blanca, Hicks expresó gratitud al presidente. “No hay palabras para expresar adecuadamente mi gratitud al presidente Trump. Le deseo a él y a su administración lo mejor ya que él continúa liderando a nuestro país”.

El presidente aseguró también en un comunicado que “Hope es sobresaliente y que ha hecho un gran trabajo en los últimos tres años”. La calificó como una mujer “inteligente” y “gran persona”. “Cuando se me acercó para decirme que tenía otras oportunidades, la entendí totalmente. Sé que trabajaremos juntos en el futuro”, dijo el mandatario.

Según la agencia Reuters, la portavoz presidencial Sarah Huckabee Sanders dijo a los periodistas que la fecha para la partida de Hicks aún no estaba estipulada y agregó que su partida no estaba relacionada con su testimonio ante el Comité del Inteligencia de la Cámara Baja del martes, vinculado a la investigación que ese cuerpo lleva sobre la intromisión rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

Además de esta aclaración de la Casa Blanca, el periódico The New York Times indicó que Hicks dijo a ayudantes de la presidencia que ha estado considerando la decisión de su renuncia desde hace meses.

Más allá de estas aclaraciones, el momento de la salida de Hicks llama la atención a muchos. Precisamente el martes, en la víspera de la noticia de su dimisión, la joven estuvo sometida a un interrogatorio de casi ocho horas en los que dijo que bajo instrucciones de la Casa Blanca se negaba a responder preguntas relacionadas con el período de transición entre la elección y la toma de posesión de Trump, así como asuntos de “el ala oeste”.

En ese testimonio a puertas cerradas, Hicks les dijo a los investigadores que su trabajo para Donald Trump de vez en cuando requería que ella dijera “mentiras blancas”, según indicó The New York Times, comentario que pudo haber tenido no muy buena recepción en la Casa Blanca.

Antes de eso, a principios de febrero, Hicks se vio salpicada por el escándalo de denuncias por violencia doméstica que llevaron a la renuncia del exsecretario de gabinete de la Casa Blanca, Rob Porter, mano derecha de Kelly. Se reportó que, en ese momento, Hicks y Porter estaban en una relación.

Según reportes, Hicks participó en la redacción de la respuesta inicial que dio Kelly en la que defendió la “integridad” y el “honor” de Porter frente a las serias denuncias que las dos exesposas de Porter hicieron sobre supuestos maltratos físicos y emocionales.

Ambas mujeres habían sido interrogadas por el FBI cuando revisaban los antecedentes de Porter, por lo que se deduce que en la Casa Blanca se sabía de este presunto pasado violento del alto asesor y, aun así, le permitieron operara con un permiso de seguridad temporal.

Esta situación desbordó a la Casa Blanca y horas después de defender a Porter, desde Kelly hasta el vocero Raj Shah, salieron a dar declaraciones condenando la violencia doméstica intentando desandar los pasos de la respuesta inicial de Kelly.

En diciembre del pasado año, el FBI advirtió a Hicks sobre mensajes que desde comienzos de ese año estaba recibiendo de operativos rusos, según informó en su momento The New York Times.

El intento por parte de Moscú mostraba que incluso después de que las agencias de inteligencia estadounidenses habían acusado públicamente a Moscú de tratar de interferir en el resultado de las elecciones presidenciales, los operativos rusos continuaban sin inmutarse en su empeño de establecer contacto con funcionarios de la administración Trump. La información del diario agregaba de que no existían pruebas de que Hicks hubiera hecho algo inapropiado. Sin embargo, tanto las agencias de inteligencias como las de cumplimiento de la ley se mostraban alarmados por los emails introductorios recibidos de funcionarios del Gobierno ruso

La reunión con miembros del FBI había ido mucho más allá de los encuentros rutinarios que los funcionarios de alto rango recibían tras ocupar sus nuevos cargos, añadía el diario.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.